0 Comentario

16 trucos geniales para sacarle hasta la última gota a tus productos de belleza

Siempre ocurre la misma historia, que siempre que piensas que tu colección de maquillaje está completa, tienes que comprarte más de un producto que se te está agotando o tienes que reemplazar los productos que ya no están a la altura.

¿Pero nunca te has preguntado si se puede sacar más provecho a tus productos? Aquí te presento 16 diferentes maneras de hacer que tu maquillaje y productos de belleza duren el mayor tiempo posible, de este modo ahorrarás dinero.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

trucos geniales para sacarle hasta la última gota a tus productos de belleza

1. Alarga la duración de tu fundación

Alarga la duración de tu fundación añadiendo un poco de loción y haz un humectante con color. Si crees que te has quedado sin tu fundación favorita, es más que probable que no sea así. Una buena cantidad de producto puede atascarse en las esquinas del bote, por lo que introduce un poco de crema hidratante en el interior de mismo recipiente y agita la botella hasta conseguir el uso de toda la fundación sobrante. Si tu base viene en un frasco, sigue los pasos de la foto de abajo.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Alarga la duración de tu fundación

2. Corta tus cosmeticos

Antes de tirar los productos "vacíos" que vienen en tubos de plástico, córtalos y raspa lo que queda.

Utiliza un frasco vacío con una abertura grande para almacenar el producto restante, será más fácil utilizar este producto cuando esté listo para usarlo.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Corta tus cosmeticos

3. Revive el polvo compacto con una tira de cinta de embalaje.

Los aceites de tu piel endurecen el polvo, por lo que cuando esto suceda, prensa la cinta de embalaje contra el polvo compacto, esto quitará la capa endurecida de la parte superior.

Tu polvo compacto se verá como nuevo.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Revive el polvo compacto con una tira de cinta de embalaje

4. Limpia el resíduo de tu paleta de sombras de ojos con alcohol y un algodón.

Vierte el alcohol en una botella de spray y luego rocía las sombras que se ven enturbiadas.

Esto no sólo hace que los tonos recuperen su verdadero matíz y se queden como nuevos, pero también esta acción desinfecta tus sombras.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Limpia el resíduo de tu paleta de sombras de ojos con alcohol y un algodón.

5.Arregla una sombra dañada de ojos

Arreglar una sombra dañada de ojos (o cualquier otro polvo compacto) con alcohol. Vierta el alcohol para fricciones en el producto hasta que las migas se conviertan en una pasta.

A continuación, presiona la sombra con la parte trasera de una cuchara o con un dedo limpio. Una vez que el alcohol se evapore, tu producto será sólido de nuevo y listo para usarlo.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Arregla una sombra dañada de ojos

6. Revive el rímel

Revive el rímel que está un poco seco, gel liner o crema de sombra con una solución salina. El tiempo recomendado para el uso de rímel y el delineador de ojos líquido es de tres meses, las sombras en crema tienen fecha de caducidad de alrededor de un año.

Pero si tu máscara tiene grumos antes de su fecha de caducidad, introduce unas gotas de solución salina para refrescarlos.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Revive el rímel

7. Limpia tus pestañas falsas

Quita el pegamento de las pestañas falsas con un cepillo de carrete y alcohol. Pasa suavemente los carretes a través de los postizos para tirar el viejo pegamento sin arruinar su forma.

De esta manera no tendrás que comprarte otros.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Limpia tus pestañas falsas

8. Usa todo tu rimel

Sumerja el rímel en una taza con agua caliente cuando crees que ya no queda nada de máscara. Gracias a este truco conseguirás que se derrite el producto a lo largo de los lados del tubo.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Usa todo tu rimel

9. Usa todo tu brillo labial

Si se te está gastando tu brillo labial favorito, quita el ‘’anillo’’ de goma tal como te muestra la siguiente foto, para poder sacar todo el producto desde el interior.

Esta pieza en forma de anillo actúa como una escobilla de goma para limpiar el exceso de producto cuando lo estás sacando.

Pero cuando tu brillo se esté agotando, puedes quitarlo con tu uña para que puedas sacar la mayor cantidad de producto posible.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

 Usa todo tu brillo labial

10. Arregla tu pintalabios

Fija una barra de labios rota por la fusión de dos partes con un encendedor.

Mantenga la llama lo suficientemente cerca como para fundir los bordes rotos del pintalabios (la parte inferior de la pieza superior y la parte superior de la pieza inferior) sin quemarlos, presiona las piezas juntas, y alisa la costura con el dedo antes de que se seque.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Arregla tu pintalabios

11. Tu propio pintababios

Mezcla la sombra de ojos con una vaselina para hacer tu propio color de pintalabios.

Si no quieres perder toda la sombra de ojos, pero piensas que la sombra funcionaría mejor como color de pintalabios, desmorona un poco de sombra y mézclala con un poco de vaselina para conseguir tu propio color de pintalabios.

Luego, guárdalo en un pequeño recipiente.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Tu propio pintababios

12. Tu propio esmalte de uñas

Lo mismo puedes hacer con tu sombra para hacer tu propio esmalte de uñas. Lo que tienes que hacer es, vertir la sombra dentro de un esmalte de uñas transparente, agitarlo, y ya lo tienes.

De ti dependerá el pigmento que tenga tu esmalte, si echas más sombra, el color será más fuerte y si echas menos sombra el color será más claro.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Tu propio esmalte de uñas

13. Guarda tus esmaltes de uñas, barras de labios, y perfumes en el refrigerador

Guarda tus esmaltes de uñas, barras de labios, y perfumes en el refrigerador para extender su duración. El calor y la luz pueden alterar las fórmulas de tus productos y cambiar su color, aroma y textura.

Los ambientes oscuros y frescos son los mejores para sus pulimentos, barras de labios, y fragancias.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Guarda tus esmaltes de uñas, barras de labios, y perfumes en el refrigerador

14.Abre tu esmalte de uñas con este truco

Si la parte superior de tu esmalte de uñas no se abre, sumerge sólo el mango en una taza de agua tibia para aflojarla.

Asegúrate de no poner todo el en el agua caliente, ya que las temperaturas cálidas pueden alterar el color y la consistencia de sus esmaltes de uñas.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Abre tu esmalte de uñas con este truco

15. Obtén el máximo provecho de pequeños probadores de fragancias vertiendo unas gotas en una loción sin aroma para hacer tu propia fragancia.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

Obtén el máximo provecho de pequeños probadores de fragancias vertiendo unas gotas en una loción sin aroma para hacer tu propia fragancia

16. Lava los pinceles

Los pinceles de maquillaje son caros, así que asegúrate de lavarlos y acondicionarlos con champú para bebés (o detergente para lavar platos) y aceite de oliva con regularidad.

Sacude las cerdas bajo el grifo y utiliza espuma para los extremos, y usa aceite de oliva a continuación del champú. Enjuágalo bien y póngalo a secar utilizando un trozo de papel.

Fuente:Kathleen Kamphausen/Lauren Ahn

 Lava los pinceles

232
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Al mal tiempo, buena cara: las mejores mascarillas para nuestro rostro para cuidarnos en casa
Síguenos