Conmovedor

Publicado 2016-09-01
4 Comentario

Esta anciana no creyó los rumores sobre su marido, pero cuando investigó un poco descubrió una extraordinaria realidad…

Cuando dos personas se casan sellan un compromiso para toda la vida. Es cierto que ahora el divorcio está permitido, y con él se pone fin al matrimonio, pero al menos hubo una etapa en la que las dos personas se querían con toda su alma. No todos los niños pueden disfrutar de un padre y una madre que sigan casados; por desgracia es una situación difícil que tiene que superarse, pero no es nada fácil hacerlo. El que una familia esté unida por completo es lo mejor para todos.

pareja

Es muy importante que exista una fidelidad por ambas partes de la pareja. Es cierto que en la actualidad hay parejas liberales que toleran las infidelidades, pero el deber que tienes con tu pareja es casi una obligación cumplirlo. Hay parejas que se mantienen juntos y fieles durante toda la vida; cuando han alcanzado ya una cierta edad se sienten muy orgullosos de ello. Hoy verás el extraordinario caso de una mujer que tuvo que separarse de su marido y creyó que nunca escucharía nada más de él, estaba equivocada…
Haz click en Siguiente Página para ver el resto del contenido del post.

boda

Marija Zlatic, una anciana de Serbia, no sabía nada de su marido desde hacía casi 60 años, lo que es una elevadísima cantidad de años. Hasta sus últimos años de vida Marija vivía en una pequeña cabaña en el bosque con menos de 100 euros al mes como sustento, por lo que llevaba una vida bastante modesta. Cuando menos se lo esperaba esta mujer volvió a escuchar unos rumores sobre la vida que tuvo su exmarido, fue algo increíble...

marija

1956 fue el año en el que la joven pareja formada por Marija y Momcilo Zlatic emigró desde Serbia a Australia, algo que supuso una verdadera aventura para ambos, ya que nunca habían salido previamente de su país. Él trabajaba como carpintero, mientras que ella era ama de casa. La vida les sonreía, tenían dinero para mantenerse e incluso había planes para tener hijos. La pareja consiguió incluso la ciudadanía australiana y pensaron que todo iría sobre ruedas; pero estaban bastante equivocados…

carpintero

Después de 18 meses viviendo en las Antípodas, Marija recibió la trágica noticia de que su madre estaba gravemente enferma. Tras consultarlo seriamente durante unos días con su marido, la joven compró de inmediato un pasaje para volver a Serbia a cuidar de su madre; sentía que se lo debía después de lo bien que la cuidó cuando era pequeña. Sin embargo, en el momento de partir, Marija no imaginaba que no volvería a ver a Momcilo de nuevo.

avion

Ya de vuelta en Serbia, Marija estuvo cuidando de su madre hasta que esta falleció. Después de este triste momento, decidió volver de nuevo con su marido, pero por razones desconocidas le fue imposible retornar. Al enterarse de estas malas nuevas la pareja se mantuvo en contacto mediante cartas durante varios años. Pero finalmente la distancia fue demasiado para esta pareja y las cartas llegaron cada vez con menos frecuencia, hasta que un día acabaron...

cartas

Los años en los que no se supo nada de Momcilo se convirtieron en décadas. El tiempo fue pasando lentamente y Marija se convirtió en una entrañable anciana. Durante sus últimos años vivía en su cabaña en un bosque en las afueras de Belgrado con ayuda de una pequeña pensión. Sus vecinos tenían en gran estima a la linda anciana y la ayudaban en la medida de lo posible. Ciertamente era una vida modesta, pero no le importaba en absoluto.

marija

Pero entonces sucedió lo impensable: un día le llegaron rumores sobre la vida que tuvo su marido después de separarse por completo. Al parecer, Momcilo había hecho fortuna explotando tierras en Australia y se había vuelto a casar, ¡menuda decepción se llevó Marija al conocer esto último! Se propuso como meta el investigar el rumor, y pidió ayuda a una amiga para llegar al fondo del misterio. Vaya que si descubrió lo que pasó realmente, ¡además se llevó una sorpresa increíble!

australia

Por desgracia, Marija se enteró de que su amado esposo había muerto en el año 2011. Tras superar esa pérdida le llegó una verdadera sorpresa, que nunca se habría esperado: ¡su marido le había dejado en herencia 600.000€ de su fortuna total! ¿Qué significaba esto? Que de la noche a la mañana Marija se convirtió en millonaria; en Serbia, esta cantidad significaba más de 74 millones de dinares. Después de 4 largos años reconocieron la herencia, y destinó el dinero a algo muy especial...

billetes

En un bello gesto con sus vecinos, decidió compartir su riqueza con todas las personas que la habían ayudado todos estos años, en los que apenas poseía dinero. Sus palabras son conmovedoras: “Yo no necesito todo ese dinero. Lo único que necesito es algo de agua, pan y un poco de leña para el invierno. Y, desde luego, adonde me dirigiré dentro de poco no necesitaré ese dinero”. ¿A qué te has conmovido al leer esto? Esta historia es fascinante y conmovedora a la vez…
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta a nuestra página de Facebook.
Fuente: StarStock/ Imgur

casa
194
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Propietaro de Nueva York no cobrará el alquiler y pide a sus inquilinos que se salven
Síguenos