ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2016-12-28
5 Comentario

8 señales de deficiencia tiroidea que más de 12 millones de personas ignoran cada día

La tiroides es una glándula que se encuentra en la base del cuello, justo debajo de la nuez de Adán. Es un órgano que puede pasar completamente desapercibido durante años o décadas de vida hasta que descubrimos que está enfermo. Esto se da porque los síntomas que presenta la tiroides son muy discretos y ambiguos para quien no es consciente de que lo que sufre está relacionado con este pequeño órgano con forma de escudo o mariposa. La tiroides es la responsable de un buen (o mal) metabolismo y controla el ritmo al que las células convierten comida en energía. De ella también depende la secreción de hormonas al organismo, produce proteínas y es responsable de otras muchas cosas. Por eso es un órgano muy importante aunque es pequeña.

8 señales de deficiencia tiroidea que más de 12 millones de personas ignoran cada día 1

El número de personas que sufre deficiencia tiroidea es sorprendentemente alto. Este problema es tan común que se estima que más de 25 millones de personas en América del Norte son víctimas sigilosas que no han sido diagnosticadas. Se estima que una tiroides poco activa, lo que se llama hipotiroidismo, es la causa del 99% de los problemas relacionados con la tiroides. Ahora seguramente quieres saber qué síntomas revelan problemas con la tiroides. No te los pierdas en la siguiente página.
Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

8 señales de deficiencia tiroidea que más de 12 millones de personas ignoran cada día 2

1. Frío

Una de las señales principales de que puedes tener problemas con la tiroides es la constante sensación de frío. Estás en casa, la estufa casi fundiendo las paredes, abrigado hasta más no poder, con un té ardiente en manos e incluso con tu perro sobre tus rodillas pero sigues tiritando del frío. ¿Conoces esa sensación? Esto puede significar que tu tiroides no está trabajando de manera correcta. ¡Recuerda! No estamos hablando de una situación en la que simplemente estás resfriado, sino que te encuentras en una situación neutra y sin embargo notas que tienes frío. También tener las manos y los pies fríos a menudo pueden dirigir la atención a la tiroides. Esto se da porque, como mencionamos antes, la tiroides regula el ritmo de producción de energía. Si el ritmo es bajo, no tienes suficiente energía para calentar bien el cuerpo.

1. Frío

2. Problemas de cabello, uñas y piel

Otro síntoma muy común entre muchas personas que es ignorado o no se relaciona con su causa verdadera es una pérdida excesiva de pelo, uñas quebradizas o una piel reseca. En muchas ocasiones se intenta “curar” los síntomas y no el problema: se usa champúes para hacer crecer el pelo o cremas para la piel y manos. Sin embargo, vale la pena comprobar si la que necesita ayuda no es por casualidad la tiroides. Su deficiencia puede producir estos problemas.

2. Problemas de cabello, uñas y piel

3. Constipación

La tiroides es la responsable del ritmo de transformación alimento en energía. Esta frase tienes que entenderla de una manera mucho más amplia. Eso no sólo significa que vas a tener frío si no tienes suficiente energía. Significa también que todo el proceso de digestión se puede ver alterado. No se trata de cambios extremos (a no ser que el hipotiroidismo sea muy grave), pero serán cambios que te dificultarán tu día a día en el baño. Al haber menos energía, el transporte y la expulsión de restos se verá dificultada. A lo mejor se presentará como una falta de necesidad (“tengo pocas ganas de ir al baño”) o por como una materia seca, dura y difícil de expulsar (“me cuesta mucho trabajo evacuar”).

3. Constipación

4. Aumento de peso, inhabilidad a perder peso

La relación entre el proceso de producir energía a partir de materia y el aumento de peso es bastante lógica. Al verse alterado el proceso de quemado, todas las sustancias se almacenarán con mayor facilidad y no serán transformados. Por eso, si te cuesta bajar de peso aún teniendo una dieta saludable y haciendo ejercicio, comprueba si el problema no se encuentra en esta glándula importante.

4. Aumento de peso, inhabilidad a perder peso

5. Cambios de humor

Otra de las funciones principales de la tiroides es regular la secreción de hormonas al organismo. En caso de una secreción inadecuada, no sólo el proceso digestivo se ven alterados, sino otros muchos también. Las hormonas tienen una influencia bastante directa en nuestros estados de ánimo y por eso puedes presenciar cambios de humor, ansiedades, depresiones u otros cambios de estado de ánimo. Una vez más hacemos hincapié en que cada cambio de ánimo que sufras no tiene porqué ser al instante un hipotiroidismo, pero combinado con otros síntomas que estás leyendo en el artículo, pueden apuntar a la tiroides.

5. Cambios de humor

6. Fatiga

Seguramente ya entiendes de manera mejor el funcionamiento de la tiroides y lo que puede provocar y sin lugar a dudas comprendes la relación de la sensación de cansancio y la tiroides. Si llevas una vida normal y duermes bien, lo normal es que tu organismo se sienta recuperado y lleno de energía después de aproximadamente 8 horas de sueño (esta cifra puede variar según tu edad y otros factores). Sin embargo, si esto no ocurre y si te sientes fatigado y cansado incluso después de dormir regularmente más de 8 horas, puede significar que tu tiroides no es capaz de metabolizar bien y darte la energía necesaria para empezar el día con buen pie.

7. Desequilibrio hormonal

Todos los problemas relacionados con el desequilibrio emocional pueden tener algo en común con una deficiencia tiroidea. Un deseo amoroso reducido, PMS, periodos irregulares o incluso infertilidad. En palabras generales, todos los problemas hormonales de una mujer pueden tener su comienzo en una tiroides poco activa. Si tienes estos problemas, vale la pena comprobar si la raíz de todos estos problemas no se encuentra mucho más arriba en el cuerpo humano de lo que piensas. Una secreción alterada e irregular de hormonas puede llevar a estos cambios.

7. Desequilibrio hormonal

8. Baja concentración

Finalmente, si constantemente sientes que tienes baja concentración, “lagunas mentales” o simplemente no eres capaz de enfocar tu atención en algo, puede significar que no necesariamente eres un vago o no tienes ganas, como algunos te pueden acusar, sino que es en realidad un problema médico que requiere comprobación. Es mejor saberlo antes y regular esta deficiencia con medicamentos adecuados que ignorarlo hasta que empeore. Si sufres a menudo alguno de los síntomas presentados en el artículo, considera acudir al médico para comprobar el funcionamiento de la tiroides.
Fuente: Giphy / Starstock

460
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Síntomas alarmantes sobre la mala condición de la tiroides
Síguenos