ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2016-09-23
14 Comentario

¡Gracias a un producto que todos tenemos en casa, TÚ TAMBIÉN puedes mejorar el aspecto de tu cuerpo!

Entre las partes más importantes de la existencia de cada uno de los seres humanos, se pueden enumerar muchas cosas. La necesidad de ser amado y apreciado, la posibilidad de llevar una vida digna y llena de cosas positivas, e incluso el fuerte deseo de libertad en todos los aspectos: todas estas ideas, sin embargo, no podrían expresarse como es debido sin influencia... del café. Hablando en serio, ¿te imaginas empezar el día sin una taza de tu preferida bebida negra?

Pese a que el acto de tomar café, a lo largo de los añós, se iba convirtiendo en una suerte de ceremonia, y aunque actualmente se inventan cada vez más variaciones de dicha poción cuasi-mágica, la verdad es que ingerirlo no es la única forma de sacar provecho de él. Por más increíble que parezca, desde hace un tiempo los granos de café se utilizan también como base de algunos tratamientos cosméticos... ¡Y resultan más que útiles! Si quieres conocer algunos de los trucos de belleza relacionados con el café, sigue leyendo.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

En contra de las ojeras

Preparando compresas de café y colocándolas sobre tus ojos, puedes deshacerte rápidamente de las ojeras y por fin lucir fresca y descansada por la mañana. Usa el café frío o tibio y deja que el líquido actúe sobre tus párpados durante un cuarto de hora. A continuación, enjuágate con agua calentita en cantidad abundante. De inmediato vas a poder notar que este truco te ayudará a achicar las bolsas que se forman debajo de los ojos, y que del hinchazón que tanto te molesta al despertar no va a dejar rastro.

En contra del celulitis

Por más difícil que te pueda resultar creerlo, el café supone una fuerte competencia a los cosméticos caros que, supuestamente, combaten la celulítis. Además de no costar tanto, el café es completamente natural, y funciona como un excelente drenaje para la grasa que suele acumularse en nuestros cuerpos. Mezcla, en partes iguales, el aceite de coco o de almendras con el café molido USADO, aplícatelo en las zonas más afectadas por el celulítis y observa cómo cambia su aspecto. Eso sí, para obtener los mejores resultados es necesario repetir el tratamiento un par de veces.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

4

Para exfoliar la piel

El café puede servirte también como un excelente exfoliante. Dado que se trata de un producto orgánico y natural, no tienes que limitarte solamente a la zona facial, sino puedes aplicarlo en todo tu cuerpo. Para llevar a cabo un tratamiento de limpieza exfoliante casero, mezcla el yogur (2 cucharadas), café molido (1 cucharada) y azúcar blanca o miel (1 cucharada). Aplica la mezcla sobre tu piel, realizando movimientos suaves en forma circular, y retírala después de 20 minutos, con agua tibia. Repite el tratamiento una vez por semana.

5

En contra de los malos olores

A veces, cuando tenemos que sacar la basura (o incluso abriendo la nevera), no podemos soportar el olor que éstos emiten... Pero te tenemos una buena noticia: el café es tan poderoso que puede ayudarte a olvidar incluso de los problemas así. Basta con esparcir un poco de café molido sobre la basura, o dejar un recipiente pequeño con café molido dentro del frigorífico, para poder despreocuparse de las desagradables "fragancias".
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

6

Para las plantas

Desde luego, los que piensan que los granos de café pueden servir únicamente para cuidar mejor de sus cuerpos, no pueden estar más equivocados. El café molido usado puede suponer un buen fertilizante para todas las plantas que tenemos en casa. Mete un poco de café dentro de las macetas y entremézclalo con la tierra para comprobarlo... Gracias al hecho de poseer fósforo, nitrógeno y potasio, ¡el café no puede compararse con ninguna otra bebida a la hora de cuidar de las plantas!

7

El poeta estadounidense R. S. Eliot, solía repetir: "Yo he medido mi vida en cucharitas de café". Aunque no te aconsejamos que tú también te pongas a hacerlo, siempre puedes mejorar la calidad de la tuya sirviéndote de esta increíble bebida. De hecho, ahora que ya sabes que no sólo puedes tomarla para conseguirlo, ¡te puede resultar mucho más fácil!
Fuente: Giphy / Starstock

1218
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Trucos de belleza protagonizados por pasta de dientes...
Síguenos