Cotilleos

Publicado 2016-11-23
1 Comentario

Estos actores casi perdieron la vida luchando por un Oscar

Antes de empezar, te tenemos una tarea. Imagina que estás a punto de cambiar tu vida por completo, gracias a un nuevo empleo que, por si fuera poco, resulta ser un verdadero trabajo chollo. Apostamos que, estando en una situación así, harías lo imposible para dar la nota, quedar bien y cumplir con todas tus responsabilidades (al fin y al cabo, ¿quién no sueña con una oportunidad así?). La pregunta es: ¿cuánto estarías dispuesto a sacrificar por el bien de la causa?

Por más que cueste creerlo, muchos actores de los que nunca hubiéramos pensado que pueden necesitar poner algo de esfuerzo en sus trabajos, también ha tenido que responderse esta pregunta. Algunos soportaron problemas de salud, otros acordaron trabajar en condiciones pésimas, bajar o subir de peso de manera dramática, etc... ¡Descubre cuán lejos llegan los artistas con ganas de recibir un Oscar!
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

1. Leonardo DiCaprio

Este señor es conocido por ser capaz de soportar muchas cosas con el fin de prepararse para encarnar a sus personajes. En Django desencadenado se ha rajado una mano en pleno rodaje, y en El lobo de Wall Street permitió que una loncha de jamón lubricado terminara en su rostro casi 70 veces seguidas. Nada de eso, sin embargo, puede compararse con su actuación en El renacido. A pesar de ser vegetariano, Leo comió el hígado de bisonte (¡crudo!), se tuvo que meter en ríos congelados y durmió en las carcasas de un caballo. ¡Más de una vez estuvo a punto de sufrir hipotermia!

2. Bie Larson

Preparándose para el papel de una madre soltera encerrada con su hijo en una habitación, la ganadora de un Premio Oscar para la mejor actriz empezó a acudir a silent retreats, donde estaba prohibido incluso mirar a otras personas, y consultó a un traumatólogo. Durante un mes permanecía en un lugar aislado, y, como confesó, al final no podía parar de llorar. Según sus propias palabras, esta experiencia para ella fue una forma de muerte y terminó quebrándola por completo.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

3. Matthew McConaughey

Para prepararse a la perfección al papel de un hombre enfermo de SIDA en El club de los desahuciados, el tejano se vio obligado a bajar más de 25 kilos de peso. El proceso del adelgazamiento no sólo le debilitó físicamente, sino también conllevó otros resultados peligrosos para su salud. Tan pronto como bajó a 65 kilos, el actor (de 1.83 ms de estatura) comenzó a perder la vista. Recuperarla por completo le ha costado mucho esfuerzo y más de un año de tiempo. No es de extrañar que la Academia lo ha galardonado por todo aquel esmero...

4. Daniel Day-Lewis

El destacado actor británico es, probablemente, uno de los actores más metódicos de la historia. Basta con decir que durante la filmación de Lincoln se negó a dejar de actuar, e incluso durante su tiempo libre llevaba puesta la ropa del presidente y se comportaba como él, dejando boquiabiertos a los miembros del equipo del rodaje. Además, mientras trabajaba en Mi pie izquierdo, se fracturó dos costillas: no quería levantarse de la silla de ruedas en ningún momento y pidió que los demás lo llevaran en brazos a todas partes. ¿Puedes creerlo?
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

5. Hilary Swank

La encarnación adecuada de la boxeadora Maggie Fitzgerald en Million Dollar Baby requirió un entrenamiento muy duro: la joven actriz se sometió a él en el gimnasio de Muhammad Ali. Si bien se trataba de rutinas exhaustivas, su vida empezó a correr peligro cuando en uno de sus pies apareció una ampolla de tamaño de una palma de la mano. Al ver que la herida se infectaba, la actriz buscó atención médica y se enteró de que era mucho más grave de lo que creía: ¡si la bacteria que había contraído a través del pie hubiera llegado hasta su corazón, habría podido perder la vida!

6. Heath Ledger

Con el fin de hacer bien su trabajo e interpretar al Guasón en Batman: el caballero oscuro, el joven actor simplemente se convirtió en su personaje. Pasó un mes encerrado en una habitación de hotel en Londres, empezó a escribir diario y experimentar con las voces, hasta que se sintió como una persona privada de empatía y sentimientos humanos. Sus preparativos asustaron a algunos de sus amigos y compañeros de trabajo, quienes creían que Ledger había llevado el papel demasiado lejos. El intgérprete fue encontrado sin vida medio año después del estreno de la película. Para colmo, las últimas palabras de su diario contenían un horripilante mensaje: "Bye, bye".
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

¿Cuál de estos ejemplos te ha parecido el más impactante y asombroso? ¿Conoces a otros actores dispuestos a pasar por mucho en el nombre de su trabajo? ¿Crees que está bien que los intérpretes se esmeren hasta tal punto, o ni siquiera consideras su profesión un trabajo real? Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / Giphy

368
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El supuesto romance entre Brad Pitt y Margot Robbie que muchos ponen en duda
Síguenos