Comida

Publicado 2015-10-22
4 Comentario

10 cualidades del whisky que mejorarán tu salud

El whisky es uno de los mejores alcoholes que uno pueda elegir para tomar. No sólo no te provocará resaca, sino también apoyará tu salud (por supuesto, a condición de que lo tomes con moderación). Más adelante vas a conocer 10 propiedades de este alcohol, que influyen en tu organismo sorprendentemente bien. Al fin y al cabo, si sabes utilizarlo como es debido, verás que el alcohol no es nada malo. ¿Es whisky bueno para la salud?

No te hace engordar

El whisky, en comparación con varios cócteles, cervezas y vinos disponibles en todas las tiendas, no tiene muchas calorías. Puedes tomarlo sin temer por tu peso, ya que contiene muy poco azúcar.

2

Influye bien en el corazón

¿Sabías que tomar whisky puede influir positivamente en tu corazón? Y, además del vino y la cerveza negra, no se puede decir lo mismo sobre ningún otro alcohol. El whisky disminuye el riesgo de obstrucciones en las venas, por lo cual se utiliza con éxito en la prevención de accidentes cerebrovasculares, o paros cardiacos. Además, los antioxidantes en él presentes frenan la acumulación del colesterol nocivo en las venas, e incluso aumentan el nivel del buen colesterol en la sangre.

3

Tiene propiedades anticancerosas

El whisky es una fuente rica de antioxidantes, y sobre todo de uno llamado ácido elágico. Éste protege el ADN de nuestro organismo de la actuación nociva de los radicales libres, disminuyendo el riesgo de formación de las células tumorales.

1

Mejora el funcionamiento del cerebro

Las pruebas del año 2003 demuestran que tomar whisky disminuye el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer y demencia. Si te preocupa que tu cerebro ande cada vez peor, puedes incluir whisky en tu dieta: así lo protegerás del envejecimiento.

4

Disminuye el riesgo de ictus

El whisky no sólo impide que el colesterol se acumule en las venas, sino también ayuda a eliminarlo de ellas. Asimismo, mejora la flexibilidad de los vasos sanguíneos, gracias a lo que la sangre puede fluir a través de ellos de forma más efectiva. La reducción del riesgo de accidentes cerebrovasculares es una de las mayores ventajas de whisky. ¡Tomemos por ello!

5

Ayuda a relajarse

El estrés causa muchas enfermedades, así que, que no te sorprenda alguien tomando whisky con el fin de relajarse. Esta bebida reduce la ansiedad y mitiga la tensión, pero también mejora la circulación sanguínea, lo que aporta más oxígeno a los órganos internos. Una o dos porciones de whisky suponen una manera eficaz de librarse de nerviosismo.

6

Mejora la memoria

Los antioxidantes presentes en el whisky influyen positivamente en el funcionamiento del cerebro, y la mejora de la circulación (que también causa el consumo de dicho alcohol) mejora la memoria. Los mismos componentes que reducen el riesgo de padecer demencia y la enfermedad de Alzheimer, aseguran el funcionamiento activo y eficaz de tu cerebro.

7

Mejora la digestión

¿Sabías que el whisky se toma para mejorar la digestión desde hace mucho tiempo? Igual que el vino, después de comer también se servía whisky, para que el cuerpo pudiera arreglárselas con una comida abundante. Lo curioso es que también puede funcionar a la inversa: el whisky tomado antes de comer disminuye el apetito e impide que nos llenemos excesivamente. Unos traguitos de whisky te protegerán de los dolores estomacales y la indigestión, incluso después de una comida fuerte.

8

Alarga la vida

El whisky, siendo fuente de antioxidantes, reduce el riesgo de enfermedades y deja gozar de una buena salud por mucho tiempo. La próxima vez que tomes esta bebida de color ámbar, piensa en ella como en un verdadero elíxir de la vida.

9

Es bueno para diabéticos

A lo mejor te sorprenderá esta información, pero el whisky no contiene ni un gramo de carbohidratos. Gracias a ello puedes tomarlo sin temer un salto repentino del nivel de azúcar en la sangre. Si eres diabético, 1-2 porciones de whisky son una buena elección.

99
62
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Jaden Smith y los secretos de su familia
Síguenos