Increíble!Consejos

Publicado 2016-12-08
295 Comentario

Algunas personas tienen las venas de las manos muy marcadas

La función de las venas en el cuerpo es la de actuar como tuberías de sangre. Gracias a ellas podemos transportar el oxígeno y los nutrientes a todos los rincones de nuestro cuerpo. Tenemos que tener en cuenta que las células forman el equivalente a una comunidad especializada en una función concreta y, por tanto, no todas pueden obtener los nutrientes por su cuenta. Precisan de estas autopistas para poder sobrevivir y seguir cumpliendo con su misión.

1

Cuando miramos de todas formas las diferentes manos de los que nos rodean y las comparamos con las nuestras propias, podemos observar que estas venas estarán más o menos marcadas. Incluso a lo largo de nuestra vida podremos ver cómo poco a poco, cuando nos acercamos a la edad adulta, estas se marcan aún más. En algunos momentos de nuestra vida incluso llegamos a ver cómo aparecen abultadas y luego desaparecen ¿Cuál puede ser el motivo? Si quieres conocer la historia completa

2

En algunas situaciones especiales nuestro cuerpo demanda de una sobredosis de oxígeno o de azúcar. Ésto provoca que las venas tengan que aumentar el caudal de sangre, la presión y, por lo tanto, las dimensiones del propio conducto. Por suerte el material del que están hechos estas tuberías naturales no es rígido, sino que se comporta de una manera muy flexible. Nos permite doblarlas, bloquearlas e incluso agrandarlas sin problema alguno.

3

Cuando realizamos deporte excesivo, levantamiento de peso o un sobreesfuerzo en un momento dado, provocamos que aparezcan en nuestra mano marcadas, al igual que en el resto del cuerpo. Una vez finalizado ese transporte de suplementos, pasadas unas horas, las venas vuelven a la normalidad y desaparecen. Aún así nos ronda otra duda ¿por qué a algunas personas delgadas les aparecen más marcadas?

4

En el caso de personas de complexión delgada, las venas suelen aparecen más marcadas. Aunque en algunas situaciones guarde relación con problemas referentes con la circulación sanguínea, no siempre tiene que aparecer en personas con alguna dolencia. Simplemente es cuestión hereditaria que se puede remarcar con mayor facilidad si se tiene menos grasa que la disimule. Si bien es cierto que esto puede resultar poco estético, es una simple identidad.

5

Aún así también se puede dar el caso de que éstas aparezcan por causas derivadas de enfermedades y no debemos dejar de lado la posibilidad de que nuestro cuerpo nos esté advirtiendo de algún peligro. Si notamos que nos aparecen y no hemos realizado ningún tipo de ejercicio excesivo o si simplemente no desaparecen pasado un tiempo prudencial, quizá deberíamos consultar con un médico para descartar las posibles enfermedades asociadas.

6

Hay muchas causas que podrían provocar su aparición, entre las que encontramos la inactividad en exceso o una presión arterial elevada. Si somos propensos a la obesidad o si estamos en el periodo de embarazo es también posible que se muestren más marcadas. Otras posibles situaciones que nos indicarían que padecemos algún tipo de enfermedad sería las relacionadas con las tromboflebitis, inflamaciones de las venas provocadas por un coágulo.

7

Es importante, pues, detectar lo antes posible si esta característica está asociada a un síntoma o es algo casual. Hacerlo podría alertar a nuestro médico para que pueda evitar males mayores. Siempre recomendamos acudir al médico en caso de duda, pues será mejor descartar que sufrir las graves consecuencias. Tenemos que tener en cuenta que podemos padecer uno o varios de estos síntomas, pero no siempre tendrían que ser todos.

8

Si además de notar la aparición de las venas, sentimos una hinchazón, algún tipo de dolor o una sensación de calor excesivo. Si observamos que se produce un enrojecimiento de la zona podría ser debido a una tromboflebitis. Si ésta guarda relación con la diabetes, anomalía en la producción de insulina, notaremos una coagulación anormalmente lenta o la aparición de úlceras o heridas en la piel. Podremos encontrarnos con otros problemas subyacentes más graves.

9

Si el caso es de un adolescente, las probabilidades de que sea maligno se reducen considerablemente, máxime si es deportista. Puede que simplemente se le haya adaptado el organismo a su exceso de oxígeno en los músculos y se haya convertido en parte de su propia anatomía. Aún así, seguimos insistiendo, es aconsejable consultar con un médico para descartar cualquier tipo de duda. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: StarStock

10
29
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Las 5 cosas que las manos de hombre revelan sobre su personalidad
Síguenos