Increíble!Animales

Publicado 2017-01-04
1 Comentario

¡Mira, este caballo se ve como un león!

Desde tiempos remotos hemos conseguido domar y criar esta increíble raza. Salvajes al principio, poco a poco logramos hacer de ellos herramientas de trabajo y compañeros de viaje. Pero en el fondo siempre nos sorprendimos de sus cualidades casi sobrenaturales. Su tremenda fuerza, su innegable poderío y su resistencia sobrehumana les confería una apariencia que nos hacía dejarnos perplejos. Pero en estos tiempos no sólo nos importa su función como ayudantes, sino que vamos más allá.

1

Tras la doma, lo más importante para los criadores de caballos se convirtió en la selección y el cruce de las razas. Lograr ejemplares cada vez más hermosos y más fuertes, o quizá más grandes y resistentes era el objetivo de este colectivo. Aunque la árabe sea la más considerada, por su inteligencia, antigüedad e increíble capacidad de aguante, la que más nos sorprende por su majestuosidad es la raza frisia, de la que podemos ver un hermoso ejemplar a lo largo de este artículo. Si quieres conocer la historia completa haga clic en “Siguiente página” para ver el resto del contenido.

2

Los caballos frisones son ejemplares grandes, originarios de la región conocida como Frisia, de la que toman su nombre. Ésta está situada al norte de Alemania y los Países Bajos y ha sido históricamente una zona de crianza que producía estos imprescindibles aliados en la batalla. Sus cualidades los hacían enemigos terribles gracias a su gran tamaño y su portentosa fuerza que le permitían atravesar filas enemigas sin problema alguno. Pero por suerte esas épocas pasaron.

3

Ahora es un ejemplar muy utilizado en los espectáculos ecuestres, debido principalmente a la gracilidad de sus movimientos, su rápida capacidad de aprendizaje y su estilizada figura. Su crin, inusualmente larga en comparación con otras razas, es una marca característica de los frisones, lo que les permite identificarse sin problema. Pero lo que nos ha llamado la atención de estos caballos es uno de sus ejemplares, que de la noche a la mañana se ha vuelto tremendamente viral.

4

La “culpable” de esta maravilla de la naturaleza es Stacy Nazario, una criadora de las montañas Ozark, Estados Unidos. Desde su establo, conocido con el nombre de Pinnacle Friesians, ha ido cuidando de varios ejemplares de la misma raza. Ésta estuvo a punto de extinguirse por diversos motivos hasta tres veces a lo largo de la historia. Pero ahora Stacy ha conseguido que se mantengan vivos gracias a Frederik el Grande, este increible semental que se ha convertido en una estrella mediática.

5

Con su 1’90 metros de altura a la cruz y su portentosa melena de un hipnotizante color azabache ha conseguido hacerse famoso en las redes sociales. Con casi 55.000 seguidores en Facebook y 14.000 en Youtube, posiblemente se haya convertido en el más internacional y conocido de los ejemplares frisones. Su dueña lo muestra enamorada en su página web e incluso lo ofrece como semental para montarlo con las yeguas de los criadores que lo demanden por un elevado precio.

6

No está al alcance de todo el mundo el poder desembolsarse de los 7.500 dólares que cuesta cada monta de este animal. Aunque seguro que se le obtiene rentabilidad si luego se convierte en un ejemplar tan portentoso como su padre. En diferentes pruebas, antes de ser seleccionado sólo para la crianza, demostró sus habilidades ante numerosos jueces que lo catalogaron como un ejemplar único, con una gran maestría y un galope digno de un príncipe de los caballos.

7

Ahora, gracias a su popularización ha conseguido llenar espectáculos con su mera presencia. Puede que la elección de un nombre tan majestuoso como Frederik “el Grande” haya ayudado a su difusión, quizá sólo haya sido su apariencia de caballo legendario. Puede que su asociación con figuras místicas como la de los unicornios, que siempre solían ser representados con largos pelajes similares. Sea como fuere es un gran éxito en todo el mundo.

8

Aunque su apariencia finalmente se pudiera asemejar a la de un león, tal y como anunciamos en el título del artículo, sin duda todos preferíamos encontrarnos con uno de estos ejemplares antes que con un felino dispuesto para cazarnos. Esperamos que éste sea sólo un principio de una larga lista de vídeos y fotografías del caballo más hermoso del que hemos tenido la suerte de disfrutar en mucho tiempo. Le damos las gracias a Stacy por su labor y deseamos que siga llevando a cabo su sueño. ¡No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Pinnacle Friesians

9
60
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

10 razas de caballos que no sabías que existían
Síguenos