Consejos

Publicado 2017-05-05
5 Comentario

9 cosas que NO se deben hacer si no queremos que nuestra relación se acabe...

Formar una relación sana, duradera y digna de admiración, desde luego, no es pan comido. No sólo hace falta encontrar a una persona indicada, sino también saber qué hacer para que decida pasar su vida en nuestra compañía. Mientras que un sinfín de fuentes se enfocan en enumerar las cuestiones imprescindibles para enamorar a alguien, nosotros queremos hablarte de otra manera. Resulta que existen costumbres y comportamientos capaces de destruir incluso las relaciones entre las parejas más estables. A continuación, vas a conocer nueve de ellas. ¡Toma nota!

1. La impaciencia

Conscientes del rápido desarrollo social y tecnológico, con cada vez más frecuencia queremos avanzar de forma veloz también en las relaciones. No obstante, podemos llevarnos una gran sorpresa ya que de esta forma no llegamos a conocer a la otra persona, sino la idea que tenemos de ella. Poniendo la cuestión del consumo carnal en primer lugar y pretendiendo hacerlo todo a lo loco, lo único que obtenemos es la sensación de fracaso y decepción. Si quieres formar una pareja estable y duradera, ¡actúa con calma!

1

2. Las decisiones tomadas sin pensar

Puesto que últimamente muchas parejas prefieren actuar antes de pensar en consecuencias, no es de extrañar que en el mundo haya tanta cantidad de corazones rotos, valores pasados de moda e incluso matrimonios infelices. Mucha gente se mete en líos y después se preguntan por qué terminan perdiendo: basta con pensar en todas las parejas que surgieron a base de engañar a otra persona o las relaciones en las que una parte cree que será capaz de cambiar a la otra... Tomar ciertas decisiones amorosas sin pensarlas antes s i e m p r e provoca sufrimiento y dolor. Tenlo en cuenta.

1. La impaciencia

3. La costumbre de echar la culpa

A veces empezamos una relación con otra persona sin darnos cuenta de lo que conlleva. En vez de enfocarnos en hacer las cosas funcionar, tendemos a pasar demasiado tiempo echándose mutuamente la culpa por todo lo que sale mal. La verdad es que los amores verdaderos raras veces simplemente suceden: el secreto consiste en encontrar una manera de trabajar un compromiso entre las dos personas y esforzarse juntos a cambiar para mejor, por el bien de los dos. Culpar es la pérdida del tiempo y sólo trae malos resultados...

3

4. Aferrarse en vez de soltar

Mucha gente se aferra con tanta fuerza a las situaciones malas que, al fin y al cabo, terminan creyendo que son algo normal. Algunas personas realmente opinan que ser abusado, maltratado o engañado forma parte de la vida diaria de todos, y basándose en esta idea tan falsa, eligen seguir adelante con su tormento. Si tú también te sumas a este grupo, te tenemos una noticia: no tengas miedo de estar [email protected]: más vale separarse que estar tan mal acompañado. La mayoría de las veces lo mejor es cortar por lo sano.

5

5. Prestar demasiada atención a "lo malo"

Cada uno cosechará lo que siembra... Si lo único que sueles hacer estando en relación con otra persona es hablar mal de ella, mofarse de sus hábitos y defectos, y criticarla en todo momento, no te sorprendas si todo se termina por convertir en un arma de doble filo. Piénsalo bien: si tu pareja realmente es un ser tan despreciable, ingrato y aburrido como crees, ¿por qué sigues a su lado todavía? Ten cuidado: puede resultar que la parte problemática eres tú [email protected]

2. Las decisiones tomadas sin pensar

6. Ser más egoista que desinteresado

Estás a punto de conocer una verdad muy triste. A pesar de ser conscientes de que no merece la pena prestar atención a las apariencias un montón de personas accede a formar relaciones con otras sabiendo que les resulta rentable. Así, pueden ganar bastante sin tener que esforzarse, pero se olvidan de que esta no es una receta para una unión de toda la vida. Si tú también te concentras en recibir más que en dar, tarde o temprano probablemente también te vas a quedar más solo que la una...

7

7. Poner estándares en vez de tenerlos

Es bastante común que, mientras una parte de la pareja hace lo imposible para mantener viva la llama de su amor, la otra empieza a aburrirse y experimentar (a menudo metiéndose en problemas relacionadas con otra gente). Al mismo tiempo, los que engañan suelen ser absorbentes y posesivos con sus "medias naranjas", con lo que marcan nuevos límites a la hipocresía... Recuerda que si no compartes las intenciones y planes con tu pareja, no debes indicarle cómo tiene que comportarse ni qué puede hacer o no. Es así de fácil.

7

8. La falta de aceptación

Si de verdad te parece que otra persona, de alguna manera mágica, cambiará por completo sólo porque te había conocido o se había casado contigo, no puedes estar más equivocado/a. En vez de hacerte ilusiones, intenta entender que la esencia del amor verdadero tiene que ver con aceptar a otra persona, y no modificiarla. Si estás en duda sobre tu posibilidad de permanecer de lado de alguien, deberías pensartelo muy atentamente. Y ¡jamás le eches la culpa a otra persona por ser simplemente él o ella misma, y no la encarnación de tus ideas al respecto!

8

9. Preferir lo que te conviene y no lo que es bueno para ti

A veces podemos buscar consejos acudiendo a las personas que no deberíamos, y no todos los consejos son iguales de valiosos. Lo peor de todo es que en muchas ocasiones preguntamos opiniones a la gente de la que sabemos que nos van a dar las respuestas que queremos oír, y no las que necesitamos escuchar. No consideres a todo el mundo digno de tu confianza y trata de hacerles caso sólo a los que de verdad quieren que seas feliz.
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock / Giphy

9
12
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Comportamientos que los hombres detestan de las mujeres
Síguenos