Increíble!

Publicado 2016-03-15
0 Comentario

13 extraños funerales donde el cadáver acude a su propia ceremonia…¡FUERA DEL ATAÚD!

Por desgracia, las personas no pueden escoger la manera en la que dejar este mundo, pero gracias a las amistades y seres queridos de los fallecidos y a sus capacidades, se les puede rendir tributo para que se hagan buenas memorias de los tiempos en que vivió. No obstante, algunas personas llevan su límite del gusto demasiado al extremo a la hora de honrar a sus muertos, y de eso es de lo que hablaremos en el artículo que os presentaremos a continuación.

Ha llegado a haber casos en los que algunas familias sugieren que se realicen funerales en donde el cadáver de la persona fallecida esté presente, como si fuera un invitado más, y no situado dentro del ataúd, como suele ser en todos los casos. A continuación, les mostraremos algunos casos que han sido ese punto más allá con sus fallecidos, y tendrán que ser ustedes los que decidan si este es el modo correcto de despedir a sus familiares o amigos.

Jesús Díaz Beato

El señor Beato fue disparado 15 veces en Villa Carolina, un barrio de San Juan, y su familia decidió rendirle tributo a él como si estuviera vivo. Damaris Maris, la propietaria de la funeraria Marin, dijo que trabajaron pacientemente con la familia para cumplir el efecto deseado. “Ya hemos visto algunas familias que deseaban ver a sus parientes muertos tal y como si estuvieran vivos”. Y no es la primera vez que una persona fallecida adquiere una apariencia inusual en su propio funeral.
Haga click en "Siguiente página" para ver el resto de los casos de funerales extravagantes.

Jesús Díaz Beato 2

Miriam Burbank

Miriam Burbank fue colocada en una mesa con cerveza, whisky y cigarrillos cerca, y tenía las uñas pintadas de los colores de su equipo favorito de fútbol americano por su servicio en Nueva Orleans. Miriam “Mae-Mae” Burbank, que murió de cáncer a principios de junio de 2014, se representa sentada en una mesa en la funeraria Charbonnet en Nueva Orleans, Louisiana. Queriendo demostrar que su madre, que murió a la edad de 53 años, había estado llena de vida, las hijas de Miriam decidieron que querían su salida con un sentimiento festivo.

Miriam Burbank

Lionel Batiste

Los servicios extraños comenzaron en Nueva Orleans en 2012 con la muerte del músico de jazz Lionel Batiste. El señor Batiste no quería que la gente se viniera abajo en cuanto a su muerte, por lo que en su funeral él estuvo de pie, apoyado en un poste de luz, con las manos en su bastón y el sombrero de punta rakish a un lado.

Lionel Batiste

Mickey Easterling

Bien conocida por la sociedad de Nueva Orleans, la filántropa Mickey Easterling, de 83 años, fue arreglada y presentada con una copa de champán en una mano y un cigarrillo en la otra. Estaba vestida con un traje de noche, con un sombrero adornado y una boa de plumas rosa. En el funeral realizado en Miami del ejecutivo asesinado del sello discográfico Alexander Bernard Harris, las personas presentaron sus respetos mientras estaba sentada en su lamborghini amarillo, llevaba pantalones vaqueros, una gorra roja de San Francisco 49ers de béisbol y gafas de sol. Su hija de 16 años de edad, Terrel Harris, dijo en ese momento: “Ese era su coche favorito. Bromeó con que quería ser enterrada en ella”.

Mickey Easterling

Billy Standley

En Ohio, el motorista Billy Standley, de 82 años, fue enterrado en un ataúd de cristal montado en su amada harley Davidson Electra Glide Cruiser. Él comenzó a iniciar sus propios preparativos funerarios mediante la compra de tres parcelas de gran tamaño junto a su esposa Lorna, lo suficientemente grandes para él y su moto.

Billy Standley

Willie Stokes Jr

Pero dejando los difuntos, abandonar la vida en otro estilo no es nuevo. Hace treinta años, el jugador del Chicago Willie Stokes Jr fue enterrado en un ataúd que se asemejaba a un Cadillac Seville. Stokes, de 28 años, había muerto a tiros en las escaleras de un motel, y estaba apoyado en el asiento del conductor. Las luces de su coche comenzaron a parpadear, el parabrisas se activó, y en la parrilla del Cadillac y en la placa de matrícula se podía leer el apodo de “pelele” Willie. Vestido para la ocasión con un traje rojo encendido, tenía varios billetes de 1.000 dólares entre los dedos. No sólo en la parte continental de EEUU se divierten en los funerales.

Willie Stokes Jr

Ángel Pantoja Medina

En Puerto Rico, Ángel Pantoja Medina, quien murió a tiros en el año 2008 y lanzado sobre un puente en su ropa interior, ahora siempre será recordado como “el muerto parao” o el hombre muerto de pie. Su cadáver se apoyó en una pared, vestido de rapero y con su gorra favorita de los Yankees de Nueva York. Su tía Ana Delia Pantoja dijo: “Todos vinieron a verlo, abogados, jueces. Todo el mundo decía cosas como, “para mi funeral quiero estar en mi sillón reclinable con una taza de café”. Este estilo pronto comenzó a ser tendencia.

Ángel Pantoja Medina

David Morales

El amante de las motos David Morales fue embalsamado sentado en su querida Honda. Sin duda, estaba haciendo lo que más amaba en el mundo.

David Morales

Edgardo Velázquez

El entonces paramédico Edgardo Velázquez fue embalsamado en su uniforme sentado en el asiento del conductor de su propia ambulancia. Tal es el éxito de los funerales alternativos de las funerarias, que están manteniendo el proceso de embalsamamiento que hace las poses posibles sean un secreto muy bien guardado.

Edgardo Velázquez

Georgina Chervony

La abuela Georgina Chervony le dijo a su familia que quería ser parte de su propio funeral. Así que cuando la mujer de 80 años de edad murió por causas naturales, su hija Miriam la vistió con su vestido de novia y la sentó en su mecedora para tomar el centro del escenario para toda la reunión.

Georgina Chervony

Carlos Cabrera

Una familia incluso pidió que el difunto posara como el Che Guevara, como Carlos Cabrera, con las piernas cruzadas, la cabeza inclinada y un cigarro en la mano. La funeraria incluso colocó una mascota en un entierro, representando un pastor alemán muerto llamado Capitán en la moto de su propietario.

Carlos Cabrera

Christopher Rivera Amora

El funeral más extravagante hasta la fecha fue para el boxeador Christopher Rivera Amora. De pie en el ring, con guantes y la cabeza inclinada, Amora podría estar preparándose para la pelea de su vida. Si no estuviera muerto. El boxeador profesional había sido tiroteado unos días antes. El cuerpo fue colocado con su traje negro de boxeo y con la frase “Gracias a Dios”, la cual había usado en sus peleas.

Christopher Rivera Amora

Chadil Deffy

Pero en Tailandia, un hombre superó incluso a los puertorriqueños. Chadil Deffy se casó con su novia después de que ella muriera en un accidente de coche. También la vistió para la ocasión con un vestido de novia. Todos estos casos son impresionantes, ¿verdad? ¿Conoces algún otro caso que se nos haya pasado? Si es así, déjalo en los comentarios, y ¡comparte el artículo si te ha gustado!

Chadil Deffy
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La razón por la que debemos vestir de negro en un funeral
Síguenos