Increíble!ConsejosComida

Publicado 2016-03-03
1 Comentario

Parece un esponja normal, pero cuando mamá la corta por la mitad… ¡Asombroso!

A cada uno le gusta recibir postales bonitas y pasteles cuando es el cumpleaños de uno. ¿Pero y si combinamos las dos cosas? Este artículo te va a enseñar como llevar el tema de los regalos de cumpleaños a otro nivel. Además, es un regalo directo del corazón y hecho a mano. Mira cómo lo hace Jenny, la mamá que se esconde detrás del canal de Youtube “Show Me Cute”. Os mostrará cómo cambiar una esponja en un trozo de pastel adorable que puedes enviar a tus seres más queridos por regalo de cumpleaños.

Parece un esponja normal, pero cuando mamá la corta por la mitad… ¡Asombroso! 1

Para crear esta carta de felicitación en forma de pastel, necesitarás nada más que cinco “ingredientes”: una esponja grande, pintura en aerosol, calafateado, adhesivo en spray y papel grueso. Enviar el regalo por correo te costará un poco, pero alegrar la cara de los más queridos con este tipo de regalo merece el esfuerzo y el coste.

“Ahora puedes sorprender a tus amigos, a la familia y probablemente al cartero también con esta carta tridimensional, que puedes enviar por correo, camuflada ingeniosamente de pastel” comenta Jenny.
Para ver los pasos que hay que tomar, lee nuestro artículo y sorprende a tus más queridos.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

Parece un esponja normal, pero cuando mamá la corta por la mitad… ¡Asombroso! 3

¿Tienes ya listos todos los materiales? Bien, entonces sigue nuestros pasos y las sugerencias de Jenny para un pastel perfecto. En primer lugar toma la regla y señala con un rotulador la forma de tu pastel. Las líneas diagonales serán lo más difícil, pero con una pequeña ayuda en el gif de abajo, seguro que lo lograrás. Cuando ya lo tengas marcado, córtalo por el borde que has marcado.

Ahora traza dos líneas finas en medio de tu esponja. Delicadamente, corta un poco del fondo, es ahí donde aparecerá una capa de masa de tu pastel. Primero, corta con una cuchilla bien afilada por las líneas que trazaste, luego estruja los bordes y corta la parte que sobresale con un par de tijeras.

Ahora haz uso de las pinturas en aerosol y pinta tu pastel conforme quieres que quede su color. Jenny ha optado por el rosa, al ser uno de los colores más naturales para un pastel de cumpleaños.

Parece un esponja normal, pero cuando mamá la corta por la mitad… ¡Asombroso! 6

A continuación, mide la base de tu pastel y córtala de un trozo de papel duro. Al fin y al cabo, el pastel tiene que reposar sobre algo, ¿no es así? Una vez terminado, pega el pastel a la base de papel con adhesivo en spray.

Parece un esponja normal, pero cuando mamá la corta por la mitad… ¡Asombroso! 7

Ahora es el tiempo oportuno para decorar el pastel con nata. Y eso que esto ya tiene pinta muy buena, ¡Mniam! Primero rellena el orificio que hiciste en medio del pastel. Ayúdate con un cuchillo para colocar bien la nata de calafateado.

A continuación, decora el borde, haciendo “puntitos” de nata. Cuando ya tengas todo preparado, haz una vez más uso del cuchillo o la espátula para un efecto perfecto.

El toque final - chipitas. ¡Esparce unas cuantas sobre la nata y ya está! Tienes un trozo bien grande de pastel con sabor a esponja con calafateado… ¡uy, perdón! ¡A fresa con nata, por supuesto!
¡Ah, Sí! Aunque el pastel parece delicioso, te recordamos que NO es un producto que se puede comer.
Fuente: Youtube / Giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Las mejores apariciones de Stan Lee en el cine
Síguenos