Increíble!

Publicado 2015-10-22
4 Comentario

¡Esta chica tiene 25 años y nunca había comido nada!

Proviene de India, tiene 25 años, pero no conoce el sabor de la carne, fruta o verdura. De hecho, nunca había comido. Desde pequeña se alimenta con leche, agua y té. Los alimentos convencionales podrían no existir para ella. Además, la joven no piensa cambiarlo en el futuro.

Manju Dharra proviene de Sonipat: una localidad situada cerca de Delhi. Es delgada, pera a primera vista no parece resaltar de entre otras jóvenes. En realidad, la mujer está de dieta que no tiene fin: sólo toma leche, cuajada, agua y té. No come nada de las comidas consistentes: todo esto, por culpa de una enfermedad innata que se conoce como acalasia esofágica.

1

Ya cuando era niña, Manju era muy caprichosa, y las pruebas de meter en su menú cualquier alimento que no fuera leche fracasaban de antemano.

Al principio, su madre pensaba que sólo se trataba de antojos, aunque cuando la niña al cumplir 2 años seguía mirando con repugnancia al pan o arroz, sus padres decidieron que su aversión hacia la comida puede tener causas somáticas.

3

“Generalmente toma leche, té, cuajada y agua. Si come algo sustancioso, de inmediato empieza a vomitar”, cuenta su madre. “Cuando como algo, lo devuelvo, y me siento muy, muy mal. Incluso ahora, cuando miro las comidas sólidas, hasta me dan miedo”, agrega la joven.

La enfermedad que padece la india provoca el surgimiento de anomalías con la tensión en el momento de descanso del esófago, y problemas con la diástole del esfínter esofágico. A todo esto se suman también los trastornos de motilidad. Todos estos problemas por lo general se pueden resolver mediante una cirugía, pero Manju Dharra no quiere someterse a ninguna. Mientras tanto, otros métodos no sirven.

4

Para abastecer las necesidades alimentarias de la chica, su familia adquirió una vaca. Su padre opina que la situación económica del clan es tan mala que puede provocar obstáculos relacionados con las siguientes consultas médicas. Además, su hija, debido a la enfermedad y el hecho de que el dinero en su casa brilla por su ausencia, probablemente va a tener que olvidarse de los estudios.

Manju Dharra es el único miembro de su familia al que le fue detectada la enfermedad. Sus cinco hermanas y dos hermanos son completamente sanos.

2

9
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Hombre - árbol, ¿la historia de Dede Koswara tuvo que terminar trágicamente?
Síguenos