Increíble!Controversial

Publicado 2016-02-26
0 Comentario

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México

El metro de la Ciudad de México se inauguró en 4 de septiembre en el 69. Estuvieron construyéndolo 2 años, acabó siendo el metro más moderno y más largo del mundo. A medida que iba pasando el tiempo, se iban añadiendo nuevas líneas que conectaban la mayor parte de la capital. Sin embargo, al poco tiempo de estar funcionando, el metro se convirtió en el escenario de numerosos casos sangrientos. Todo comenzó con varios casos de suicidios, personas que querían quitarse la vida se lanzaban a las vías del tren en el momento justo para despedirse de este mundo. Esto es algo que a día de hoy, sigue pasando.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 1

Otro de los grandes problemas fueron la cantidad de accidentes que acabaron con la vida de un número significativo de personas. Mucha gente cruzaba de andén a andén a través de las vías tuvieron la mala suerte de cruzar justo cuando el tren pasaba. Algunas de estas personas se caían por accidente y otras simplemente por llegar al otro andén por diversos motivos.

Un trabajador tocó por accidente la línea central y a causa de la electricidad, murió electrocutado.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 2

También un accidente en el que un tren en movimiento chocó con otro que se encontraba estacionado, lo que ocasionó 27 muertos y varios heridos. A consecuencia de ello, se propuso un sistema de piloto automático, que fue aprobado por mayoría. También se aprobó más puestos de mando central y semáforos para poder controlar la velocidad de los trenes y la posición de ellos mismos en el sistema. Además se añadió una caja negra para cada tren para tener registrado cualquier accidente.

Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 3

El metro de la capital de México ha sufrido un constante ataque vandálico. Desde pintar el interior de los trenes con botes de pintura hasta rayar vidrios con piedras. Los robos a altas horas de la noche eran muy comunes, además de los casos de acoso de género que muchas pasajeras han sufrido. Esto causó que los hombres y las mujeres viajaran en diferentes vagones durante la década de los 90. El sobrecupo también causó numerosos conflictos, sobre todo en ciertas franjas horarias en las que el metro era más utilizado.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 4

Otro dato muy curioso fueron la cantidad de amenazas de bomba en las cuáles siempre se encontraban bolsas, mochilas, maletas o paquetes sospechosos. Pero todas ellas eran amenazas falsas, cuando se examinaban estos posibles paquetes, estaban llenos de ropa, relojes despertadores o periódicos. En uno de los casos alguien abandonó una mochila en la que contenía un feto.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 5

Durante los 80 fue cuando la violencia alcanzó su primera víctima. Un hombre frecuentaba los andenes de diferentes estaciones, se colocaba justo detrás de personas que estaban bastante cerca de las vías del tren. Actuaba normal, hasta que llegaba el tren y con un fuerte empujón, lanzaba a las personas a las vías para que el tren acabara con sus vidas. Después salía tranquilamente como si no fuera con él, y aprovechando el caos de la situación y la confusión pasaba desapercibido.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 6

Tras varios casos iguales, las autoridades aconsejaron a las personas colocarse a una distancia considerable del borde de las vías, y que sólo cuando el tren llegara, se acercaran a la vía. Pese a los consejos, muy pocas personas lo hacían y el homicida siguió con su modus operandi. Pero todo acabó cuando se puso un sistema de vigilancia en las estaciones, este hombre dejó de ir a las estaciones. Desgraciadamente no se pudo averiguar la identidad de este hombre, pero casi 12 personas murieron a manos de él.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 7

Ernesto Cruz Jiménez era un policía judicial que era víctima de una profunda y grave depresión, dando varios signos de inestabilidad emocional. El 28 de septiembre de 1995, al rededor de las 5:30, entró en una estación y se subió a un tren. Cuando el tren arrancó, Ernesto sacó su pistola, era una Browning de 9 milímetros. La gente se asustó al ver el arma, pero no pudieron hacer casi anda para pararle, Ernesto abrió fuego contra todo el mundo que se encontraba en ese vagón. 2 personas murieron y 5 quedaron gravemente heridas. Tras este caso, se instalaron arcos detectores de metales en el Metro.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 8

En el año 2000, otro asesino comenzó a frecuentar por los andenes. Cuando este llegaba al Metro Miguel Ángel de Quevedo, arrojaba ácido al rostro de las personas y huía. Esto lo hizo en 3 ocasiones y no volvió a saberse más de él. No se logró identificarle y una de sus víctimas acabó muriendo.

