AnimalesConsejos

Publicado 2015-12-03
0 Comentario

Tratamiento para el moquillo felino

Nuestros gatos, Tomás y Marcos, que ya habían recibido todas y cada unas de las correspondientes vacunas, andaban en noviembre a puro estornudo por lo que pensábamos que era un resfriado insignificante.

Por ello, llevamos a Tomás al centro médico de animales de mi ciudad, ya que su peso era de 4.5 kg.

El veterinario lo examinó y le encontró que tenía un poco de fiebre, pero no mucho mas como para justificar la apatía y la hiperventilación, por lo que sugirió un hemograma con recuento diferencial y pruebas de sangre para determinar si se trataba de un problema bacteriano o viral.

Volví alrededor de una hora más tarde, y se encontró con que los glóbulos blancos de Tomas estaban deprimidos al medio normal. Algo estaba matando sus glóbulos blancos. Dijo que era probable que fuera el moquillo felino.

Tratamiento para el moquillo felino 1

El veterinario dijo que el diagnóstico preciso se basa en el cambio de los anticuerpos séricos, y sin una línea de base no sería tan preciso; por lo que no había realmente otra cosa además del moquillo felino, ya que las células blancas de la sangre de Tomás estaban siendo destruidas y su peso ya se había reducido a la mitad de baja normal.

Por lo cual el veterinario decidió decirme amablemente que no había cura, todos los tratamientos eran paliativos, y Tomás al final se iba a morir.

Mi respuesta fue que yo soy médico de medicina alternativa, y mientras acepté que la medicina tradicional no ofrece ninguna esperanza para Tommy, no iba a renunciar sin probar métodos alternativos.

El moquillo felino comienza con un virus respiratorio, y la vitamina D dificulta en gran medida la infección por virus respiratorio, por ello pensé que la vitamina D podría ayudar.

Tratamiento para el moquillo felino 2

En cuanto a esta, el único suplemento que tenia en casa de uso quiropráctico era de 5.000 UI y le suministre una a Tomás poniendosela lo mas profundo en la garganta que pude para que pueda tragarla.

En un periodo de entre 3 a 6 horas, Tomás estaba empezando a mejor. Sin embargo, dos días después de la primera dosis, mi pobre gato iba cuesta abajo de nuevo y parecía que ya iba a morir. Así que, pensé que ya no tenía nada que perder, le di otra pastilla de 5.000 UI de vitamina D. Una vez más, comenzó a verse mejor en unas pocas horas.

Entonces, 2 días más tarde, Tomás nuevamente consiguió enfermarse de nuevo, le di otra pastilla de 5.000 UI de vitamina D, y de nuevo se recuperó en unas pocas horas. Cuatro días más tarde, empeoró de nuevo, le di otra 5.000 UI de vitamina D, y de nuevo se recupero en pocas horas.

Tratamiento para el moquillo felino 3

El Grupo de AA del Reino Unido informó de que los gatos con TB activa tienen niveles más bajos de vitamina D.

Esta vez, la recuperación duró alrededor de una semana, y luego se enfermó de nuevo. Le di otra 5.000 UI de vitamina D y se recuperó de nuevo en un par de horas. Esa recuperación duró aproximadamente 2 semanas, momento en el que Tomás empezó a enfermarse otra vez, le di otros 5.000 UI de vitamina D, y de nuevo se puso mejor en unas pocas horas.

Después de eso, Tomás empezó a recibir una dosis por mes o cuando veía que estaba mal, con mejoría en pocas horas en ambas ocasiones. Después de eso, el sol volvió a brillar para él y desde entonces ha estado bien.

Tratamiento para el moquillo felino 4

Mientras que Tomás estaba pasando por la primera semana y media más o menos del tratamiento, he leído sobre el moquillo felino, y noté que no había conseguido uno de los síntomas comunes: la diarrea.

Entonces me di cuenta de que nuestro otro gato, Marcos (un gato atigrado gris de pelo largo que pesa aproximadamente unos 6 kilos) no estaba tan activo como lo solía ser en su normalidad.

Así que fui a la caja de arena de él y encontré deposiciones diarreicas masivas que indicaban que la enfermedad estaba en una etapa avanzada. La diarrea disminuyo y se detuvo a las 2 semanas de tratamiento con el suministro de vitamina D.

Tratamiento para el moquillo felino 5

Como dicen las fuentes educativas, no hay daño neurológico en los supervivientes. Nuestros gatos ya casi estar volviendo a la normalidad. Tomás era un asesino de roedores antes del moquillo, mientras que Marcos era un verdadero entusiasta que a veces cazaba de 1 a 3 roedores en una noche y nos despertaba con sus maullidos y su "boca llena de roedores".

Ahora, 10 meses después de la terrible experiencia con el moquillo felino, casi ya volvieron a ser los de antes. A mediados del verano, comenzaron de nuevo a subirse a los árboles y jugar entre ellos.

Ha sido una larga recuperación, y me pregunto si algún día volverán a su pleno vigor, pero parecen estar razonablemente saludables.

Debo aclarar, que me daba un poco de miedo la cantidad de dosis de vitamina D que le suministraba: La dosis de 5.000 UI en un gato de 4.5 kilogramos era igual a una dosis de 70.000 UI en una persona de 63 kilogramos.

A esta se la administraba en función de su estado y está disminuyo cuando se notaba la mejoría en ellos.

Tratamiento para el moquillo felino 6

Esta experiencia de dosificación puede ayudar a otros dueños de gatos. Los gatos también tienen TB y en septiembre de 2011, un grupo del Reino Unido informó de que los gatos con TB activo tienen niveles más bajos de vitamina D.

Los gatos no pueden producir vitamina D y dependen de la vitamina D que está en la carne que comen, por lo que es una buena opción añadirla en su comida.

Los autores no informaron los niveles normales de vitamina D en los gatos salvajes, pero las diferencias entre los gatos infectados de tuberculosis y los gatos sanos fue espectacular (20 ng / ml frente a 50 ng / ml).

Tratamiento para el moquillo felino 7

Es una buena opción intentar este tratamiento cuando su gato tenga el moquillo o TB activo y ver cuáles son los resultados. Este métodos sin lugar a duda le aportó a los investigadores una idea de las dosis farmacológicas necesarias para el tratamiento de infecciones graves en los seres humanos.

No hay una dosis correcta, es una cuestión de ver y probar. Sin embargo, en mi caso le suministre 5000 unidades cada dos días hasta que vi una respuesta al tratamiento y luego se lo suministraba con menos frecuencia .

Para comenzar, ya que es equivalente a dar sépticos a seres humanos, 50.000 a 100.000 UI cada dos días, mientras que están enfermos y luego reducirla a medida que mejoren.

En realidad, si se tiene neumonía, peritonitis, meningitis, sepsis (infección de la sangre), además de los antibióticos prescritos por el médico, se puede añadir 50.000 UI al día hasta que mejore y también supervisar los niveles de sangre.

Fuente: Starstock

Tratamiento para el moquillo felino 8

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Gloria, la mujer que sí separó a Bradley Cooper de Irina Shayk
Síguenos