Consejos

Publicado 2016-03-03
0 Comentario

Cómo cortar una cuerda gruesa sin utilizar tijeras, ¡muy sencillo!

Si hay algo que es cierto y que todos nosotros sabemos es que un buen trozo de cuerda siempre puede resultar útil. Pero, ¿si disponemos de la cuerda pero no tenemos ninguna manera de cortarla? Afortunadamente, hay una buena manera de cortar siempre cualquier longitud de cuerda de cualquier espesor, y todo lo que necesitamos es usar la cuerda en sí. Eche un vistazo a la explicación de a continuación y observe por sí mismo lo que simple que es el truco que les propondremos, y si alguno de ustedes es explorador o marino, ¡probablemente encontrará que este truco es mejor tenerlo en la manga!

Cuando disponemos de una cuerda de cualquier grosor que nos interesa cortar pero es demasiado gruesa para cortarla con nuestras manos y en ese momento no disponemos de tijeras (por cualquier razón), podemos realizar una serie de pasos que no nos llevaran más de un par de minutos y nos servirá para cortar la cuerda en la medida que nos interese. Lo primero que hay que hacer es coger la cuerda, extenderla, y con la ayuda de un metro, sabiendo la medida en centímetros que queremos cortar, poner un marca con un rotulador de color para saber la medida exacta a cortar.

A continuación, con la ayuda de sus zapatos, pisaremos un extremo de la cuerda, dejando la marca pintada de la misma entre nuestros dos zapatos, en la parte más elevada, tal y como lo muestra el siguiente gif. Esto servirá de ayuda para el siguiente paso, que será poder cortar la cuerda con mucha facilidad, teniendo el resto de la cuerda en el extremo del otro zapatos. Es muy simple, lo único que tiene que hacer, es que coger la cuerda restante, pasarla por debajo de la marca pintada en la cuerda y comenzar a frotar de arriba a abajo, para que con la fricción, la cuerda se corte de forma perfecta.

En algunos segundos después de frotar, debería estar la cuerda cortada en dos partes sin ningún problema. Como podrá observar, también funciona con cuerdas de mayor grosor. A veces, uno de los extremos puedes desmembrarse, quedando la punta de la cuerda deshilachada. Esto no es un problema, puesto que lo único que habría que hacer sería volver a enrollar toda la cuerda de nuevo. Incluso, si lo desea, no necesariamente tiene que cortar una cuerda con la misma cuerda, sino que puede cortar una cuerda de un grosor determinado con una cuerda de menor grosor sin que se rompa.

Como ven, algunos trucos, aunque bastante sencillos y a veces no podemos encontrar la importancia que realmente puede tener, hay que admitir que un truco tan básico siempre puede venir bien, cuando no tengas a mano unas tijeras y sea imprescindible cortar una cuerda para cualquier cosa. Esperemos que le haya gustado el artículo y que haya disfrutado viéndolo. ¡No olvide compartir este truco con sus familiares y amigos!
Fuente: Giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Los antojos más extraordinarios de las embarazadas
Síguenos