ConsejosPaternidad

Publicado 2016-03-15
0 Comentario

¿Cómo tratar el malestar de la dentición en los bebés?

La dentición se refiere al proceso en el que los primeros dientes del bebé empiece emergentes a través de las encías. Estos dientes son a menudo conocidos como "dientes de leche" o "dientes de leche", que llega generalmente en pares.
En general, la dentición comienza entre 6 y 8 meses de edad, y puede tomar hasta 2 años para que todos los dientes salgan.

Para algunos bebés, la dentición puede no causar ningún problema en absoluto, pero para otros puede crear una gran cantidad de molestias y dolor.
Algunos de los signos y síntomas de la dentición son encías inflamadas y dolorosas, goteo excesivo, fiebre leve, irritabilidad, dificultad para dormir, llanto, tendencia a morder cosas, mejillas rojas, dolores de oído y diarrea leve, por nombrar algunos. Algunos incluso pueden negarse a comer o amamantar.

La dentición de los bebés puede ser difíciles de manejar, pero puedes ayudar a aliviar el malestar de tu hijo. Hay muchas estrategias simples, así como los remedios caseros que pueden hacer que el proceso de dentición sea más fácil para tu pequeño.

Aquí están los 10 mejores maneras de tratar la dentición molestias en los bebés

Aquí están los 10 mejores maneras de tratar la dentición molestias en los bebés

Zanahorias refrigeradas

Si tu bebé ha comenzado a comer alimentos sólidos, un largo trozo de zanahoria frío se puede ofrecer para calmar sus molestias. La temperatura fría ayudará a calmar el dolor de las encías y el jugo de zanahoria dulce hará que el bebé lo adore. Masticar zanahorias duras también ejercerá presión sobre las encías, que proporcionará alivio.

Pela y lava una gran zanahoria. Enfría en el refrigerador por 15 a 20 minutos y luego dáselas a tu bebé. Asegúrate de mantener una estrecha vigilancia sobre tu bebé, ya que cualquier pieza de la zanahoria que se desprenda pueda suponer un peligro de asfixia.

Además de las zanahorias, puedes ofrecer a tu bebé con la dentición un pedazo frío de pepino, apio o una manzana.
Nota: No le des a tu bebé nada congelado, ya que el contacto con el frío extremo puede ser perjudicial.

Click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

Zanahorias refrigeradas

Masajea las encías

A veces, un simple masaje de las encías doloridas ayuda mucho a aliviar el malestar de un bebé con la dentición. Presión suave ayuda a reducir el dolor y calmar al bebé inquieto. Usa tu dedo limpio o un paño suave humedecido para frotar las encías de tu bebé durante unos segundos. El bebé puede resistirse al principio, pero pronto él o ella se sentirá mejor. También, masajea la cara y la mandíbula área del bebé en un movimiento circular.

Masajea las encías

Manzanilla

La hierba de manzanilla hierba puede ayudar con las molestias de la dentición en los bebés mayores de 1 año de edad. Tiene propiedades anti-inflamatorias que ayudan a relajar los nervios dolorosos. Incluso ayuda a calmar un malestar estomacal.

Pon ½ cucharadita de flores secas de manzanilla en 1 taza de agua caliente. Cuela y dale a tu hijo 1 cucharadita de este té cada hora o dos.
Mezcla 4 o 5 gotas de aceite esencial de manzanilla en 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen. Calienta la mezcla en tus manos, y luego utilízala para dar masajes a la mandíbula de tu bebé y alrededor de las orejas. Repite varias veces al día.

Manzanilla

Paletas heladas de jugo de verduras

Las verduras como la zanahoria y remolacha son buenas para los bebés. Estos vegetales contienen propiedades anti-inflamatorias que ayudan a reducir el dolor de las encías y la irritación. Además, las zanahorias y las remolachas ayudan a fortalecer el sistema inmunológico de tu bebé.

Extrae el jugo de unas pocas zanahorias y remolachas para obtener 1 taza de jugo de cada uno. Mezcla los jugos juntos y vierte en los moldes para paletas de hielo que vienen con asas.

Pónlas en el refrigerador para congelar. Retira las paletas de jugo de vegetales del molde y daselas a tu bebé. La dulzura del jugo de vegetales y la temperatura fría de las paletas de hielo le ayudará a calmar las molestias a tu bebé.

Paletas heladas de jugo de verduras

La reflexología

Para calmar a tu bebé inquieto, trata con la reflexología podal. Puede ser eficaz para calmar al bebé ya que en primer lugar, los bebés responden bien al tacto y en segundo lugar, ciertos puntos de presión en los pies ayudan a aliviar el dolor de dientes y promueve un mejor sueño.

Para los bebés con la dentición, masajea la parte superior de los pies, específicamente los dedos de los pies que pueden proporcionar un alivio temporal. Frota un poco de aceite caliente en los pies de tu bebé.

