Increíble!Controversial

Publicado 2016-12-06
43 Comentario

El misterioso “niño fantasma” que guió a los rescatistas del accidente del Chapecoense y luego desapareció…

Hace poco nos enteramos de una noticia ciertamente desgarradora. Un avión que transportaba a prácticamente todo el equipo brasileño del Chapecoense, junto con el equipo técnico y muchas más personas, se estrelló momentos antes de llegar al Aeropuerto de Medellín, donde tenía previsto disputar la final de la Copa Sudamericana. En total, viajaban 77 personas, de los cuales 68 eran pasajeros y 9, miembros de la tripulación.

accidente Chapecoense

Sólo seis personas consiguieron sobrevivir, por lo que 71 perecieron en el accidente. Dos miembros de la tripulación, tres futbolistas y periodistas siguen con vida, aunque dos de ellas siguen en estado grave. Si bien la razón o razones del fuerte choque justo antes de llegar a un aeropuerto siguen en el aire, se cree que un motivo de peso fue que la aeronave no tuviera la cantidad de combustible de emergencia estipulada para estos casos. Y además, hubo un detalle que todo el mundo pasó por alto… ¡No dude en seguir leyendo porque es muy interesante!
Haga click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

accidente Chapecoense

Resulta que se dice que Alan Ruschel, el jugador del Chapecoense de 27 años que consiguió sobrevivir al horrible accidente aéreo, parecía tener un ángel de la guarda. Al parecer, fue encontrado por un joven colombiano de, en principio, 10 años de edad. No se conocía ningún dato concreto sobre su aspecto, pero Sergio Marulanda, un aldeano local, dijo: “cuando estábamos aparcando los camiones, llegó un niño que nos dijo dónde estaban los heridos”.

accidente Chapecoense

“Un policía me dijo: Usted ha sido el primero en llegar, así que llévate al niño en el camión y ve a recoger a los heridos”, relató el hombre, un residente de La Unión que se paró con su camioneta en la escena. El joven niño, del luego daremos más datos, ayudó a Marulanda y demás rescatistas civiles hasta llegar a Ruschel en la camioneta por la montaña momentos después de que el avión Avro RJ85 chocara cerca de Medellín.

accidente Chapecoense

Cuando llegaron a la zona del accidente, encontraron una gran cantidad de cuerpos sin vida, así como uniformes de color verde destrozados y esparcidos entre el fuselaje del avión. Una vez allí, los rescatistas se prepararon para evacuar a Ruschel, cuando vieron que seguía vivo. “Preguntó por su familia y sus amigos, dijo que le dolía mucho la cadera porque tenía una fractura”, recordó Marulanda. Sin duda, la escena tuvo que ser dantesca…

accidente Chapecoense

A raíz de ese momento, algunos ayudantes y demás rescatadores siguieron llegando en camiones, motocicletas e incluso caballos para ayudar, pero aún así tenían que caminar unos 30 minutos por terrenos accidentados que incluyeron una subida de 80 grados y un descenso de unos 1.500 pies para poder llegar a la zona del naufragio, según dijeron los funcionarios. “Si ese avión se hubiera estrellado un minuto después, la tragedia hubiera sido mayúscula, ya que iría directo a una comunidad local”, dijo uno de los rescatistas.

accidente Chapecoense

Sin embargo, el niño que les ayudó a llegar a la zona del accidente, se esfumó sin dejar ninguna pista, por lo que las personas comenzaron a llamarlo “el niño fantasma”, o “el niño ángel” del accidente. Pero al final resultó que no era nada de eso. Tres días después de saber que el niño ayudó a guiarlos, se supo toda la verdad. El niño se llamaba Johan Alexis, un residente local de 15 años, quien colaboró con el rescate hasta que las fuerzas locales llegaron a la zona. Hace poco, habló con el diario El Colombiano y contó lo sucedido.

Johan Alexis

“Ya había algunos bomberos y policías cuando llegamos, gritando que un lado había uno, y que allí había otro. Comenzaron a sacar a los heridos del avión, pero estaba dirigiéndose hacia la montaña, y así era muy complicado, así que les dijimos que había un camino más fácil y más rápido”, contó Johan, que vive a no demasiada distancia de la zona y que se acercó a colaborar junto a su padre. “Ya estaban saliendo con Alan Ruschel y los acompañé para decirle a los policías que había uno de los heridos en la carretera. Algunos carros ya habían llegado al lugar”.

accidente chapecoense

Fue entonces en ese momento cuando el niño y su padre desaparecieron de la escena sin dejar rastro, comenzando el mito del “niño ángel” o “niño fantasma”. ¿Por qué razón se fueron? “Subíamos a por algunos heridos más cuando casi a las 2.00 am un policía nos obligó a irnos, nos dijo que nos fuéramos, que quién sabe con qué intenciones habíamos ido. Un bombero discutió con él y le dijo que estábamos ayudando. Para evitar problema, volvimos al cambuche, donde pasamos la noche”, concluyó. ¡Comparta este artículo con todo el mundo y no dude en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / erbol

Johan Alexis chapecoense
1352
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

El increíble tatuaje premonitorio de la esposa de un jugador del Chapecoense…
Síguenos