0 Comentario

Esta chica estaba siendo perjudicada por su cuerpo. Cuando lo veas lo entenderás

En los tiempos que corren, el tratar de alcanzar una imagen ideal es una de las obsesiones más patológicas de las que muchas personas se ven aquejadas. Las mujeres son las más preocupadas por su aspecto, algo que les puede afectar mucho emocionalmente, al no estar conformes con cómo se ven. De esta manera, gran parte de la población llega hasta a enfermar debido a las espectativas que generan los medios...

Esta chica estaba siendo perjudicada por su cuerpo. Cuando lo veas lo entenderás 1

Muchas veces, estos sentimientos de insatisfacción y amargor no vienen dados únicamente por tener unos kilos de más o por no llegar a tener los músculos que quisieramos. La clave que genera los peores casos es el trazarnos objetivos que no son realistas. Casi de manera incosciente, hasta personas que tienen una figura estilizada llegan a crearse complejos por no tener cuerpos de modelos...

Esta chica estaba siendo perjudicada por su cuerpo. Cuando lo veas lo entenderás 2

El cuerpo perfecto no existe, por ello la búsqueda insaciable, junto con la insatisfacción diaria generada, no hará más que dar lugar a sentimientos negativos de tristeza y baja autoestima que terminarían hiriendo a nuestra persona. Nuestra valía personal no debe estar sujeta a un física diez, pues entonces nunca nos sentiremos a gusto con lo que somos.Continúe leyendo porque el caso de esta chica te sorprenderá.
Haga click en la siguiente página para continuar leyendo este post.

Esta chica estaba siendo perjudicada por su cuerpo. Cuando lo veas lo entenderás 3

Si te fijas solo en su cara, lo único que te llamará la atención de Yulianna Yussuf es su belleza. De todos modos, esta chica tuvo que lidiar toda su infancias con bromas y acoso. Los niños pueden llegar a ser muy crueles de forma incosciente, sobre todo con los niños que presentan un aspecto diferente, extraño para ellos...

Yulianna declara: "Yo nací diferente. Tú naciste diferente. Todos nacemos diferentes. No tengas miedo de ser tú mismo". Esta joven nos enseña con esta palabras que jamás tenemos que sentirnos avergonzados por nuestro cuerpo. En la siguiente página te contaremos la causa por la que se burlaban de Yulianna.

Esta atractiva joven, de nacionalidad ucraniana, nació con un gran número de lunares. Los médicos se quedaron estupefactos cuando la observaron, era un caso bastante inusual. Cuando nació, no sabían cuánto iba a poder seguir viviendo, ya que algunas manchas de la piel son indicativos de enfermedades.

No obstante, la condición genética que provocó los lunares de esta chica era benigna, con lo que ha tenido una vida totalmente normal. Su cuerpo no era como el de la media, pero consiguió demostrar que era igual de bella que cualquier otra mujer... su tenacidad puede inspirarnos, ya que nunca se rindió, por mal que la miraran o hablaran de ella.

La patología que creó esta formación en su piel se llama Nevus melanocítico congénito. Son un tipo de lunares que aparecen desde el nacimiento en los bebés. Sin embargo, sólo un 1% de la población de la Tierra se ve afectado por estas marcas, algo que hace que los médicos, que rara vez se topan con este tipo de casos se alarmen...

Yulianna tomó la decisión a muy temprana edad que lo que dijeran las otras personas no le iba a importar ya que si ella sabía que su cuerpo era sano y bello, no había nadie que la pudiera hundir. La depresión no era una opción, ella iba a dar ejemplo con su comportamiento, como puedes observar...

Esta joven no solamente decidió que lo que dirían no importaría, sino que se propuso ser una influencia positiva para aquellos que también luchan contra los estereotipos de la belleza en la sociedad. Todos deberíamos aprender de ella, y saber que cada uno de nosotros somos únicos y preciosos a nuestra manera.
Si te ha emocionado la historia de Yulianna comparte con tus amigos.
Fuente: Starstock/ Instagram-yulianna.yussef

9
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Imágenes deslumbrantes de la estudiante de economía que sorprende por mucho más que su cerebro
Síguenos