Aplica una leve presión sobre los dedos de los pies (en la parte inferior) con la ayuda de tu dedo pulgar. Por último, da un buen masaje a todo el pie. Haz esto durante no más de 5 minutos. Repite una vez o dos veces al día.

La reflexología

Las galletas arrurruz

Las galletas arrurruz también pueden ayudar a aliviar los síntomas de la dentición. Al ser rica en almidón, el arrurruz ayuda a tratar una panza quisquillosa, un problema común en los bebés con dentición. El arrurruz es libre de alérgenos y seguro para los bebés pequeños.

Además, los bebés pueden morder una galleta de arrurruz duro durante mucho tiempo sin romperlo en pedacitos. Para calmar a un bebé inquieto, ofrecele a él o ella una galleta de arrurruz.

Las galletas arrurruz

Puré de manzana

El puré de manzana es uno de los primeros alimentos que muchos bebés comen y pueden ser útiles para la dentición de los bebés que sufren diarrea leve, un síntoma común. La pectina en las manzanas ayuda en la formación de las heces para evitar deposiciones sueltas.

Después de lavar una manzana, retira el núcleo y despega la piel. A continuación, córtala en trozos pequeños. Pon los trozos de manzana en una cacerola con agua suficiente para cubrir las manzanas y lleva a ebullición. Prende la hornalla y deja hervir hasta que los trozos de manzana esten suaves y tiernos. Haz un puré con los trozos de manzana cocidos en una licuadora. Enfría la compota de manzanas en el refrigerador antes de dársela a tu bebé.
El puré de manzana frío es más reconfortante para un un bebé con dentición que caliente. También puede probar los plátanos congelados.

Puré de manzana

El aceite de clavo

Para los niños de 1 año de edad o más, puedes utilizar el aceite de clavo diluido para tratar el dolor en las encías. Las propiedades anti-inflamatorias y analgésicas del aceite de clavo reducen la inflamación y el dolor. No tienes que comprar una botella de aceite de clavo. Puedes hacer el tuyo propio utilizando clavos de olor que muchas personas suelen tener a mano.

Pon una 1 cucharada de cada uno de los aceites de coco y aceite de oliva extra virgen en una sartén. Añade 1 cucharada de flores de manzanilla secas y clavos de olor.
Calienta a fuego lento durante 10 o 15 minutos. Cuele los clavos de olor y la manzanilla, y deja que se enfríe. Masajea la solución sobre las encías de tu bebé, según sea necesario. Siempre prueba la solución en tus propios encías primero para asegurarte de que no está demasiado fuerte para tu bebé.

El aceite de clavo

Amamantar a tu bebé

La lactancia materna ofrece gran comodidad a los bebés inquietos. El proceso de chuparse los consuela e incluso les distrae del dolor. Además, la leche materna proporciona un equilibrio único de nutrientes que ayudan a los bebés a que se recuperen más rápido. Amamantar a tu bebé con más frecuencia cuando él o ella está experimentando molestias de la dentición. Si tu bebé se siente tentado a morder durante la lactancia, prueba diferentes posiciones.

Puedes incluso utilizar tu dedo limpio para masajear brevemente las encías de tu bebé antes de comenzar y terminar la sesión de enfermería.

Amamantar a tu bebé

Mordedores de venta libre

Un mordedor puede ser reconfortante para tu bebé. Cuando un bebé muerde el mordedor, ayuda a aliviar la presión debajo de las encías. Evita los productos que contienen ingredientes tóxicos como BPA (Bisfenol A), PVC (cloruro de polivinilo) o los ftalatos que pueden ser perjudiciales. Opta por un mordedor de silicio o de madera, que son seguros para los bebés. También elige uno que sea atractivo y fácil para tu bebé de manejar. Para mejorar tus poderes calmantes, enfría el mordedor en el refrigerador (no lo congeles) durante 15 o 20 minutos antes de dárselo a tu bebé.

Consejos adicionales
- Para ayudar a distraer a tu bebé del dolor de la dentición, llévalo a un corto paseo.
- A veces, la ejecución de un baño de agua caliente también ayuda a relajar al bebé.
- El babeo excesivo es parte del proceso de la dentición y puede causar irritación de la piel. Manten un paño limpio y práctico para secar la barbilla de tu bebé. También puedes aplicar una crema o loción a base de agua en la cara de tu bebé para evitar la irritación de la piel.
- Cuando aparecen los primeros dientes de tu bebé, utiliza un cepillo de dientes pequeño de cerdas suaves para limpiar los dientes. También puede usar una toalla limpia y húmeda para limpiar los dientes y así evitar cualquier la acumulación de bacterias.
- Si nada ayuda, visita a un dentista.

Fuente: Starstock

Mordedores de venta libre
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Harry y Meghan gastan millones renovando su nuevo hogar
Síguenos