Peinados

Publicado 2016-03-08
0 Comentario

12 problemas de las morenas que las rubias jamás entenderán

Esta es la lista de los problemas con los que sólo las morenas pueden identificarse. Si eres poseedora de un cabello negro, seguramente has pasado por las siguientes situaciones miles de veces y, aunque ames tu pelo oscuro, tienes que admitir que hay momentos en tu vida en los que piensas que todo sería más fácil si tuvieras el pelo rubio.

Si eres rubia y de vez en cuando envidias a tus amigas morenas, lee este artículo que a lo mejor te hará renunciar a tus sueños de tener el pelo negro. Pues resulta que la vida de una morena no es tan fácil y bella como te imaginas. Hay un montón de problemas con los que una mujer con el cabello negro tiene que enfrentarse día a día y algunos de ellos sí son realmente muy frustrantes.

12 problemas de las morenas que las rubias jamás entenderán 1

1. Cuando tienes que decidir si quieres mostrar tu cara o tu pelo
Hay momentos muy incómodos que te obligan a decidir si más vale que se vea tu rosto o tu cabello. A menudo es difícil tomar una buena decisión. Si eliges la cara, desafortunadamente tu pelo se verá peor en la foto y si quieres exponer el pelo, la cara no se verá bien. Qué fastidio, ¿eh?

2. Cuando nadie quiere creerte que tú también estás en la foto...
¿Te sientas para ver unas fotos antiguas tuyas y frecuentemente te topas con algo así? Por culpa de tu pelo negro, prácticamente en todas las fotos de noche, tu cabeza "desaparece" o sales como si estuvieras calva porque tu pelo no se ve en la oscuridad, sólo tu rostro.

Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

3. Tardas media hora haciéndote una trenza que iba a ser bonita, pero finalmente casi no nota...
Esto es tremendo, ya que el tiempo es oro y gastarlo en vano siempre es frustrante. A nadie le gusta llevar horas peinándose y que el resultado final no sea como esperábamos. Desde luego, las morenas con trenzas se ven hermosas, pero a menudo las rubias con el mismo peinado logran un efecto mejor, gracias a sus tonos claros.

4. Cuando llega el verano y hay que deshacerse del vello indeseable...
Antes de que se te ocurra ponerte bikini o pantalones cortos, tienes que pasar por esto. ¿Te parece divertida la imagen de abajo? ¡No, no es ninguna exageración, simplemente así es la vida de una mujer morena! Si eres una de ellas, seguramente sabes de qué estoy hablando.

5. ¡Cada pelo canoso es visible!
Es triste, pero verdadero. Cuando aparece la primera cana, si eres rubia, puede que ni siquiera te des cuenta de eso. Pero si tienes el pelo negro, eres capaz de percibir ese hilo gris inmediatamente. Esconder una cana es difícil (¡para no decir imposible!), porque se distingue mucho del resto de tu cabello. A veces, cuando ya se tienen muchas canas, lo único que puedes hacer es tenirte el pelo.

6. Una máscara de color no funciona en tu caso.
¿Te has comprado una máscara de color? ¿Se te ha olvidado de que esas cosas no funcionan bien en las morenas? Probablemente no eres la única persona que quisiera poder utilizar un rímel de color, pero como tus pestañas son completamente negras, no lograrás un buen efecto (si es que logras alguno...)

7. Una nunca sabe con qué color terminará...
Tenirse el cabello puede ser difícil, pero si eres rubia, mejor no te quejes porque no sabes lo complicado que sería si tuvieras el pelo negro. Incluso cuando te lo pintas de color muy intenso, nunca puedes estar segura qué resultado final obtendrás.[/b]

8. Tus amigas rubias van al mismo peluquero que tú, sin embargo el resultado final es distinto.
Cuando quedas con tu amiga que naturalmente tiene el pelo claro y que le acaban de hacer el mismo tratamiento de belleza que a ti, ves que ella y tú obtuvieron dos resultados diferentes.

9. ¡Pintarse las raices es una pesadilla!
Hay que hacerlo muy a menudo porque el pelo crece rápido, ¡y se la diferencia se nota muchísimo! Mientras si eres rubia, las raices no se ven tanto y puedes pintarlos sólo de vez en cuando.

10. Volver a tu tono natural es súper difícil.
¿Te pintaste el pelo, pero ya estás aburrida de ese color y quieres regresar a tu tono natural? Pues ¡Buena suerte!

11. Después de usar el champú seco te ves como una abuela.
Este es otro problema que parece absurdo, aunque no lo es. Te levantas por la mañana, tienes prisa, pero anoche olvidaste lavarte el pelo y ahora no se ve muy bien. ¿Qué haces? Aplicas champú en seco. ¿Y qué pasa? En un primer instante te ves como una anciana, ya que tu pelo está todo cubierto de polvo blanco. Tienes que peinarte cuidadosamente para eliminar su exceso y para que tu cabello vuelva a ser negro. Las rubias no tienen este problema...

12. El suelo de tu casa nunca estará perfectamente limpio.
Incluso a la hora de hacer la limpieza, no dejas de perder el pelo. Lo peor es que cada hilo se nota de inmediato. Las rubias no tienen este problema.

Pero a pesar de todo, ¡también hay que reconocer que ser morena es fantástico!
Fuente: Instagram/Twitter/tumblr/giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
¡Encontraron el cuerpo de Brian Laundrie! Su muerte genera más interrogantes en el caso de Gabby Petito.
Síguenos