Consejos

Publicado 2015-10-22
0 Comentario

¿Cómo hacer miel de salvia?

Salvia es una de las hierbas más populares entre las personas aficionadas al estilo de vida saludable. La valoran no sólo por el aroma, sino también teniendo en cuenta sus numerosas propiedades curativas. Funciona antibacterial, antifúngico, antiséptico, astringente, diurético, expectorante, antipirético, sedante y anti fluctuante. No obstante, no debe ser usada por las mujeres embarazadas y en período de lactancia, ya que disminuyen la producción de leche. Tampoco debería ser administrada a los epilépticos. ¿Habrá algo mejor que salvia? Claro: la miel de salvia. Es un invento único que se las arregla con los dolores de garganta y la tos seca. Se puede ingerir de forma natural o agregarla a un té templado. Sus propiedades seguramente acelerarán la recuperación de buena salud.

Lo que vas a necesitar:

-un tarro estéril,

-salvia fresca en cantidad que permita llenarlo hasta la mitad,

-o en una cuarta parte, si es salvia seca,

-un tarro de miel.

Pica la salvia en los trozos más finos que puedas. Métela en el tarro, llenándolo hasta la mitad (o hasta 1/4 de él, si estás usando la salvia seca). Si quieres, también puedes agregar jengibre y canela (tienen propiedades antibacteriales y calientan el cuerpo).

22396_143667_big

Termina de llenar el tarro con la miel natural. Golpea con el tarro contra la mesa, para librar las burbujas de aire que se acumulan debajo de ella. Luego vierte más miel (hasta que el nivel llegue a más o menos 1 centímetro, mirando desde arriba del tarro).

Manuka Honey

Cierra el tarro y déjalo reposar en un lugar fresco y oscuro durante unas 2-4 semanas. Utiliza la miel siempre que lo necesites.

22396_big
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
¿Está Britney Spears obsesionada con el control de sus hijos?
Síguenos