Increíble!Controversial

Publicado 2016-03-15
0 Comentario

13 historias de miedo que te darán escalofríos en solo dos frases

Las historias de miedo han existido desde el comienzo de la humanidad. Ya sea por una necesidad absurda a tener miedo o un placer innato por lo que nos sube la tensión, las historias de miedo se han ganado un lugar especial entre nuestras vidas. Todos conocemos las más famosas historias de miedo, como la leyenda del conde Drácula, la historia de Bloody Mary y muchas más. Se han anclado en nuestra realidad y lo más probable es que permanezcan vivas mientras con vida siga el ser humano.

Hay historias de miedo que son novelas enteras, con argumentos desarrollados y que te dejan con la sensación de que son historias auténticas. Sin embargo, para ponerte la piel de gallina no necesitamos novelas gigantes. Es suficiente con unas pocas frases. Y nosotros nos planteamos en hacerte sentir incómodo, ponerte la piel de gallina… y si nos estás leyendo una vez entrada la noche, impedirte dormir tranquilamente por lo menos durante un buen rato. Y todo esto con historias que ocupan… ¡dos frases! Allá vamos.

1. “No puedo dormir”, susurró ella, gateando y subiéndose a mi cama. Me desperté totalmente frío, agarrando el vestido con el que fue enterrada.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

¿Qué te parece esta primera historia de miedo? No hemos hecho más que empezar, así que prepárate para un escalofrío con las siguientes historias:
2. Soñaba un sueño muy agradable, cuando algo que parecía martillazos me despertó. Una vez despierto, apenas oía el sonido sordo de tierra echada sobre mi ataúd, ajena a mis gritos desesperados.

3. Llego a casa, cansado después de un día de duro trabajo, preparado para una noche tranquila en solitario. Alcanzo con la mano el interruptor de la luz pero otra mano ya está allí.

4. No me puedo mover, respirar, hablar, escuchar y además todo está tan oscuro todo el tiempo. Si llego a saber antes que me sentiré tan abandonado, decidiría incinerarme.

Si has llegado hasta aquí, eso quiere decir que tienes los nervios de acero. Pero a ver si puedes con las siguientes historias:
5. Estoy ya acurrucándole en la cama y de repente me dice: “papá, mira por favor si no hay monstruos debajo de la cama”. Desconcertado, miro debajo para tranquilizarle y le veo a él, otro él, debajo de la cama, que me mira y con una voz temblorosa susurra: “papá, hay alguien encima de mi cama”.

6. Subió arriba para comprobar si su niño dormía tranquilo. La ventana estaba abierta y la cama vacía.

7. Mi hija no para de llorar y gritar en medio de la noche. Visito su tumba y pido que pare, pero eso no ayuda.

Te felicitamos por llegar hasta este momento. De ahora en adelante te esperan las historias mejores historias de miedo de dos frases que existen. Por eso sigue leyendo solo si sabes que eres capaz de soportarlo.
8. La última cosa que vi fue mi reloj que mostraba las 12:07, antes de que empujara sus largas y putrefactas uñas por mi pecho, mientras la otra mano cubría mi boca para impedir los gritos. Me senté derecho, aliviado de que fuera nada más que un sueño: hasta que miré el reloj que mostraba las 12:06 y poco después oí como la puerta de mi armario se abría con un chirrido inquietante.

13 historias de miedo que te darán escalofríos en solo dos frases 10

9. He tenido en mi vida muchos perros y gatos, por eso estoy acostumbrado al sonido de los arañazos en mi puerta mientras duermo. Ahora que vivo solo, ese sonido es mucho más preocupante.

10. Una chica oye como su madre la llama para venir abajo, así que baja las escaleras. Una vez a mitad de camino, oye la voz de su madre proveniente de su habitación de arriba: “no bajes, yo también lo he oído”.

Esperamos que hayas llegado hasta aquí y las cortas historias de miedo te han gustado. Para terminar, otras tres que serán el puntito final para evitar que duermas tranquilo esta noche. ¡Que lo pases bien!
11. Siempre pensaba que mi gato tiene un problema con la vista: siempre fijaba la vista en mi cara. Hasta que un día me di cuenta de que siempre estaba mirando con terror justo detrás de mí.

12. No hay nada de malo en los sollozos de un bebé. A no ser que sea la 1 de la noche y vivas sólo, sin niños.

13. Mi mujer me despertó por la noche para avisarme de que había un intruso en nuestra casa. Ella fue asesinada por un intruso hace dos años.
Fuente: 9gag.com / Giphy / Imgur

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿CARLOS NAME está diciendo la verdad o es solo un EMBUSTERO que quiere fama?
Síguenos