Increíble!Animales

Publicado 2016-08-18
6 Comentario

Hallan herramientas creadas por monos hace 700 años

El Sapajus apella, también conocido como mono maicero, capuchino de cabeza dura, mono silbador o mono caí, es un primate platirrino de Sudamérica. Es la especie de primate no humano más ampliamente en el Neotrópico. En Brasil recibe el nombre de macaco preto. Este es un animal omnívoro, que se alimenta preferiblemente de frutas e invertebrados, aunque algunas veces atrapa pequeños vertebrados, tales como lagartijas y polluelos de aves. También se alimentan de otras partes de plantas.

mono brasil

Al igual que otras especies de capuchinos, son animales sociales. Vive en grupos sociales conformados por 6 a 18 individuos, en el cual hay un macho dominante el cual se puede reproducir con varias hembras. El área de dominio vital se ha calculado entre 90 y 158 hectáreas y realizan desplazamientos por zonas descubiertas de vegetación para llegar a un fragmento de bosque a otro.
Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

monos

Janson investigó las interacciones sociales de agresión en la especie, encontrando diferencias en la tasa de alimentación de acuerdo al estatus social dentro del grupo. Los animales dominantes tenían una dieta con un 20% o más de energía total que la de los subordinados, y así mismo, los animales que recibían poca agresión tenían una dieta energéticamente alta. Por otra parte, un macho del grupo que emigró, tenía el nivel más bajo de consumo energético y los niveles de competencia dentro del grupo eran diez veces mayores que el nivel de competencia intergrupal.

mono

Esta especie de primate platirrino pertenece a la familia Cebidae y al género Sapajus llamados genéricamente monos capuchinos robustos, debido a que la distribución y pelaje de la cabeza recuerda a los monjes.
En este artículo te contamos el nuevo hallazgo que se ha producido en este tipo de monos, te quedarás perplejo.

mono capuchino

Unos nuevos hallazgos han producido un gran revuelo en la comunidad arqueológica. Estos nuevos hallazgos sugieren que los monos capuchinos brasileños han estado utilizando herramientas de piedra para abrir nueces de anacardo durante al menos 700 años. Este trabajo de investigación además se pregunta que si este comportamiento en los primates ha podido influir en el comportamiento del ser humano.

monito

Los investigadores han encontrados las pruebas arqueológicas más antiguas del uso de herramientas por animales no humanos fuera de África. Esto abre un nuevo camino sobre los orígenes y la difusión del uso de herramientas por los monos del Nuevo Mundo.

monos

Esto nos lleva a pensar que posiblemente el comportamiento de los humanos no fue influenciado por las observaciones de cómo estos monos utilizaban piedras como herramientas. Esta investigación fue dirigida por el Doctor Michael Haslam, de la Universidad de Oxford, anteriormente ya había presentado pruebas arqueológicas que mostrabas que los monos salvajes de la costa de Tailandia llevan utilizando herramientas de piedra desde hace, al menos, décadas, para abrir mariscos y frutos secos.

macaco

Este estudio fue llevado a cabo en colaboración entre un equipo de Oxford y otro de la Universidad de Sao Paulo, Brasil. Los investigadores pudieron ver cómo los capuchinos salvajes utilizan piedras como martillos y yunques de mano para machacar alimentos duros, mientras que los monos jóvenes aprenden de los mayores cómo hacer lo mismo.

mono

Mediante el uso de métodos arqueológicos, los investigadores excavaron un total de 69 piedras para comprobar si esta tecnología se había desarrollado en absoluto. Cavaron hasta una profundidad de 0.7 metros en un sitio cerca de los árboles de anacardo donde habían visto a capuchinos moderno con frecuencia utilizando sus herramientas de piedra. Gracias a la espectrometría de masas los investigadores llegaron a confirmar que los residuos de color oscuro en las herramientas eran específicamente de anacardos.

mono

También pusieron fecha al carbono de pequeños trozos de carbón descubiertos en las piedras, por lo que pudieron establecer que las más antiguas tenías al menos entre 600 y 700 años. El autor incluso propone la teoría de que los antepasados del ser humano pudieron haber asimilado las habilidades laborales de los monos antiguos. Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amigos y familiares.
Fuente: Starstock/ Imgur/ Youtube-Alef Revista

186
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Imágenes del mundo desconocido encontrado bajo el mar de Tasmania
Síguenos