Consejos

Publicado 2016-02-24
0 Comentario

3 remedios increiblemente fáciles de ayudar a una nariz seca

Casi tan malo como los labios agrietados lo es la resequedad de las fosas nasales. Este por lo general se produce por falta de humedad en el ambiente, esto es típico del clima invernal. Tu nariz es una primera línea de defensa contra las enfermedades infecciosas. Si la fina piel dentro de su nariz se seca, no será capaz de impedir que los gérmenes entren en tu cuerpo. Afortunadamente, la humedad en el interior de la nariz ayuda a producir moco, que como el papel de mosca, literalmente, captura los virus, bacterias y partículas peligrosas antes de entrar en las vías respiratorias y los pulmones. Sin embargo, hay momentos en que la nariz puede experimentar sequedad.

Sabiendo entonces que nuestras fosas nasales son una barrera que nos protege contra los virus y bacterias merece que la cuidemos y la mantengamos lubricada para que cumpla su función perfectamente.

1. El aceite de coco

1. El aceite de coco

El aceite de coco es simple, natural, eficaz y huele bien. No es tan aceitoso como vaselina, por lo que no será un problema a la hora de aspirarlo(aunque aún así debe suavizarlo calentadolo levemente antes de su uso.)

Necesitarás :

-1/2 Cucharadita o menos de aceite virgen de coco

-Bastoncillos de algodón

-Un Pequeño cuenco

Instrucciones :

Coloca una media cucharadita o menos de aceite de coco en un recipiente apto para microondas pequeño y calentalo hasta que sea suficiente como para ser aplicadas fácilmente (unos 10 segundos). No tienes por que hervirlo ni mucho menos , debe estar agradable al tacto, y de hecho debe quedar semi-sólido. Humedece un bastoncillo de algodón en él y generosamente cubrirlo. Aplica en el interior de cada orificio nasal de modo que haya un buen recubrimiento. Aplica hasta 3 veces al día (y siempre antes de acostarte.)

2. Vapor

2. Vapor

Permite vaporizar para humedecer las membranas mucosas que se han vuelto secas y dolorosas. Esto realmente ayuda a aliviar las molestias a corto plazo, y también despeja tu nariz por lo que no tiene que soplar un montón. Con cada respiración es como una ola reconfortante de calor y humedad que se hundirán en tu dolorida nariz y haciendo que te sientas mejor cada segundo. Por lo general siguen este tratamiento con aceite de coco a unos 15 minutos después.

Necesitarás:

-Un Recipiente grande

-Una toalla

-Agua caliente

Instrucciones :

Pon agua a hervir y luego vierte en el recipiente. Coloca la cara sobre la taza (no demasiado cerca, sin embargo, ya que el vapor puede quemarte) y coloca una toalla sobre la cabeza y el recipiente para atrapar el vapor. Respira profundamente durante 5-10 minutos, y luego sigue hasta 15 minutos más tarde con una aplicación de aceite de coco. Si no tienes ganas de hacer un recipiente con agua caliente sólo para la nariz, incluso puedes inhalar el vapor de una taza de té o tomar una ducha caliente también puede ayudar.

Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

2. Vapor 1

3. Aceite de almendras y gel de aloe vera

El aceite de almendra es un emoliente natural o crema hidratante, ayudando a la piel sensible en la fosa nasal a ser más suave y más flexible, por lo tanto, disminuyendo la posibilidad de que se agriete. También puede ayudar a disminuir la evaporación. El aloe vera puede ayudar a aliviar la sequedad rápida, pero no va a proporcionar la misma humedad duradera como el aceite de almendras. Usalo principalmente para el alivio inicial, pero puedes optar por el aceite de almendras solo si quieres.

Necesitarás:

-Aceite de almendras -1/2 cucharadita

-1/4 Cucharadita de gel de aloe vera (opcional)

Instrucciones:

Mezcla bien el aceite y el gel de aloe vera de almendras. Remoja un hisopo en la mezcla y limpia suavemente el interior de las fosas nasales. También se puede aplicar con un algodón que se ha empapado, pero esta manera parece ser un poco más difícil.

Cuando encuentres tu nariz seca y dolorosa tiendes a hundirse en la desesperación. Suena dramático, pero cuando se pone tan seca qué empieza a agrietarse, sangra y esto se vuelve todo un drama.

Consejos:

-Rechaza el calor, sube el humidificador. El calor seca el aire más de lo que ya está, mientras que el humidificador agrega humedad. Esto también te ayudará si despierta con los ojos secos o garganta seca.

-Si estás sufriendo de una nariz seca porque tienes un resfriado y haz estado soplando demasiado fuerte , usando un aerosol de solución salina puede ayudar a aflojar la mucosa y proporcionar la humedad y el alivio de una manera menos dura.

-Cuando hace más frío en el invierno es fácil de beber menos agua, pero es igual de importante para mantenerse hidratado. Si no estás bebiendo lo suficiente, ¿de donde tu cuerpo obtendrá la humedad para mantener la nariz cómoda y lubricada?

Fuente: Starstock

3. Aceite de almendras y gel de aloe vera

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Kim Kardashian y las reglas estrictas que deben seguir los vientres de alquier
Síguenos