Increíble!Controversial

Publicado 2016-09-13
10 Comentario

El cuadro más perverso de Chile, el retrato del “niño que llora”

El niño que llora es una reproducción impresa en serie de un cuadro del pintor italiano Bruno Amadio, conocido también como Giovanni Bragolin. Tuvo una amplia distribución a partir de la década de 1950. Hay numerosas versiones alternativas, siendo todas ellas retratos de niños o niñas llorosos. Bruno Amadio nació en Venecia, Italia el 15 de enero de 1911 y falleció en Padua, Italia, el 22 de septiembre de 1981. Es conocido como Angelo Bragolin o El Pintor Maldito.

cuadro maldito

Son pocos los datos de su vida de los que se tiene información veraz. Fue pintor y estudió las artes plásticos de manera academicista, aunque posteriormente desarrollaría una técnica, pincelada y estilo propios. Se dice que en su juventud adhirió al Fascismo. Además entabló una relación con los artista plásticos futuristas, liderados por Filippo Tommaso Marinetti. Durante esta época artística, Amadio pintó un cuadro que retrata a una bella y airosa mujer disparando una flecha con un arco, que según algunos datos obtenidos, pudo ser pintado en 1941.

maldito

Al parecer, Bruno Amadio fue movilizado como soldado en el Ejército italiano durante la Segunda Guerra Mundial. Fue durante ésta experiencia cuando vio el sufrimiento de los niños de diversas aldeas y ciudades a causa del conflicto. Ésta angustiosa imagen hundiría la sensibilidad del artista y marcaría posteriormente de forma significativa su obra. Terminada la guerra, se marchó a España y se instaló en la ciudad de Sevilla. Ahí mismo es dónde comenzaría a utilizar el seudónimo “Giovanni Bragolin” para firmar sus cuadros, los conocidos retratos de Los Niños Llorones.

cuadro maldito

Al igual que otros cuadros, como El Grito de Edvard Munch, las obras de este pintor han trascendido el posible hecho pictórico. La gran expresividad y el simbolismo que reflejan, emanada de la sensibilidad del autor influida por los acontecimientos sociales del momento, han llevado a la creación de fábulas que nunca han sido corroboradas.

cuaddroperverso

El cuadro del “niño que llora” ha sido uno de los cuadros más vendidos en la historia de Chile. Pero tras su aparente inocencia y belleza, el retrato esconde una historia que habla de maldad, maldiciones y hasta de un pacto con el demonio. El famoso cuadro muestra el inocente y triste rostro de un niño llorando, fue pintado por el pintor italiano Bruno Amadio, fue conocido posteriormente por su seudónimo de Giovanni Bragolin.

niño lloron

Bruno Amadio se ganó con celeridad el apodo de pintor maldito. Se comentaba que estaba frustrado por su poca fama como artista y para conseguir esta hizo un pacto con el demonio para que sus pinturas alcanzaron celebridad. Otros, aseguran que el artista era un pederasta que abusaba de niños pequeños y después los pintaba llorando.

bruno amadio

Cuenta la leyenda que el niño llorón original fue un niño que Amadio conoció en Madrid en 1969, y que lo cautivó por su mirada perdida y porque nunca hablaba con nadie. Un sacerdote, tras descubrir el cuadro, le contó a Amadio la historia del niño, llamado Don Bonillo. Este chiquillo había huido del orfanato tras descubrir que sus padres habían muerto en la guerra. El niño provocaba terribles incendios en los lugares a donde iba, fue apodado “Diablo”. Y al contrario al consejo del sacerdote fue adoptado por el artista.

cuadro bruno

Cuentan las lenguas antiguas que un día el estudio de Amadio fue destruido por un incendio, y en la ceguera de la ira, el artista culpó al niño, quien volvió a huir y no se volvió a saber de él.

cuadromaldito

Desde entonces, los rumores sobre la maldición de los cuadros surgieron en Europa. Sin embargo, más allá de la verdad detrás de Amadio, cuya existencia histórica no ha sido comprobada. En Chile, concretamente, los casos paranormales ligados al cuadro son numerosos. Son muchas las familias las que aseguran en la actualidad que el cuadro trae mala suerte y que quienes lo compraron han vivido un gran número de desgracias.

cuadro amadio

Hacia finales de noviembre, la creencia en la maldición de la pintura estaba tan extendida, que The Sun organizó quemas masivas de los cuadros, enviados por sus lectores. Si te ha gustado este artículo comparte con tus amigos y familiares.
Fuente: Starstock/ Youtube-Zoldick70

568
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El misterio de la ausencia de cejas de la Mona Lisa por fín se resuelve
Síguenos