Increíble!

Publicado 2016-04-08
0 Comentario

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica

En Spring City, Pennsylvania, se encuentra el famoso Pennhurst State School (también conocido como Pennhurst Asylum), que es un hospital psiquiátrico con una historia que se vio empañada por la polémica. En la década de 1960, una estación de noticias local hizo un informe dividido en cinco partes sobre las condiciones inhumanas a las que las médicos y enfermeras de Pennhurst sometían a sus pacientes. En 1983, nueve empleados fueron detenidos por abusar físicamente de los pacientes y obligarlos a luchar entre sí. Poco después, la institución cerró para siempre.

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 1

El primer edificio se empezó a construir en el año 1903, y el último complejo en el año 1921. Su finalidad era dar un hogar a discapacitados físicos y mentales y ayudarles en su rehabilitación. Pero la línea de la locura es muy estrecha y pronto se empezó a catalogar como “internable” a todo aquel que se salía de la normalidad. Por aquel entonces, ya no era un hospital psiquiátrico, sino un “psiquiátrico”, aunque ellos preferían llamarlo escuela con hospital.

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 2

En este lugar atendían tanto a personas con retraso mental, sobre todo niños, como gente con epilepsia, problemas motores, malformaciones físicas, e incluso niños superdotados, que eran muy conflictivos para la época. Con el tiempo, aquí se podía recluir a cualquier persona que causara problemas o se considerara “no normal” para la sociedad.
Haga click en "Siguiente página" para seguir leyendo la noticia.

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 3

Como los enfermos eran muchos y los salarios muy bajos, las horas de trabajo excesivas y las condiciones pésimas, en el año 1946 únicamente había 7 médicos para atender a 2.000 pacientes, llegando a los 3.500 en el año 1955. Ya no tenía la función de curar, sino de aislar a la sociedad, y este aislamiento lo sufrían todos, tanto enfermos como personal, por lo que el ambiente era una pesadilla.

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 4

En 1977, se declaró a la institución culpable de violar los derechos humanos. Los abusos, palizas, periodos de aislamiento, abandono y demás actos violentos por parte del personal fueron denunciados. Trasladaron a los pacientes a otros lugares, después de encontrarlos en estado lamentable. Los edificios quedaron abandonados a excepción del central, que se utilizó como hospital de veteranos de guerra. En el año 1987 cerró definitivamente.

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 5

Pero pese a toda esta longeva y desalmada historia, hay algunos que creen que los espíritus de los pacientes malheridos todavía vagan por los pasillos de dicho edificio. La espeluznante fotografía captada por este hombre parece apoyar esta teoría.
Vaya a la última página para ver la terrorífica fotografía...

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 6

Esta imagen fue tomada en el macabro salón de Pennhurst el pasado Halloween.

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 7

Se dice que numerosos pacientes y empleados recorren los pasillos e instalaciones del enorme campus, como el hombre que puede ser visto en la fotografía como si estuviera colgado de la pared, con el fin de hacerse daño a sí mismo.

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 8

Como se tratan de invitar a los espíritus a materializarse, esta institución recientemente se ha convertido en una atracción embrujada que permite a los visitantes realizar un tour fantasmal durante las noches. Algo realmente macabro donde lo haya, ni me atrevería a pensar en pasar una noche ahí dentro. Si le ha gustado el artículo, ¡no dude en compartirlo con sus familiares y amigos!

Este visitante de un asilo encantado consiguió lo que esperaba con una imagen fantasmagórica 9
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Lugares abandonados por la humanidad...
Síguenos