Haz click en "Siguiente página" para ver el sorprendente caso de Josmar y Luis Felipe. Todo lo que hicieron fue en nombre de Dios.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 9

El 9 de septiembre de 2009, un hombre llamado José Mar Flores Pereyra, alias “Josmar”, era un predicador evangélico boliviano de 44 años. Secuestró en Cancún un avión y obligó a que aterrizara en Ciudad de México. Su propósito era dar a conocer un mensaje de Dios bajo la amenaza de que si no se hacía, detonaría una bomba que él llevaba consigo en el pecho. Gritaba “Somos 4 los que estamos aquí” mientras se paseaba por el pasillo del avión con una Biblia. Los 4 a los que él se refería eran Dios Padre, Dios Hijo, el Espíritu Santo y él.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 10

Tras horas de tensión, y los pasajeros ya a salvo, agentes especiales entraron y consiguieron someterle. La supuesta bomba que llevaba eran dos latas de jugo rellenas de tierra y algunos cables rojos. El mensaje que quería era que un terremoto destruiría la Ciudad de México y que en 2010 se colapsaría toda México.

Luis Felipe Hernández Castillo vió todo lo ocurrido por la televisión y rápidamente hizo la maleta y se dirigió a la capital con 5000 pesos. Durante unos cuantos día, se dedicó a escribir mensajes en contra del gobierno en cabinas telefónicas y en paradas de autobuses.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 11

El viernes 18 de septiembre de 2009, entró en la estación del Metro Bladeras. Pese a ver al guardia de seguridad, no le importó ya que tenía una misión que cumplir. Mientras estaba rayando la pared para dejar uno de sus mensajes en contra del gobierno, se le acercó un agente de polícia para llamarle la atención por lo que estaba haciendo. Para su sorpresa, Luis Felipe sacó su arma y le apuntó, el agente no estaba armado y ante la sorpresiva respuesta de Luis Felipe gritó “¡Tranquilo, qué te pasa!”. Pero Luis Felipe seguía apuntándole, y el agente intentó huir pero no sirvió de nada, mientras se estaba alejando Luis Felipe le disparó por la espalda acabando con su vida.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 12

Justo en ese momento, se abrieron las puertas de los vagones del tren y un hombre llamado Esteban Robles que venía del trabajo se abalanzó sobre Luis Felipe intentando reducirle. Pero Luis Felipe consiguió quitárselo de encima y le disparó. Esteban aún estando herido, seguía intentando parar a Luis Felipe pero al final este le disparó a la cabeza y lo abatió.

Esto causó el caos total y la gente alborotada pisaban a los que se habían caído mientras huían del lugar también.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 13

Luis Felipe se metió en uno de los vagones, y comenzó a hablarles de Cristo, de lo bueno que era y de sus enseñanzas y de los desastres que pronto ocurrirían en Ciudad de México. Aún así la gente estaba realmente aterrorizada y él les dijo “¡No se asusten, no tienen nada que temer de mí!”. Habló también acerca de que el gobierno estaba en contra del pueblo y afirmó que él era un enviado de Dios. Luis Felipe salió del vagón para recoger su mochila y cargar su arma con más balas.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 14

Luis Felipe sabía de la llegada de los agentes especiales, por lo que les recibió a balazos. Ellos contestaron de la misma manera. Esperaron a que a Luis Felipe se le acabaran las balas y fueron a por él. Uno de los agentes le disparó en el hombro y junto a otros agentes consiguieron someterle. Esta noticia dió la vuelta al mundo y el video de seguridad con las escenas del ataque fue visto en todas los noticiarios de todos los países. En el ataque 7 personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, dos murieron.

Los casos de asesinato del metro de la Ciudad de México 15
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Sujeto empuja a mujer a vías del Metro y le provoca la muerte…
Síguenos