ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2016-03-09
1 Comentario

Congela un sólo ingrediente y mira cómo funcionará en tu cara. ¡Vale la pena probarlo!

Todas queremos vernos atractivas. Más aún queremos sentirnos seguras de nosotras mismas y estar satisfechas con nuestro aspecto. Cuando nos sentimos bien con nuestro cuerpo, estamos de mejor humor.

La belleza es relativa, lo que a unos les gusta, a otros ya no tanto y al revés. Una de las verdades más grandes del mundo es que toda mujer es bella, sólo tiene que cuidarse, amarse y respetarse.

Este método te puede parecer un poco raro, pero es interesante y muy útil. Puede traerte buenos resultados y ayudarte a mantener tu cutis en un estado perfecto. El truco es muy simple y no requiere utilizar productos poco comunes. Puedes preparar algo así tú sola en tu tiempo libre. Estos dos productos seguramente los tienes en tu casa, así que sin problema vas a poder hacerte este tratamiento para lucir bella y descansada.

Lo único que necesitas tener es:
- café negro
- cubos para el hielo

Prepara el café y espera a que se enfríe. Después, llena con el líquido los cubitos para el hielo y mételos al congelador por unas horas. Deja que el café se congele y cuando ya esté listo, saca los cubos del congelador y usa los hielos para masajear suavemente tu cara. El hielo cerrará los poros y reducirá la visibilidad de las espinillas. ¡Tu rostro se verá más saludable y brillante! Además, el café estimula la circulación sanguínea, facilitando la eliminación de tóxinas.

¡Es increíble que de los productos más simples que probablemente siempre tienes en tu cocina, se puede hacer tantos "cosméticos" maravillosos!

Al masajear, enfócate en la zona bajo los ojos porque este tratamiento disminuye la apariencia de las ojeras, así que te puede ser muy útil si eres propensa a las ojeras. Es normal que directamente después de abrir los ojos por la mañana tenemos los ojos hinchados, pero si el hinchazón no desaparece durante el día, masajear la piel bajo los ojos con el hielo podría ser una buena solución.

Antes de que te hagas este masaje, para obtener un resultado todavía mejor, hazte un peeling de los productos que tienes en tu casa. A continuación, te vamos a decir cómo preparar un exfoliante casero muy eficaz. El exfoliante te sirve para remover todas las impurezas y liberar la piel de tu cara del exceso de la grasa. Se recomienda hacerlo una o dos veces a la semana (no más porque puede irritar la piel, ya que todo en exceso hace daño).
Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

¿Cómo preparar un exfoliante casero?

Es muy fácil. Para empezar, prepara los siguientes ingredientes:

- 1 cucharada de aceite de coco (si tienes la piel grasa, como alternativa puedes utilizar un yogurt natural: sería una buena opción utilizar un yogur griego porque contiene el doble de proteínas)
- 10 gotas de vainilla
- 1 cucharada de azúcar morena
- 1 cucharada de azúcar normal
- 1 cucharada de sal gruesa de mar
- un bol

Básicamente, lo que tienes que hacer es mezclar cuidadosamente todos los ingredientes en un bol. Para ello usa una cuchara o un palito de madera. Puedes hacerlo también con las manos, pero recuerda que tienen que estar bien lavadas. ¡No toques ni los productos, ni mucho menos la cara con las manos sucias!

El exfoliante que te presentamos te ayudará a eliminar por completo la suciedad de la piel de tu cara y la dejará muy limpia y lisa.

Antes que nada, lávate la cara como de costumbre, con el jabón que siempre usas (utiliza los productos adecuados para tu tipo de piel). Ponte el exfoliante que has preparado y comienza a masajear suavemente la cara haciendo los movimientos circulares. Esta técnica es la mejor porque eficazmente elimina las células muertas, estimula la circulación de la sangre y le da luminosidad a la piel.

Si te haces este peeling regularmente, muy pronto verás cambios. ¡Para mejor por supuesto! Tu piel estará mucho más radiante y luminosa.

Si padeces de acné, ten cuidado con los peelings mecánicos, en lugar de ellos, utiliza los exfoliantes enzimáticos que remueven las capas externas de la piel de una manera muy suave sin irritar tu cutis.

¿Quieres conocer más trucos de belleza que te ayudarán a mantener un aspecto joven y saludable? No nos abandones todavía y sigue leyendo, tenemos para ti otro consejo.

Es una mascarilla que sirve para hidratar la piel y nutrirla profundamente. Después de aplicártela, tu piel estará increíblemente lisa y luminosa.

El yogurt te ayudará a eliminar las células muertas y a limpiar los poros de la piel. El aceite de oliva nutrirá tu piel de una manera natural, y la miel que hidrata y nutre perfectamente bien, será un buen remedio para la resequedad de la piel. ¡Esta mascarilla te va a encantar!

Para prepararla necesitarás:
- 6 cucharadas de arándanos
- 3 cucharadas de yogurt natural
- un poco de agua limpia (la mejor sería agua mineral)
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 1 cucharada de miel de abeja
- un bol

Junta todos los ingredientes y échalos en una trituradora de alimentos para obtener una mezcla homogénea.

Aplícate esta mascarilla en la cara. Házlo con las manos limpias o con un pincel de maquillaje (¡pero que sea limpio también! no utilices el mismo que usas para pintarte).
Permanezca así durante 15 o 20 minutos y después enjuaga bien el rostro con agua tibia.

Verás cómo la piel de tu cara estará relajada y bien hidratada. Estos simples trucos te ayudarán a cuidar la piel y a mantener un aspecto saludable y fresco. ¡No esperes más, empieza a cuidar tu rostro hoy! En vez de gastar mucho dinero en cosméticos caros, aprovecha las maravillosas propiedades de los productos naturales y enamórate de las mascarillas caseras.
Fuente: YouTube/giphy

0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Toda mujer debe saber los inusuales pero prácticos trucos con el azúcar
Síguenos