Increíble!Controversial

Publicado 2016-09-15
0 Comentario

La Sirena de Fiji: ¿Qué era esa abominable criatura y por qué fue tan popular?

Las sirenas siempre se han representado como seres cuya mitad superior suele tener el aspecto de una mujer bella, mientras que de cintura para abajo, no presentan piernas, sino una cola de pez. Su origen se remonta a la mitología griega, pero también han aparecido en la mitología y el folclore de muchas civilizaciones. A lo largo de los siglos se han dado supuestos avistamientos de sirenas, los cuales han ido disminuyendo con el avance del conocimiento científico y el descenso de la superstición. Sin embargo, siguen quedando algunas reminiscencias.

Sirena

La Sirena de Fiji era un espectáculo que ganó popularidad durante el siglo 19. La sirena de Fiji original fue representada en 1842 por P. T. Barnum, un showman y hombre negocios en el Museo Americano de Barnum, Nueva York. Esta curiosidad atrajo a muchísimos visitantes al museo, y su popularidad se atestigua en el hecho de que más tarde, algunas sirenas Fiji serían exhibidas en los Estados Unidos. Pero hay mucho más que eso. ¡Siga leyendo con nosotros porque es muy interesante!
Haga click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

sirena de Fiji

Se dice que la Sirena de Barnum fue destruida en un incendio que surgió en el museo de Barnum en el año 1865. Sin embargo, en ese momento, la sirena habría sido exhibida en el museo de Kimball, en Boston, y sólo pudo haberse destruido cuando ese museo tuvo otro incendio, pero en el año 1880. También se ha afirmado por algunas personas que la sirena fue rescatada de alguno de los incendios, y que todavía se encuentra exhibida en algún lugar de la Tierra.

sirena de Fiji

¿Una sirena en los EEUU?

La historia de la sirena de Fiji en los Estados Unidos comienza con la llegada, a mitades de julio de 1842, de un inglés con el nombre de “Dr. J. Griffin” (que en realidad era Levi Lyman, un asociado de Barnum), un supuesto miembro de la British Liceo of Natural History, en Nueva York. Griffin, al parecer, trajo consigo una sirena, que después se afirmó que se había capturado cerca de las Islas Fiji en el Pacífico Sur.

sirena de Fiji

La noticia de la llegada de Griffin, junto con su extraño espécimen, fue conocido por la prensa, y esta acudió rápidamente al hotel de Griffin, exigiendo ver a la sirena. Cuando él les había dado una idea de lo que trajo consigo, todos estuvieron convencidos de que era algo real. No mucho después de esto, P. T. Barnum visitó las oficinas de los principales periódicos en Nueva York, donde explicó que había estado tratando de convencer a Griffin para exhibir a la sirena en su museo.

sirena de Fiji

Por desgracia, el inglés era reacio a hacerlo. También “por lo que pasó” al haber preparado un anuncio que contenía el grabado de una sirena típica europea para la exposición de antemano, y que ahora no tenía ninguna utilidad para él. Por lo tanto se lo dio a los periódicos, que decidieron imprimir el grabado en madera. Se dice que Barnum también distribuyó 10.000 folletos en los que se mostraban representaciones de sirenas seductoras, alrededor de la ciudad.

sirena de Fiji

Todo esto fue un truco publicitario, y pronto, la sirena de Fiji de Griffin se convirtió en el tema más candente en Nueva York y, finalmente, Griffin accedió a mostrar su sirena durante una semana en la sala de conciertos de Broadway. La exposición fue un verdadero éxito, y como resultado, se le permitió a Griffin mostrar a su sirena un período de tiempo más largo. También se acordó que podría ser exhibida en el Museo Americano de Barnum durante un mes. Además de la exposición, Griffin también dio conferencias a las multitudes que vinieron a ver a la sirena.

sirena de Fiji

Lo que la gente vio definitivamente no fue unas sirenas con el pecho desnudo como se representaba en el material de promoción de Barnum. En cambio, fue el cuerpo conservado de alguna pequeña abominación que recibió a las personas cuando visitaron la exposición. De hecho, más tarde se reveló que la sirena de Fiji era en realidad la mitad superior de un mono juvenil cosido a la mitad inferior de un pez. Se puede mencionar que Barnum no creó a la sirena, y que tales objetos se habían realizado en Asia (Japón y las Indias Orientales) mucho antes de que el empresario adquiriera a su supuesta sirena.

sirena de Fiji

La creación de la sirena

La famosa sirena de Fiji se hizo en Japón alrededor de 1810, donde esto era supuestamente una forma de arte tradicional entre los pescadores. La sirena de Barnum fue comprada por comerciantes holandeses, que luego la vendieron a un capitán de barco estadounidense con el nombre de Samuel Barret Eades en 1822. Él pagó una enorme cantidad de dinero por la sirena, pero no fue capaz de hacer fortuna con su exhibición. Después de su muerte, la sirena fue dada a su hijo, que la vendió a Moisés Kimball. Fue a Kimball quien Barnum alquiló la sirena.

sirena de Fiji

Después de una exposición de un mes de duración en el Museo Americano de Barnum, la sirena de Fiji se fue de gira por el sur, pero tuvo que ser interrumpida debido a una disputa que se provocó en Carolina del Sur. Después de eso, la conocida como Sirena de Fiji pasó el tiempo entre el museo de Barnum y Kimball, en Boston, durante los próximos 20 años. En el año 2859, la sirena de Fiji hizo un tour por Londres, y cuando regresó, fue exhibida de nuevo en el museo de Kimball de Boston, su último paradero conocido hasta la fecha.

sirena de Fiji

Según una creencia, la sirena de Fiji fue destruida cuando se produjo un incendio en el museo de Barnum en 1865. Sin embargo, se ha señalado que en ese punto del tiempo, la sirena habría estado en el museo de Kimball. Por lo tanto, alternativamente, se ha sugerido que la sirena sólo desapareció a principios de los años 1880, cuando el museo de Kimball fue destruido por un incendio.

sirena de Fiji

Otra alternativa es que la Sirena de Fiji sobrevivió de alguna manera, y terminó en el Museo Peabody de Arqueología y Etnología de la Universidad de Harvard. Mientras que este museo posee una sirena de Fiji, no se sabe si se trata de “la original”. También hay otros dos museos en el mundo que muestran a las sirenas de Fiji, tal vez una certificación de la fascinación de las personas con este tema, a pesar de que se considera algo falso. De todas maneras, todavía hay personas que piensan que las sirenas existen y que se pueden ver en ciertos lugares del planeta. ¿Quién sabe? ¡COMPARTA el artículo con todos sus amigos y familiares y no dude en dejarnos un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: ancient-origins.net

sirena de Fiji
242
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

10 personas que han sido atrapadas en cuerpos ajenos
Síguenos