0 Comentario

Estos doctores encontraron algo increíble en la pantalla de ultrasonidos de esta madre...

Andrea y su pareja, Keston Ott-Dahl, viven en Antioch, California, en el área de la bahía de San Francisco y juntos tienen cinco hijos. Como sus amigas, una pareja de lesbianas, tenían problemas para concebir un hijo, Andrea quería ayudarles. "Nuestros corazones se dirigieron a estas mujeres porque sabíamos las alegrías de tener una familia", dijo Andrea a ABC News. Esta pareja había gastado un cuarto de millón de dólares y seis años tratando de que una de ellas quedara embarazada, pero todo fue en vano.

madre y bebe

Estas chicas incluso trataron de adoptar un hijo, pero fueron rechazadas en la oficina del registro por ser una pareja del mismo género. Esto las entristeció muchísimo pero no las desanimó a la hora de seguir intentándolo. Una noche, después de escuchar a estas mujeres hablar de sus dificultades para concebir, Andrea discutió con su marido Keston la idea de actuar como vientre sustituto. Ninguna de estas personas sabía lo que se iban a encontrar unos meses más tarde…
Haz click en Siguiente Página para ver el resto del contenido del post.

problemas embarazo

Keston estaba un poco sorprendido, pero lo veía venir: “no me malinterpretéis, yo sabía que Andrea era el tipo de mujer que podría dar a luz a un bebé para otra pareja en problemas. Nuestra casa ya estaba llena de niños y los dos contábamos con ansia los años, los meses y los días que estaríamos libres de la responsabilidad de criar a nuestros propios hijos. Pero bueno, con un poco de persuasión estuve de acuerdo con los planes de Andrea, ya que sería solamente un año de nuestras vidas.”

pareja gay

En este momento, nadie sabía lo que el ultrasonido podría revelar o el efecto que tendría en su vida; todos los involucrados, especialmente la pareja, estaban encantados de que Andrea se ofreciera voluntariamente para una tarea tan increíble. Debido a que ninguno de los ovarios de la pareja estaba a la altura de la tarea, Andrea utilizó los suyos. Ella también tenía algunos problemas de fertilidad; después de cuatro intentos fallidos de tratamiento, Andrea buscó una solución extrema…

ecografia

“Fuimos a un laboratorio de química y conseguimos hacernos con una probeta. Una pareja gay nos pudieron proporcionar un poco de esperma fresco e intentamos la técnica de una forma muy tradicional. Pero hay que decir una cosa: la técnica funcionó. ¡En sólo tres meses Andrea estaba embarazada!” Todos los involucrados en el proceso estaban muy contentos ya que por fin se había cumplido el sueño de una pareja. Ya sólo faltaban nueve meses para que naciera la criatura.

bebe

“Empezamos a escoger nombres para el bebé, pero lo llamamos Cacahuete hasta que supiéramos su género”, dijo Keston. Esta feliz historia estaba a punto de tomar un giro inesperado cuando Andrea y Keston fueron a un examen de rutina. En la sesión de ultrasonido de las 12 semanas, Andrea y Keston esperaban saber el género del bebé: era una chica, pero el doctor tenía más noticias. Este médico notó una acumulación de líquido detrás del cuello del bebé; esto significaba que podría desarrollar síndrome de Down...

recien nacido

El médico hizo algunas pruebas adicionales y luego llamó a la madre sustituta. "El bebé tiene trisomía veintiuno", le dijo a Andrea. La trisomía en el par de cromosomas número veintiuno significa que el feto había resultado positivo para el tristemente popular síndrome de Down. Todo el mundo estaba con el corazón destrozado, especialmente Andrea. Los médicos sugirieron terminar el embarazo, dado que no sabían si el bebé sería ciego, sordo, autista o peor; es más ni siquiera sabían si el bebé sobreviviría hasta el nacimiento. La pareja de la que Andrea fue madre sustituta decidió que ya no estaba interesada ​​en el bebé, por lo que animaron a Andrea a terminar el embarazo.

bebe sindrome de down

Andrea y Keston querían asegurarse de todo antes de tomar una decisión tan grande. Visitaron a un consejero genético para buscar consejo, pero se fueron insatisfechos: ellos querían saber cómo sería educar a un niño con síndrome de Down. "Andrea y yo estuvimos sentados durante incontables horas viendo estos videos", dijo Keston. "Vimos niños que son actores, empresarios, y que incluso se casan... hacen cosas que cualquier niño puede hacer". Así, contra la voluntad de sus amigos, Andrea y Keston decidieron mantener a la bebé y criarla ellos mismos...

bebe feliz

Los pareja de lesbianas estaba tan molesta que amenazaron brevemente con demandarles. Pero la ley estadounidense solamente da la decisión de dar a luz a la verdadera madre, incluso si estuviera actuando como vientre de alquiler. El 2 de julio de 2013, Andrea dio a luz a una niña. Y aunque el bebé tenía un defecto cardíaco que requería cirugía, estaba completamente sana. Andrea y Keston la llamaron Delaney Skye. La pareja matriculó a Delaney en terapia de intervención temprana para el síndrome de Down cuando tenía sólo dos meses de edad.

niña feliz

En este momento, ella está hablando en frases de cinco palabras. Muchas veces, los niños con síndrome de Down no hablan hasta que tienen cinco años y, a veces, no hablan, por lo que es un verdadero hito lo que ha conseguido. Andrea y Keston quieren compartir su experiencia con todo el mundo, de hecho esperan ayudar a otros padres de niños con síndrome de Down a encontrar respuestas. Para este fin, la pareja también ha publicado un libro llamado llamado “Saving Delaney: De la maternidad subrogada a la familia”.
¿Te ha gustado este artículo? Si es así y quieres leer más de este tipo, compártelo con tus amigos y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook.
Fuente: StarStock/ scribol.com

familia feliz
31
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Propietaro de Nueva York no cobrará el alquiler y pide a sus inquilinos que se salven
Síguenos