Increíble!

Publicado 2016-12-20
16 Comentario

Descubre cómo es vivir en el pueblo más frío del mundo, donde las temperaturas llegan a -50 grados…

La Tierra es sencillamente sorprendente, y puede albergar lugares tan bonitos que son capaces de robarnos el habla. Un mundo de contrastes, en el que podemos encontrar lugares muy calurosos, áridos y con una gran escasez de vida. Sin embargo, en el lado opuesto tenemos sitios muy fríos, donde la vida se hace muy complicada y donde los habitantes tienen que extremar las precauciones debido a las dificultades atmosféricas. En el artículo de hoy queremos centrarnos en uno de estos lugares muy frío, donde sus habitantes, que no tienen más remedio que adaptarse a las condiciones, tienen que seguir una serie de pautas… ¡No se lo pierda porque es muy interesante!

Oymyakon, Rusia

Las temperaturas llegan a muy por debajo de cero en el poblado de Oymyakon, Rusia, conocido desde hace mucho tiempo como el lugar más frío habitado en la Tierra. Si alguien como usted, que vive por lo general en un lugar cálido durante todo el año, no es capaz de imaginarse cómo es permanecer por siempre en este clima, les daremos algunas pistas. La temperatura es tan fría que la gente se alimenta de carne congelada, dejan sus coches encendidos 24/7, y debe calentar el suelo con una hoguera durante varios días antes de enterrar a sus muertos… ¡Y esto no es nada! ¡No se pierda el resto!
Haga click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

Oymyakon, Rusia

Es difícil saber por qué alguien querría vivir en un lugar así, y aún es más difícil pensar por qué alguien querría ni siquiera visitarlo. Pero un fotógrafo llamado Amos Chapple no pudo resistirse. “Realizo fotografías de viajes dirigidas a las secciones de noticias de los periódicos, y necesito un titular para colgar una historia”, dijo el neozelandés. “El lugar más frío de la Tierra” es bastante irresistible”. Entonces, viajó más 10.000 millas para llegar a este pueblo de 500 habitantes, que está escondido en un remoto rincón de Siberia.

Oymyakon, Rusia

Es tan desagradable que los aviones no pueden aterrizar durante el invierno, y se tarda dos días en llegar en coche desde Yakutsk, que es la ciudad más cercana (a 926 kilómetros de distancia). Chapple pasó varias semanas rodando en Oymyakon y Yakutsk durante el largo y oscuro mes de enero de 2013 y 2014. Sus profundas fotos captan el frío y el sombrío paisaje, y los poderosos habitantes que enfrentan estas condiciones inimaginables. ¿Se puede imaginar siquiera vivir dos días en un lugar así?

Oymyakon, Rusia

Oymyakon se encuentra a una latitud de 63.4608ºN, 142.7858ºE, a sólo unos cientos de kilómetros del Círculo Polar Ártico. El poblado es tremendamente oscuro durante 21 horas al día en el invierno, y la temperatura ronda los 58 º bajo cero (-58º). Eso es agradable comparado con el mes de febrero del año 1933, cuando Oymyakon se ganó el título como el lugar más frío del planeta, cuando el termómetro descendió hasta los -90º. Sin duda, no es raro comenzar a temblar nada más de pensar en eso…

Oymyakon, Rusia

En este lugar, el frío ártico es simplemente un hecho de la vida, algo que debe ser soportado, por lo que la gente desarrolla una variedad de trucos para sobrevivir. La mayoría de las personas utilizan letrinas, porque la plomería de las viviendas tiende a congelarse. Los coches se deben mantener en garajes climatizados o, si se opta por dejarlos en el exterior, se tienen que dejar encendidos todo el tiempo. Algo muy, pero que muy desagradable para el cuerpo humano…

Oymyakon, Rusia

Las cosechas no crecen en el suelo helado, por lo que la gente tiene una dieta en gran parte carnívora. La carne de reno, carne cruda de pescado congelado o cubos de hielo de sangre de caballo con macarrones son algunas delicias locales. A Chapple le resultó tremendamente difícil hablar con la gente que se encontraba, ya que muchas personas se precipitaban lo más rápido posible de un lugar templado a otro. Aquellos dispuestos a charlar le advirtieron sobre un alcoholismo desenfrenado, especialmente durante los meses de vacaciones.

Oymyakon, Rusia

El clima de Oymyakon le pasó factura a la cámara de Chapple. Se enfrentó a desafíos interminables durante su estancia. “Había mucho que aprender, y llevó algunos días descubrir ciertos trucos para poder seguir trabajando”, dijo. “Desde el momento en que salí del hotel por la mañana, la temperatura de la cámara comenzaba a decaer. Una vez que el interior de la cámara se descongeló, pude llevar “bien” el día”. Chapple se paseaba con su chaqueta medio abierta, tratando de mantener la cámara caliente en su cuerpo y sacarla solo cuando quería hacer una foto.

Oymyakon, Rusia

También tuvo que contener el aliento al realizar fotografías, ya que el vapor de su boca parecía “el humo de un cigarro” y arruinaba todas las imágenes. Él experimentó la realidad del frío amargo de Oymyakon de primera mano cuando intentó tomar una visión general de la ciudad. No había colinas accesibles cerca del pueblo, por lo que Chapple subió a un mástil de radio en el centro del pueblo, balanceándose casi 15 metros sobre el suelo. Todavía incapaz de hacer una buena foto, se apresuró a quitarse los guantes para hacerlo…

Oymyakon, Rusia

“Entonces pude disparar con cierta destreza, pero cuando llegué al suelo, mi pulgar se había congelado totalmente”, dijo Chapple. “Tuve que hacer una incursión hacia mi hotel con la mano metida dentro de mis pantalones. Durante las dos semanas siguientes, la piel de mi pulgar se peló como una especie de terrible quemadura solar”. Desde luego, no hay palabras para describir una sensación así. Por fortuna, la mayoría de nosotros no llegaremos a experimentar una sensación tan desagradable en relación al frío, al menos por el momento. ¿Le ha parecido interesante? ¡Pues no dude en compartir este artículo con todo el mundo y no dude en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: wired

Oymyakon, Rusia
1044
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

13 fotos de la ciudad más fría del mundo
Síguenos