0 Comentario

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá

Cuando uno es niño, suele tener comportamientos que más adelante, en la vida adulta, ya no se repiten. Uno de ellos es bastante conocido en todo el mundo ya que ocurre en la mayoría de las casas. Seguramente a ti también te pasó hacerlo en algún momento de tu vida. Estamos hablando de los amigos imaginarios. Estamos más que seguros que tú, al igual que nosotros en la infancia, creabas personajes en tu imaginación, probablemente amigos de tu edad con los que podías hablar, jugar, intercambiar ideas y comentarios, gastar bromas a los demás y simplemente pasar un rato genial. ¿No es así? Incluso seguramente le dabas un nombre y lo tratabas como un miembro de la familia en frente de todo el mundo, incluyendo a tus padres. Eso significaba que tenía su propio sitio en la mesa, necesitaba tiempo en el baño, etc.

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 1

En este artículo te vamos a presentar que hay casos en los que los amigos imaginarios de los niños pueden ser mucho más que solamente su imaginación. En realidad, puede tratarse de un contacto mucho más profundo con alguien que ciertamente se encuentra allí. No necesariamente en forma de un fantasma tal y como se entiende comúnmente, pero puede ser realmente una conexión con el más allá. ¿Cómo es eso posible? Encontrarás la respuesta a esta pregunta a lo largo de nuestro artículo.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 2

“Yo era un niño muy introvertido y no me relacionaba con los otros niños de preescolar, la escuela secundaria o incluso más tarde, en la vida diaria. Los únicos amigos que tenía eran los “imaginarios” y para mí eran tan reales como cualquier otra persona. Me sentaba y jugaba con ellos, hablaba con ellos, incluso a veces celebraba fiestas con ellos. Mis padres, al no poder ver nada más que un niño hablando consigo mismo, a menudo se reían, creyendo que era sólo mi imaginación de niño. Dicho esto, hoy en día me acuerdo perfectamente de mis amigos imaginarios en frente de mí, teniendo largas conversaciones con ellos, en ocasiones muy intensas. Ahora que ya soy adulto, estoy seguro de que eran reales y que me podía comunicar con ellos”.

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 3

El testimonio que has leído en el párrafo anterior proviene de, como es de esperar, de alguien adulto que en su infancia (y no sólo) ha tenido por lo menos un amigo imaginario. Es bastante peculiar porque la mayoría de los niños o recuerda sus amigos una vez que salen de la etapa de la infancia. Este caso es solamente uno de los muchos que aparecen, ya que muchos niños juegan con amigos imaginarios. En la gran mayoría de las casos se trata, sin lugar a dudas, de la imaginación del niño, sin embargo no nos sentimos lo suficientemente expertos en el tema para poder descartar cada caso particular.

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 4

Es verdad que los niños presentan una mente completamente más abierta e inquisitiva que los mayores. Es por eso que en su caso se pueden dar experiencias psíquicas que para un adulto resultan ser mucho más difíciles de experimentar. A veces pueden ser incluso experiencias muy terroríficas para un ser indefenso y sensible como lo es un niño. Según diferentes estudios, es un hecho que en el caso de los niños se dan con mayor facilidad los eventos psíquicos. ¡Cuidado! Algunos signos de estas capacidades pueden ser experiencias comunes de la vida infantil, pero algunos pueden significar algo más, como el caso de los amigos imaginarios. En la mayoría de los casos son nada más que su imaginación y no hay de qué preocuparse, pero en algunos casos muy concretos puede tratarse del espíritu de alguien en la vida del niño.

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 5

¿Quién es ese espíritu? Bueno, en la mayoría de los casos, los psicólogos concuerdan en que los amigos imaginarios son un proceso común y no es nada de que un padre debería preocuparse. Pero también admiten que hay casos en los que los niños de verdad interactúan con alguien que sólo ellos ven y oyen. A menudo ese espíritu puede ser un ser querido, un miembro de la familia fallecido que acompaña al niño en su vida mientras este es capaz de divisarlo. Sin embargo, también se puede tratar de apariciones negativas.

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 6

Hay ciertas pistas mediante las que puedes reconocer si el pequeño tiene cualidades psíquicas y si su amistad es el fruto de su imaginación o es algo más. Una de las cosas la que puede sugerir lo segundo es que el niño constantemente transmite la misma imagen cuando se le pregunta que describa a su amigo. Su descripción es siempre idéntica, completa y es como si estuviera describiendo a una persona real. Si los detalles del amigo varían en las diferentes descripciones del niño, simplemente se trata de una invención suya, pero cuando todos los datos son idénticos y dan la impresión de reales en cada caso, es posible que el niño esté interactuando con alguien a quien sólo él o ella ve.

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 7

Otra pista que vale la pena considerar es que el niño dice cosas de su amigo imaginario que de ninguna manera podrían venirle simplemente a la cabeza. En este caso se puede considerar que el niño entra en contacto con una fuerza del más allá. Otro punto que vale la pena tener en cuenta es cuando el niño describe un color o resplandor que rodea a su amigo imaginario. Puede ser el aura de una persona fallecida. De la misma manera, el niño puede describir, sin tener conocimiento alguno, un traje de una cultura o época muy diferente. Sin embargo, no en todos los casos el amigo es un ente positivo. ¿Cómo reconocerlo? No te lo pierdas en la siguiente página.

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 8

Se dan casos de que el amigo imaginario del niño no es un ente amistoso que quiere jugar y pasarlo bien. Puede ser una criatura muy indeseada y peligrosa. Esto se puede ver reflejado en que el amigo imaginario es alguien hostil. El niño de repente empieza a tener miedo a la oscuridad, llora descontroladamente, habla por la noche y hace que el pequeño de la familia pida que se le deje la luz encendida. En un caso extremo, puede resultar en que quiera que alguien esté con él hasta que se duerma. En ese caso hay que prestar mucha atención y estar con el niño y ayudarle tal y como uno pueda.

En resumidas cuentas, que no cunda el pánico en cuanto tu hijo o hija empiece a hablar con un amigo imaginario y te lo presente, quiera que tomes té con él, etc. Repetimos: en la gran mayoría de los casos se trata de la imaginación y de un juego agradable. Sin embargo, hay que tener en cuenta las pautas que hemos descrito en el presente artículo.
Cabe mencionar que muchos niños con cualidades psíquicas son totalmente incomprendidos y son tratados por psicólogos o psiquiatras para eliminar cualquier rasgo de esa fuerza. Lo importante es que el niño se sienta cómodo a la hora de explicar su experiencia. Tener esa cualidad es un regalo de la vida, no una maldición.
Fuente: Imgur / Giphy / Starstock

Los amigos imaginarios de los niños, conexiones reales con el más allá 10
728
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Hombres que por amor fueron capaces de todo
Síguenos