Increíble!Conmovedor

Publicado 2016-03-10
0 Comentario

La razón por la que este pingüino recorre 8.000 kilómetros cada año es simplemente conmovedora

Es ilegal mantener animales salvajes como mascotas en Brasil, pero a pesar de lo que diga la ley, hay cosas que a veces son dignas de contar. Era el 20 de Marzo del año 2011, cuando Joao Pereira de Souza, un albañil retirado brasileño, descubrió a un pingüino de Magallanes que se encontraba tumbado y empapado en aceite en la playa que había junto a su chabola, en Provetá, Ilha Grande, Brasil. De Souza, que ahora tiene 71 años, no pudo resistir ver al pingüino en esas condiciones y lo recogió y se lo llevó a casa para limpiarlo y alimentarlo con sardinas. Él apodó al pingüino como Jinjing. La historia continúa.

La razón por la que este pingüino recorre 8.000 kilómetros cada año es simplemente conmovedora 1

Aunque Jinjing suele alejarse de Ilha Grande de vez en cuando durante algunos días, a veces incluso durante meses, para poder mezclarse junto con otros pingüinos, siempre recuerda su camino de vuelta a casa. Cuando el dúo se reúne, se van a dar un paseo juntos, nadan juntos, y también se dedican a lo que puede llamarse una conversación emotiva entre estas dos especies completamente diferentes. En una historia publicada en Wall Street por Paul Kiernan, se descubrió que el nombre que le había apodado, Jinjing, significaba cariño.

La razón por la que este pingüino recorre 8.000 kilómetros cada año es simplemente conmovedora 2

Ahora, el pingüino es considerado la mascota del pueblo y su historia es bien conocida en la isla, que tiene alrededor de 1.300 habitantes. Cuando De Souza había conocido a JinJing en el año 2011, él recordó que comenzó a pensar que la pequeña criatura quizás pensara en volver a su casa después que se pusiera un poco mejor. Pero, cuando De Souza lo llevó a la orilla del agua, el pingüino tragó un poco de agua y regresó a la orilla con él.

La razón por la que este pingüino recorre 8.000 kilómetros cada año es simplemente conmovedora 3

Entonces, el hombre lo alimentó con 3 sardinas más, y luego el pingüino, según parece, estuvo allí para quedarse. Los pingüinos de Magallanes son nativos de la Patagonia. Su temporada de apareamiento suele ocurrir normalmente en septiembre, y entre diciembre y febrero suelen yacer allí para poder incubar sus huevos. Jinjing también deja su casa en febrero y regresa más o menos en junio.

La razón por la que este pingüino recorre 8.000 kilómetros cada año es simplemente conmovedora 4

De Souza relata, “Está celoso por mí. No deja que cualquier gato o perro se me acerque, de lo contrario, corre hacia ellos y les da picotazos”. Mery Alves de Souza, la hija de de Souza, dijo en líneas similares que Jinjing se había convertido básicamente como en un hijo para su padre. Incluso señaló que su padre pasaba mucho tiempo con el pingüino y que era difícil que pudieran visitarlo sus hijos reales, que viven en Río de Janeiro, a cerca de 6 horas de su pueblo. Este, sin duda, es el tipo de amor que hace falta en cualquier relación de la tierra entre un animal y un humano.

La razón por la que este pingüino recorre 8.000 kilómetros cada año es simplemente conmovedora 5

“Me encanta el pingüino, tanto como si fuera mi propio hijo, y yo creo que él también me ama. Cuando lo veo, él mueve la cola como si fuera un perro y también pega bocinazos con deleite”. “Nunca he visto nada parecido a esto. Creo que el pingüino cree que Joao es parte de su familia y, probablemente, un pingüino también”, dijo el biólogo profesor Krajewski. Si le ha gustado esta bonita historia de amistad entre un pingüino y un hombre, ¡no dejes de compartirla con tus familiares y amigos!
Fuente: Wittyfeed

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Propietaro de Nueva York no cobrará el alquiler y pide a sus inquilinos que se salven
Síguenos