Increíble!

Publicado 2016-05-13
3 Comentario

Los 10 experimentos humanos más crueles de la historia

Cuando nos tomamos un minuto en pensar cómo hemos llegado a todos nuestros increíbles avances en curaciones modernas y medicina, y dónde aprendimos nuestra psicología moderna, las cosas empiezan a descomponerse un poco. Realmente no hay manera de que podamos obtener productos éticos o conocimientos, porque tan pronto como comenzamos a indagar, encontramos estudios menos agradables. Durante cientos de años, la raza humana ha torturado, matado y experimentado con unos y otros.

La ética de la experimentación e investigación humano ha ido evolucionando desde tiempo inmemoriales. En ciertas ocasiones, han sido los sujetos de experimentación con seres humanos prisioneros, esclavos o incluso familiares. Sin embargo, otras veces han sido los médicos los que se sometieron a los propios experimentos cuando no estuvieron dispuestos a arriesgar la vida de los demás. Más bien conocido como la auto-experimentación.

Pero todo eso no ocurrió en América, ¿no? Incorrecto. Los Estados Unidos siempre han sido caldo de cultivo para las pesadillas, algunos incluso conducidos por el gobierno. Estos estudios son el sueño de un teórico de la conspiración hecho realidad. A continuación te presentaremos los 10 experimentos más crueles de la historia, para que pueda ver cómo se las gastaban en aquellos tiempos. Asegúrese de comentar y decirnos qué experimentos no conocía.
Haga click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

1. El experimento de la prisión de Stanford

En este experimento bastante desordenado, los estudiantes se dividieron entre presos y guardias de una prisión para observar los efectos psicológicos de las posiciones. Los estudiantes que actuaban como guardias de la prisión se convirtieron en abusivos y sometieron a algunos de los presos a torturas psicológicas. Incluso el profesor que condujo el experimento se vio afectado por ello, permitiendo que el abuso continuara. Las cosas se pusieron tan feas que fue detenido después de seis días.

2. El experimento Milgram

En otro ejercicio de autoridad algo diferente, los sujetos fueron divididos en “aprendices” y “maestros”. Los aprendices fueron conectados a electrodos y los maestros pulsaban un botón para administrarles descargas eléctricas de diferentes niveles. Los aprendices eran actores, pero los profesores no sabían esto. Cuando un aprendiz cometía un error, se efectuaba una descarga. Los investigadores querían ver hasta qué punto el maestro podía llegar si una figura de autoridad les incitaba a castigar al aprendiz, y algunos llegaron tan lejos como para hacer que el aprendiz muriera.

2. El experimento Milgram

3. El experimento del hospital Hofling

Con este experimento se pretendía analizar la relación entre los médicos y las enfermeras. Se pidió a un total de 22 enfermeras que dieran a un paciente dos veces la dosis máxima diaria de un medicamento que no estaba en la carta de un paciente mediante la llamada telefónica de un médico que no conocían. Lo fuerte de todo esto es que 21 de 22 enfermeras lo hicieron, haciendo caso omiso a las recomendaciones, y 10 ya lo habían hecho en el pasado con un medicamento diferente. Debido al respeto por los que estaban en la posición del médico, todas las enfermeras menos una suprimieron su buen juicio.

3. El experimento del hospital Hofling

4. Experimento de los prisioneros de San Quentin

Durante casi 40 años, el doctor Leo Stanley realizó experimentos en cientos de prisioneros. Muchos de ellos involucraron implantes testiculares, donde Stanley los extraía de presos ejecutados previamente o de incluso carneros, cabras o verracos, y los implantaba en prisioneros vivos. Quería descubrir una manera de rejuvenecer a los ancianos, pero lo único que logró fue convertirlos en monstruos.

4. Experimento de los prisioneros de San Quentin

5. Operación del clímax de medianoche

A pesar del nombre increíblemente fresco que tiene, la Operación Clímax de Medianoche era una pesadilla. La CIA, básicamente, llevó a cabo experimentos de control mental sobre habitantes de San Francisco confiados y neoyorquinos de burdeles. Las mujeres de compañía atraían a los hombres con dosis de LSD en bebidas para observar los efectos.

5. Operación del clímax de medianoche

6. Experimentos con gas mostaza

Durante la década de 1940, la Armada experimentó en sus propios marineros para poner a prueba los efectos del gas mostaza. Los marineros que se resistieron fueron amenazados con un tribunal marcial inmediato y 40 años de cárcel. Después de los experimentos, sufrían quemaduras, ampollas, descamación en la piel y devastadores efectos de salud a largo plazo. El gobierno negó que esto sucediera hasta el año 1990. Lo peor es que la investigación no condujo a ninguna parte. Sus sacrificios no sirvieron para nada.

6. Experimentos con gas mostaza

7. Estudio de malaria en el penitenciario de Stateville

En la década de 1940, los internos se ofrecieron para estudiar los efectos de los fármacos contra la malaria. Los mosquitos fueron inyectados con una cepa de malaria, y a continuación, los pacientes recibieron las picaduras de diez mosquitos infectados. Más tarde, durante el ensayo médico de Nuremberg, se argumentó que esta investigación fue peor que la llevada a cabo en los campos de concentración nazis.

7. Estudio de malaria en el penitenciario de Stateville

8. El programa Holmesburg

Usando a prisioneros como sujetos, el doctor Kligman les inyectaba dioxina, un compuesto altamente tóxico que se encuentra en el Agente Naranja. Sufrieron muchos problemas de salud, incluyendo lupus y daño psicológico. Kligman aplicó más tarde dosis masivas de dioxina en la piel de los prisioneros, lo que resultó en un daño muy severo.

8. El programa Holmesburg

9. El experimento Vanderbilt

En una increíble violación a los derechos humanos, los investigadores de la Universidad de Vanderbilt dieron a las mujeres embarazas cócteles de hierro radiactivo para ver si podía cruzar la barrera placentaria o no. Pudo, y no sólo no se informó a las mujeres de lo que estaban tomando, sino que sus bebés nacieron prematuramente y muchos tuvieron cáncer.

9. El experimento Vanderbilt

10. El estudio del monstruo

Este es probablemente el estudio mejor llamado de toda la lista. Wendell Johnson realizó una investigación en 22 niños huérfanos, alabando a la mitad por su fluidez en el habla, y menospreciando a la otra mitad por sus dificultades en la misma. El grupo que recibió la terapia negativa sufrió efectos psicológicos negativos y algunos tuvieron trastornos en el habla para el resto de sus vidas. Seis de ellos fueron compensados por los daños finalmente en el año 2007, casi 60 años después. Y esto es lo que ocurrió. Es importante aprender de nuestros errores del pasado de cara al futuro. ¿Conocía alguno de estos horribles experimentos?
¡Comente y háganos saber su opinión! ¡Comparta el artículo con sus familiares y amigos!

10. El estudio del monstruo
174
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

10 experimentos científicos impactantes: ¿las hazañas monstruosas de los investigadores?
Síguenos