0 Comentario

9 consejos por los que NO tendrás que lavarte el cabello TODOS los días

Puesto que el cabello es uno de los rasgos más característicos de cada uno de nosotros, se podría pensar que lo mejor que podemos hacer para mantenerlo sano y a salvo es lavarlo a diario y usar muchos cosméticos con el fin de preservar su buen aspecto. En realidad, usar el champú todos los días no es tan beneficioso como parece, aunque muy pocas personas son conscientes de ello. Si cuando Kim Kardashian reveló que no se lavaba la melena con la frecuencia mayor a 3-5 días te sentiste asqueada, tenemos algo que decirte: ¡en realidad esta rutina tiene mucha lógica! Haciéndolo muy a menudo quitamos la natural capa protectora de nuestras melenas y hacemos que las glándulas sebáceas produzcan aún más sebo, queriendo "completar" la hidratación faltante. Por suerte, para romper este círculo vicioso, basta con poner en práctica un par de consejos.

0

1. Presta atención a lo que comes

Por más banal que suene, somos lo que comemos. Es la mera verdad. Por ende, si queremos que nuestro pelo siga fresco y delicado durante mucho tiempo, nos conviene revolucionar nuestro menú. Lo primero es disminuir la cantidad de platos llenos de grasa y fritos. Consumir azúcar, pan blanco y comida procesada tampoco es una idea muy buena. Es aconsejable alimentarse de verdura, fruta, carne magra y frutos secos para frenar la actividad de las glándulas.

1

2. Intenta con el champú seco

No siempre es indispensable usar los típicos champúes líquidos con el fin de mejorar el aspecto del pelo. A veces merece la pena confíar en el poder de uno de los inventos más modernos de la peluquería, o sea, el champú seco. Desde luego, existen productos que pueden cumplir su función perfectamente sin forzarnos a gastar dinero... Entre ellos se encuentran: el talco para los niños o la harina de patata. Eso sí: úsalos con precaución. Con un poquito en la zona de las raíces ya es suficiente. ¡Compruébalo tú misma!

3. Haz uso de los accesorios

En los tiempos que corren, sorprendentemente pocas mujeres se dan cuenta de que, con un buen peinado, es posible disimular el cabello "sucio". Lo único que hay que tener en cuenta al respecto es que hace falta bastante capacidad para lograr los mejores efectos. Justamente por eso, vale la pena que empieces a valorar tus prensitas, invisibles, gomitas y vinchas. A lo mejor ni siquiera sabes lo mucho que te pueden ayudar a la hora de lucir una melena hermosa.

3

4. Fíjate en la temperatura del agua

No importa si sueles lavarte el cabello mientras estás en la ducha o en la bañera, incluso un detalle tan insignificante como la temperatura del agua puede ser crucial para el mantenimiento de su buena condición. Aunque parece irrelevante, hacerlo con el agua muy caliente aumenta la cantidad de la grasa natural producida por el cuerro cabelludo. Para cambiarlo, mejor apuesta por el agua de temperatura natural o más fresca. Además, después de lavarlo, deja que tu pelo se seque solo, sin el uso del secador.

4

5. ¿Y las trenzas?

Hablando de los mejores peinados que encubren la impresión que suele dar el cabello sin lavar, es imposible no hacer referencia a las trenzas. Mientras más sueltos estén mejor para el aspecto de nuestras cabezas (por lo cual se entiende que no debería ser perfectamente parejo y liso. Antes de empezar a entrelazarlo, merece la pena que nos levantemos las raíces con el uso del peine. De esta manera, el efecto final se verá mejor que nunca y nadie se va a percatar de que llevamos el pelo poco fresco.

5

6. No te ates el pelo muy fuerte

Este consejo es bastante general, aunque recomendamos que le hagas caso sobre todo por las tardes, antes de acostarte. Las mujeres que presumen del pelo largo pueden atarlo delicadamente después de darle forma de una trenza suelta. En el caso de las chicas que lo tienen más corto o de mediana longitud, lo mejor sería intentar atarlo en forma de un moñito suelto, en la coronilla. Ubicarlo de tal forma que se encuentre justo sobre la almohada (cuando ya nos acostamos y tenemos la cabeza encima de ella) es lo óptimo.

6

7. Experimenta con la raya

Por más que suene bastante raro, nuestro cabello se acostumbra a la manera que tenemos de llevar la raya. Por ello, cada vez que cambiamos su ubicación, le agregamos un poco más de volúmen. Otro dato importante y generalmente desconocido es que nuestras mechas se ensucian sobre todo a lo largo de la línea que parte nuestros peinados. Por todo ello, si nos atrevemos a cambiarla, o pasarla al otro lado, el efecto se dejará ver de inmediato.

7

8. Evita peinados ajustados

A pesar de que algunas estrellas (como por ejemplo Ariana Grande) parecen ser muy aficionadas a los peinados de este tipo, la triste verdad es que llevar las mechas atadas y ajustadas a más no poder no tiene mucho sentido. Además de debilitarlos y dañar su estructura externa, las colas de caballo demasiado apretadas "ayudan" a que tus mechas se llenen de grasa aún más rápidamente y hacen que el exceso del sebo se haga todavía más patente. Recuerda: Ari lleva extensiones...

9. Lávate el pelo de forma correcta

Para terminar, un par de pistas más... Para secarte el cabello después de lavartelo, en vez de una toalla usa una camiseta vieja. Así podrás gozar de una melena más suave y sin "frizz". Cuando te lo laves, no te rasques el cuero cabelludo, sino masajéalo con delicadeza, con las puntas de tus dedos. Antes de aplicar el acondicionador, no te olvides de sacarles el exceso del agua. De esta forma el cosmético actuará mejor y más rápido. ¿Conoces algún otro consejo que se pueda incluir en esta lista?
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / Giphy

9
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

10 Formas que diran que siempre te lavas el cabello de forma incorrecta
Síguenos