ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2017-05-08
4 Comentario

9 consejos que te ayudarán a disminuir la cantidad del agua en el cuerpo

En la actualidad, muchas personas se quejan de que, a pesar de cuidar la dieta y prestar suma atención a seguir un estilo de vida saludable no son capaces de lograr una silueta esbelta que tanto anhelan. Lo que con frecuencia ignoran es que la causa de su problema es la retención de los líquidos en el organismo (que suele manifestarse en forma de un abdomen hinchado y una sensación de "tener un balón en el estómago"). La buena noticia es que no hace falta operarse ni gastar fortuna para poder cambiarlo. Existen unos pasos fáciles que ayudan a conseguir un vientre plano y deshacerse de los edemas. ¡Te los demostraremos a continuación!

0

1. Toma agua todo el día

Para olvidarte del exceso del agua en el cuerpo, realmente necesitas tomar mucha agua todos los días. El agua libera los fluídos celulares acumulados en el organismo y así de inmediato aplana el abdomen. Puesto que necesitamos agua para casi todos los procesos biológicos, merece la pena tenerlo en cuenta. Eso sí: tomando 2 litros de agua de una vez terminaremos pasándola directamente a la vejiga, y no podrá ser absorta como es debido. En vez de ello, es aconsejable tomar pequeñas cantidades de agua en todo el día.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

1

2. Deja la sal

La sal es un componente importante de la dieta humana, aunque cuando es consumida en cantidades excesivas, el cuerpo empieza a retenerla. Seamos sinceros: si te parece que todo lo que comes necesita sal, es porque ingieres demasiado sodio. Lo mejor que puedes hacer es disminuir el consumo de la comida altamente procesada, tal como los almuerzos semi-preparados, comida chatarra y tentempiés salados. De esta manera, tu vientre no tardará nada en cambiar de aspecto para mejor.

2

3. Come más frutas y verduras frescas

Comer fruta y verdura impide el surgimiento de edemas en los pies y las manos: los alimentos que mejor cumplen dicha función son todos los de color amarillo, naranja, violeta, azul y verde oscuro. Gracias a su alto contenido de agua, muy benignos para tu cuerpo serán: la sandía, las naranjas, el pomelo, los melocotones, las piñas y los arándanos. Si prefieres consumir frutas en forma de líquido, intenta preparar jugos tú mismo. Merece la pena incluír los pepinos en ellos: estimulan el trabajo de los riñones, tienen muy pocas calorías y ayudan a bajar de peso.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

3

4. Muévete

Los ejercicios físicos regulan los niveles de agua en el cuerpo de una forma perfecta, y ayudan a eliminar su exceso (con la transpiración). Junto con el sudor, el organismo también de deshace de sodio. El esfuerzo físico dilata los vasos sanguíneos y hace que los riñones filtran mayor cantidad de líquidos, mejora el metabolismo y la condición general de cada uno. Para obtener los mejores resultados necesitas tan sólo media hora de ejercicios pod día: no hace falta que vayas al gimnasio: ¡usa los recursos de la Red!

4

5. Duerme bien

Proporcionar la cantidad adecuada de reposo y sueño supone una cuestión crucial para poder mantener los alteradores endocrinos en buen estado. A su vez, la falta del descanso y el hecho de no dormir lo suficiente influye de manera negativa en las hormonas de tu cuerpo. Por culpa de ello, mucha gente experimenta la retención de líquidos y empieza a subir de peso. Si no quieres ser uno de ellos, simpelemente tómate tu tiempo a la hora de descansar.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

5

6. Deja de masticar chicles

Por más que muchos "especialistas" aseguren que, durante la dieta, masticar chicles ayuda a engañar el estómago y nos hace comer menos, no dicen toda la verdad. La afición a masticarlo hace que nos tragamos mucho aire, y nuestro sistema digestivo se llena de él. Este es el motivo por el cual a menudo creemos que nuestro cuerpo parece lleno de aire y la barriga luce como un pequeño globo. Anímate a minimizar el consumo de los chicles (en vez de ello, simplemente lávate los dientes ;) y pronto vas a ver los efectos de los que nunca te hubieras creído.

6

7. No tomes bebidas con gas

Hablando del abdomen y su aspecto, las bebidas llenas de dióxido de carbón son lo peor para él. ¿Has terminado de ver el apartado de los chicles? Pues, las pequeñas e inocentes burbujitas de las que están llenos la mayoría de los refrescos también hacen que el gas se acumule en tu sistema digestivo. Te lo vamos a aconsejar a lo bruto: si quieres lucir bella y esbelta, elimina de tu menú las bebidas con gas. Todas.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

7

8. Olvídate de los dulces...

...y de los productos "light". Si bien los de la primera categoría que hemos enumerado están llenos de azúcar, los de la segunda (o sea, incluso chicles, bebidas "light", caramelos e incluso barritas de proteínas) contienen sustitutos de azúcar que pueden provocar tanto gases, como graves trastornos intestinales y estomacales. Una excepción saludable supone el xilitol que, a pesar de ser un substituto de azúcar casi no influye en el crecimiento del nivel de azúcar en la sangre. Tenlo en cuenta si quieres sentirte mejor.

8

9. Confía en las infusiones

Existen infusiones a base de hierbas que, funcionando como diuréticos, ayudan a deshacerse del exceso de agua rápida y eficazmente. El perejíl, la ortiga, y la cola de caballo son algunas de muchas opciones que tienen las personas con ganas de eliminar los líquidos retenidos en sus cuerpos. En vez de un té común, prepárate una infusión a base de sus hojas secas y... admira los resultados.
Si te ha gustado este artículo, háznoslo saber. Comparte esta publicación con tus amigos y familia y ¡déjale un "Me gusta" a nuestra página de Facebook!
Fuente: Starstock

9
210
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Cosas que deberíamos evitar si deseamos tener un abdomen plano
Síguenos