Increíble!Controversial

Publicado 2016-06-08
3 Comentario

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE!

Se suele decir que los niños son capaces de ver mucho más que ven los adultos. Los pequeños tienen todavía esa inocencia y pureza que los mayores ya han perdido con el paso de los años, gracias a lo que son capaces de captar cosas que se escapan a los sentidos de los adultos. No necesariamente estamos hablando de los amigos imaginarios, ya que eso son productos de la ilimitada e incondicionada por nada imaginación de los más pequeños. Estamos hablando de algo mucho más real.

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 1

La historia de Michelle Froelick Young puede poner los pelos de punta a cualquiera. Todo empezó cuando un día vio a su hija hacer algo raro en su habitación. Se acercó y asomó la puerta del cuarto de la niña y vio algo que no podía comprender de ninguna manera.

“Cuando mi hija tenía 2 años, la vi agitando en el aire dos tubos de cartón unidos con un cordel”, empieza el relato la mujer. Lo que pasa después está muy fuera de lo comprensible por la mente humana.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 3

Una vez en el cuarto, la madre preguntó a su hija qué estaba haciendo. Su comportamiento era muy curioso e inusual. “Estoy entrenando con mis nunchakus”, respondió de manera inocente la pequeña. “Me dejó en un profundo estado de confusión, ¡ya que a esa edad ni siquiera podía saber qué es un nunchaku!”. En su casa nunca había armas de ese tipo y de repente y de la nada la chica se construyó por su propia cuenta un arma del oriente lejano para entrenar.

“Le pregunté qué quería decir con eso. Respondió que Adam le había enseñado cómo usarlos y que aparecía cada noche para practicar con ella”. En ese momento alguien podría haber pensado que se trataba de un amigo imaginario, sin embargo la niña continuó:

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 5

“Adam me dijo una vez que debería practicar las artes marciales porque existía la posibilidad de que algún día tuviera que defenderme yo sola”. La historia se hacía cada vez más sorprendente, misteriosa y ante todo: escalofriante. Sin embargo, lo más inquietante todavía estaba por venir.

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 6

De manera absolutamente espontánea, la madre decidió hacer la pregunta que iba a dirigirla a comprender (o no) lo que estaba pasando en su casa. La pregunta decía: “¿Quién es Adam?”. La siguientes respuestas de la chica eran cada vez más increíbles. Respondió que Adam era un hombre alto, rubio y tenía los ojos azules.

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 7

De repente, la chica exclamó: “¡Mamá! Tú SABES quién es Adam! ¡Tú lo CONOCES! Murió de un dolor de cabeza!” En aquel momento la madre sintió como perdía el control en los pies. Tenía que abandonar la habitación.

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 8

¿Era eso tan siquiera posible? En ese caso no se podía tratar de un amigo imaginario, sino de una persona real. ¿Sería un espíritu? ¿Un fantasma? ¿Un demonio?

La niña no había mentido. Su madre de verdad conocía a un hombre con ese nombre y que perfectamente encajaba en la descripción de la chica. Adam era un hombre alto, rubio y con ojos azules que había sido su amigo y luchador profesional de artes marciales. “Había sido” porque a la edad de 27 años falleció por un aneurisma cerebral. Esto pasó cuando su hija estaba todavía en su vientre, ¡4 meses antes de su nacimiento! ¿Cómo era posible si nunca había hablado de Adam en casa?

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 10

Sin embargo todo encajaba, la apariencia, la causa de su muerte interpretada por su hija como “dolor de cabeza”, e incluso su mayor afición. “Desde aquel momento no ha vuelto a hablar de ello. No sé si la he asustado con mi reacción o ha completado su entrenamiento”, concluye la madre.

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 11

Hay que decir que esta historia nos ha hecho pasar un escalofrío inquietante por todo el cuerpo. ¡Lo único que podemos decir es que, por lo visto, Adam por lo menos no es un fantasma maligno!
Fuente: boredomtherapy.com / Giphy / Starstock

Vio a su hija de 2 años entrenar con un nunchaku en su habitación. ¡La razón es ESCALOFRIANTE! 12
56
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¡Artículos impactantes inexplicables por la ciencia!
Síguenos