Increíble!ControversialTests

Publicado 2016-11-22
3 Comentario

El detalle “sólo para adultos” en “La Sirenita” que probablemente nunca notaste

En numerosas ocasiones hemos escrito sobre las películas de Disney y su influencia sobre los más pequeños. Hemos recordado más de una vez que han estado con diferentes generaciones y han sido el principal motor para las diferentes imaginaciones. Ese proceso sigue presente con la generación de los más pequeños (y no tan pequeños porque a quién de nosotros no les gusta de vez en cuando volver a uno de los clásicos más memorables…) y probablemente seguirá con sus hijos y sus nietos. Esto se da no sólo por un increíble don de todos sus dibujantes para llegar con sus imágenes a las mentes de los niños, sino que también por ser historias siempre reales y siempre actuales.

Sin embargo, los dibujantes hacen incluso mucho más que eso. Otro rasgo que les define y les hace absolutamente incomparables con otros diseñadores y dibujantes. Se trata de los “huevos de pascua”, “easter eggs”, o como los quieras llamar. Se trata de secretos ocultos, alusiones a otras obras suyas o de otros… y en palabras muy generales, todo aquello que tiene un significado más profundo por hacer referencia a otra cosa que ya existió anteriormente. Sobre estos elementos también escribimos en docenas de ocasiones y si te las perdiste, aquí tienes alguno de los ejemplos: 18 secretos de Disney que no sabías hasta ahora ¡No me había dado cuenta!
Sin embargo, hoy nos vamos a centrar en algo verdaderamente explícito y chocante. No te lo puedes perder.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

¿Te acuerdas de “La Sirenita”? Es uno de los clásicos más clásicos entre las producciones de Disney. Fue creada en el año 1989 en base al cuento escrito por Hans Christian Andersen. Los responsables por la producción fueron Ron Clemens y John Musker. Sin embargo, estos dos señores parecen haber escondido un detalle muy diminuto (o no tanto). Independientemente de su tamaño, hay que decir que puede llevar consigo bastante significado. En realidad, es difícil saber qué pensar sobre todo ello. ¿Te acuerdas de la escena, en la que el príncipe, amor verdadero de Ariel, iba a casarse con otra mujer? Estamos seguros que sí, ya que fue el preludio a la batalla final y al final feliz. Esa escena fue mucho más especial de lo que todos pensábamos.

Gracias a que a Walt Disney no le faltan fans y personas que analizarán detalladamente cada fotograma, cosas como esta salen a la luz. Debajo tienes el vídeo de la escena y una repetición a cámara lenta. Fíjate muy, muy detalladamente en el traje del obispo. Con más precisión: en lo que viene a ser su pantalón. Podrás ver de una manera más que evidente que el obispo que va a casar al príncipe y la otra muchacha se pone… “alegre”, por decirlo de una manera. ¿Lo ves? Es más que obvio que el cura no es capaz de contener la alegría. ¿Se trata de una jugada por parte de los dibujantes, o es pura casualidad? Observa bien la escena y dinos que piensas en los comentarios, pero antes de ello comprueba cómo comentan la escena los producentes de la película. Su respuesta hace mucho que pensar.

Uno de los diseñadores, Tom Sito, parece haberse ofendido con las posibles insinuaciones por parte de los fans, ya que responde nada más que: “la gente sólo ve lo que quiere ver”. Mientras tanto, los directores Ron Clemens y John Musker dieron una respuesta un tanto más detallada, procurando centrar la atención de los espectadores con mentes sucias en otra parte del cuerpo del sacerdote. “Se trata de un malentendido. En serio, estábamos allí, así que lo sabemos. El obispo tenía las rodillas huesudas. El diseñador Tom Sito lo diseñó con unas rodillas protuberantes y no estaba pensando en ninguna otra cosa que no fuera este personaje de diseño ligeramente extravagante cuando lo creó. Nunca hubo ninguna intención”. ¿Crees que es verdad lo que comentan los diseñadores? Parecen tener razón porque al revisar al personaje del obispo se puede ver claramente sus rodillas. A partir de ello, los producentes dicen que no se trata simplemente de “una leyenda urbana”.

Sin embargo, siempre queda un pequeño “pero”. ¿Por qué? Porque no es la primera vez que algunas imágenes de las producciones de Walt Disney resultan ser controversiales o producir asociaciones ambiguas. ¿Es posible que todo se trate únicamente de la mente del que lo observa? No lo sabemos, pero te presentamos otro ejemplo. Nos quedamos con el tema de “La Sirenita”. La portada misma de la película ya escondía cosas que no debería esconder una película para niños. Eso seguramente no son rodillas protuberantes…

El detalle “sólo para adultos” en “La Sirenita” que probablemente nunca notaste 5

Ahora cambiamos de tercio, pero seguiremos destrozando toda tu infancia con Walt Disney. Así que si eres de nervios flojos o no quieres que toda tu infancia se vaya al garete, mejor no sigas con la lectura. Pero por otro lado, ni siquiera sabes lo que te perderás, así que mejor quédate con nosotros. Seguramente recuerdas al “Rey León”. Las aventuras de Simba eran para muchos la base de su infancia. Sin embargo, la portada oculta algo más bien apto para público adulto. Fíjate. No te parece que lo que supuestamente es la nariz de un león, en verdad representa… a una mujer, además no necesariamente muy vestida.

El detalle “sólo para adultos” en “La Sirenita” que probablemente nunca notaste 6

Ahí no terminó la historia de Simba y las asociaciones con el mundo de la alegría adulta. Una famosa escena en la que Simba cae frente a un barranco y un polvo estelar forma… bueno. La palabra que puedes ver debajo. Los diseñadores dijeron que querían formar las letras S.F.X., que iban a significar “efectos especiales” pero los espectadores leyeron una cosa completamente diferente. Iba a ser un “easter egg” de presentación de los dibujantes y salió… bueno, un easter egg mucho mejor que el que tenían planeado.

El detalle “sólo para adultos” en “La Sirenita” que probablemente nunca notaste 7

Estos son algunos de los muchos ejemplos de cómo Disney introduce elementos que son interpretados de diferentes maneras, muchas veces asociando con lo adulto. ¿Será tal y como lo dijo uno de los diseñadores que cada uno ve lo que quiere? ¿O es que de verdad las mentes de los dibujantes son un poco turbias en algunas zonas? Sea cual sea la respuesta, podemos estar seguros que de los dibujos animados de Disney disfrutarán no sólo los más pequeños, sino también los adultos. ¡Si el artículo te ha gustado, compártelo con tus amigos!
Fuente: Giphy / Youtube - Mike Buckley / paraloscuriosos.com

78
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Curiosidades que muchas personas no sabían de Disney
Síguenos