Increíble!Conmovedor

Publicado 2015-10-22
35 Comentario

Este pobre perro tenía un hueco en el medio del cuello. ¡Lo que salió de la herida al cabo de unos días es difícil de describir!

Wilson Coutinho Martins de Río de Janeiro (Brasil) rescata animales a los que ya nadie quiere. La mayoría de ellos sufre tanto que es imposible describirlo con palabras, pero todo cambia para mejor cuando se topan con Wilson. Gracias a su ayuda, los perros recobran la salud y las ganas de vivir.

El hombre recorre las calles de su ciudad todos los días, buscando perros callejeros. Un buen día, en su camino aparece ÉL. Es, sin duda, el peor caso con el que Wilson se había topado en su vida. Tan solo mirar las fotos del perro te harán romper el corazón.

1

El animal estaba en pésimo estado: en su cuello se podían ver unos huecos alarmantes. Al parecer, alguien le ha salpicado con el agua hirviendo... El pobre pasaba un verdadero tormento a diario.

2

La inflamación que se produjo fue la más severa de las que había visto Wilson. Al perro lo llamó Anja, y lo llevó a su propia casa. ¡El hombre sabía muy bien que en su caso cada minuto era sumamente importante!

3

Las fotos presentadas a continuación son bastante drásticas, por lo cual no deben ser vistas por las personas sensibles. Lo más importante es que el perro al final de su camino se haya encontrado con un buen hombre que lo ha salvado.

4

Wilson no malgastaba el tiempo. Una vez en casa, de inmediato le suministró anestesia al perro y se puso manos a la obra.

5

Desinfectó la zona y ha eliminado parte del pelaje perruno. Sólo de esta manera pudo llegar a las heridas de la pobre perrita.

6

Más tarde, se deshizo de las pulgas y garrapatas que no dejaban a Anja en paz durante todo el tiempo pasado en las calles de la ciudad.

7

Cuando el perro despertó, el hombre le ha dado de comer algo rico. Ya que el animal tenía mucho apetito, Wilson supuso que iba a sobrevivir y su humor de repente mejoró.

8

Wilson no quería someter al perro a todas las operaciones de una sola vez, así que le dejó disfrutar de su nueva casa por un rato. Anja por fin se sintió segura y a salvo, y se durmió de inmediato.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES 2 FOTOS SON MUY DRÁSTICAS. LAS ESTÁS VIENDO A TU PROPIO RIESGO.

9

Después de que la perrita despertó, el hombre se enfocó en sus vendas. Se horrorizó al ver los gusanos que salían de la herida en el cuello del animal. Junto con su amiga, Wilson los eliminó cuidadosamente.

10

11

Después de ello, volvieron a desinfectar la llaga. Esperaban no encontrar los gusanos allí nunca más, ¡y lo han conseguido! ¡La valiente Anja es, al parecer, toda una guerrera!

14

Por su fuerza y valentía, la perrita fue obsequiada por un montón de manjares. Parece que le encantó la comida, porque limpió con la lengua absolutamente todo el plato.

15

16

Y ¿cómo siguió su historia? Todos los días, Wilson examinaba la herida esperando que el animal mejore por completo. Poco a poco, se hacía notar el progreso de la curación.

13

Al final llegó el día tan esperado por todo el mundo: ¡resultó que Anja estaba completamente sana! Las cicatrices se hacían cada vez menos visibles y el pelaje le volvió a crecer.

17

Actualmente, Wilson sigue cuidando de su nueva amiga de cuatro patas. Lo hace todo el tiempo, a la vez buscándole un hogar cariñoso y propietarios buenos. Pero ¿quién sabe cómo terminará su historia? ¿Quizá la perrita se quede con su salvador para siempre?

18

428
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Los candidatos a perezoso del año revelan sus ideas más brillantes
Síguenos