Controversial

Publicado 2016-07-14
1 Comentario

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas!

Las redes sociales en la sociedad actual facilitan en gran medida el contacto con personas de todo el mundo. Esto es una gran ventaja debido a que puedes hablar en cualquier momento con amigos de toda la vida e incluso cotillear acerca de la vida de alguien famoso. Su uso está muy extendido y casi todo el mundo tiene acceso a ellas. Sin embargo su uso incorrecto puede acarrear un gran peligro.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 1

Las redes sociales, a veces pueden ser peligrosas, y publicaciones habituales como fotografías de nosotros mismos y de los lugares que visitamos podrían suponer un riesgo. Además podrían suponer peleas con tu pareja y que hablemos cada vez menos con nuestros familiares. Los peligros más importantes son la suplantación de perfiles y la aceptación de solicitudes de desconocidos.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 2

En el artículo de hoy conoceremos el caso de una madre que tuvo un gravísimo problema con las redes sociales. Esta mujer cometió un profundo error que lamentará mientras viva. Sigue leyendo, lo que ocurrió puede servirte como experiencia para mejorar tu uso de las redes sociales.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 3

Esta madre conoció de primera mano esta experiencia de la forma más dura, aún sufre este dolor. Su historia debe ser conocida por todos, nos ayudará en gran medida a conocer la manera adecuada de usar las redes sociales. No todo el mundo las usa correctamente, y eso podría ser una amenaza real en nuestra vida diaria. Por nuestro propio bienestar, y en mayor medida por el de nuestros hijos.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 4

Todos conocemos la red social Facebook, es la más famosa red social del panorama actual. Cada día millones de usuarios la frecuentan y mediante ella se comunican con sus seres queridos, además de tener la posibilidad jugar a una gran multitud de juegos y de compartir sus vivencias diarias. Sin embargo, a pesar de sus enormes ventajas, no es oro todo lo que reluce.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 5

Imaginemos esta situación: estamos en Facebook y de repente recibimos una petición de amistad de una persona que no conocemos absolutamente de nada. Sin embargo esta persona posee una foto de perfil bastante simpática y además te ha escrito un agradable mensaje en la solicitud de amistad. Parece bastante simpático, por lo que decides agregarlo. Hemos cometido un grave error.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 6

Pasa un tiempo, en el que no has contactado con ese extraño y ya has olvidado su petición. De repente sucede algo muy importante: tu hija menor ha comenzado la escuela. Estás muy orgullosa de ella, acudes a ese acto y tomas varias fotos de la niña al entrar al colegio. Su sonrisa en la cara es algo muy enternecedor; este momento te causa mucha satisfacción por lo que decides compartirlo en redes sociales.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 7

Entras en Facebook y desde tu teléfono móvil seleccionas las mejores fotos para compartir con tus más allegados. Ves una que es perfecta y que representa perfectamente ese día, por lo tanto la publicas seguido de un mensaje del estilo: “Hay que ver mi pequeño tesoro cómo ha crecido”. Estás muy emocionada, por lo que además mencionas también el nombre de tu hija y el de la escuela.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 8

La foto recibe una gran multitud de “Me gusta” además de numerosos mensajes de familiares y amigos felicitándote por ese grandioso momento. En ese momento estás tan feliz que no piensas en las repercusiones que pueden existir tras haber subido esa foto. TODOS tus contactos pueden visualizar esas fotos y hacer lo que quieran con ellas, por tanto las consecuencias son terribles.

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 9

Lo que sucedió es algo inimaginable y aterrador. El desconocido, el que añadiste a tu lista de amigos un tiempo atrás ha guardado para él la foto que subiste a Facebook. Y no sólo eso, la ha subido además a un catálogo online y enviado el enlace a hombres de todo el mundo, mediante el mensaje: “Niña americana, aún no ha cumplido los 6 años. ¡Sólo 600 dólares!

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 10

Evidentemente no te enteras de nada de lo que está pasando, pero el terror ya ha comenzado sin que te des cuenta. A la semana siguiente te disponer a recoger a tu hija en la escuela como todos los días. Te colocas en la puerta, sin embargo pasa el tiempo y ella no llega, por lo tanto preguntas a todos los padres y maestros de alrededor si por favor alguien ha visto a tu hija…

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 11

Lo que está pasando con tu hija en este momento no lo quieras ni imaginar. Nada de esto hubiera pasado si no hubieras compartido esa foto en Facebook. Incluso si finalmente logras encontrarla, te quedará esa amarga sensación que tu hija esté en el catálogo de abusadores de menores. La historia que acabas de leer es completamente real, podrías ser el siguiente. Nuestro consejo: NO AGREGUES EN FACEBOOK A PERSONAS DESCONOCIDAS. En cuanto amigos es preferible tener sólo a tus más allegados, si no, es posible que te enfrentes a una experiencia aterradora.
Fuente: StarStock

Esta madre perdió a su hija por cometer un grave error en Facebook. ¡Cuidado con lo que publicas! 12
337
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¡Comprobar si Google te está espiando!
Síguenos