ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2016-09-05
0 Comentario

8 excelentes hábitos que tu piel te agradecerá bastante…

A todos nos encanta estar limpios y radiantes, ¿o acaso alguien desea y por la calle desaliñado y oliendo mal? Pues bien, para conseguir tal fin necesitamos asearnos a diario. El aseo y el cuidado de nuestro cuerpo es algo que nos han inculcado nuestros padres desde que tenemos conciencia. Aparte de vernos mejor y oler bien, nuestro cuerpo estará lleno de salud y vitalidad. Uno de los aspectos más importantes es el cuidado de nuestra piel, que es el órgano del cuerpo humano más extenso.

playa

Tener la piel libre de marcas, manchas y espinillas es el deseo de toda persona, y es que salir con la cara limpia a la calle es síntoma de que una persona se cuida en casa. Para tener una piel perfecta nos lavamos la cara, aplicamos cremas e incluso nos exfoliamos mediante esponjas; hacemos de todo con tal de vernos perfectos. En el artículo de hoy verás que no todo lo que haces habitualmente es bueno para tu piel, cambiando una serie de pautas estarás aún más radiante...
Haz click en Siguiente Página para ver el resto del contenido del post.

joven

1. Limpiar regularmente la pantalla de tu smartphone con toallitas especiales de limpieza

¿Alguna vez has notado un sarpullido en las mejillas? Si es así, ten cuidado con tu móvil, ya que puede ser una causa del picor, enrojecimiento o hinchazón alrededor de los pómulo. Investigaciones recientes han descubierto que la pantalla podría tener 10 veces más bacterias que un asiento de inodoro. Para evitar que todos esos gérmenes lleguen a tu cara y se extiendan, limpia la pantalla de su teléfono inteligente con toallitas de limpieza especiales.

smartphone

2. Lava tus pinceles de maquillaje con frecuencia

Las brochas de maquillaje, si no se usan correctamente, pueden causar acné, alergias y otros problemas de la piel. Es por ello que lavar tus cepillos, esponjas y otras herramientas de maquillaje debe ser una parte regular de tu rutina de belleza; por ejemplo, podrías utilizar la desinfección y toallitas de limpieza antibacterianas. Sin embargo, si deseas una limpieza profunda de tus pinceles de maquillaje, la mejor manera es utilizar champú o un limpiador suave espumoso.

maquillaje

3. Vigila tu dieta

Como ya sabemos. el azúcar y los alimentos grasos son los enemigos número de la piel sana. Sin embargo, por alguna razón, la gente suele olvidar que seguir una dieta estricta también es perjudicial. Algunas restricciones alimentarias graves, como las actualmente populares monodietas, pueden conducir a la piel seca, arrugada, y cansada. Ten esto en cuenta, y asegúrate de que tu dieta es balanceada y que contenga muchas vitaminas y minerales esenciales.

dieta

4. No abuses de tu exfoliante facial

Los exfoliantes faciales abrasivos hacen que tu piel se sienta fresca, limpia, lisa y libre de toda suciedad y puntos negros. Sin embargo, lavarla demasiado puede causar inflamación. Si tu piel tiene una tendencia a ser seca y desarrollar acné, usar exfoliantes sólo empeorará la situación; puedes optar por reemplazarlos con una loción exfoliante suave. Las personas con piel grasa, sin embargo, deben utilizar el exfoliante sólo una vez a la semana.

exfoliante

5. Aplicarte una crema facial antes y después de nadar en la piscina

Los productos químicos que se usan para tener las piscinas siempre limpias pueden secar tu piel, dejándola deshidratada y escamosa. Para proteger tu piel de una exposición prolongada al cloro, podrías utilizar una crema nutritiva cada vez que entras en la piscina. Aparte de eso, después de nadar, debes lavarte la cara a fondo, además de aplicar algunos productos hidratantes que mantendrán tu cara tan suave como la de un bebé.

piscina

6. Ducharte inmediatamente después del entrenamiento

Las duchas del gimnasio puede que no sean los lugares más cómodos y limpios del mundo, pero los poros obstruidos, espinillas y granitos que aparecen si no te limpias de sudar inmediatamente tras un entrenamiento son definitivamente peores. Así que, ¡no seas flojo ! Coge una pequeña bolsa de deporte, mete un poco de jabón o gel de ducha y llévatela al gimnasio. Por otra parte no olvides limpiarte el sudor inmediatamente después del ejercicio.

postentrenamiento

7. Presta atención a la señales que te mande tu cuerpo

Problemas cosméticos bastante comunes como la irritación, el enrojecimiento o la hinchazón de nuestra cara podrían ser señales de alerta de problemas de salud más graves. Así que presta mucha atención a las señales que tu cuerpo te está enviando, no las ignores. Recuerda que durante nuestra vida solo tenemos acceso a un cuerpo, si lo dejas maltrecho o magullado te arrepentirás durante los años que te queden.

cuidado

8. Evita los baños excesivamente calientes

Los baños y las duchas muy calientes tienden a destruir la capa protectora de lípidos de la piel que ayudan a retener la humedad en las capas más profundas. El hábito de lavarte con agua casi hirviendo puede dar lugar a que tengas arrugas prematuras y a que desarrolles sequedad en la piel. Ten esto en cuenta; aunque sea bastante más relajante el agua calentita, baja la temperatura de la ducha unos cuantos grados.
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta a nuestra página de Facebook.
Fuente: StarStock/ Imgur

ducha
36
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Las cosas que hacemos a diario y que realmente estamos haciéndolas de manera errónea
Síguenos