Consejos

Publicado 2015-10-22
0 Comentario

¿Cómo limpiar distintos tipos de piel?

Polvo, sudor y grasa son unas de los contaminantes que aparecen en tu piel a diario. Ya ellas mismas suelen tapar los poros y dificultar la respiración de tu piel, y ¡ni hablar de los restos de cosméticos! Por eso, incluso si estás muy cansada y no tienes ganas, quítate el maquillaje. Sin embargo, acuérdate: nunca lo hagas a lo loco y con lo que sea.

La purificación de la piel normal

Características: tu piel es de color uniforme; es suave y tensa; no se notan en ella los poros dilatados, granitos, ni la resequedad.

Actuación: puedes lavar la cara con agua (tu piel reacciona bien a ella, no aparece la sensación de picor). La piel normal prefiere los cosméticos para el desmaquillaje más bien ligeros e hidratantes. Al mismo tiempo, es mejor evitar los preparados mate y de consistencia muy cremosa.

Para los ojos y la boca es mejor usar leches desmaquillantes. Algunos de los lápices de labios y rimeles tienen unas fórmulas muy duraderas y simplemente hace falta tratarlos con un producto aceitoso.

Consejo: aunque después de quitar el maquillaje la piel parece limpia, en realidad siguen allí los restos de cosméticos. Está bien quitarlos con una tónica para piel normal.

Fuente: Starstock

2

La purificación de la piel sensible

Características: es fina, delicada y propensa a alergias; a menudo pica y está tensa.

Actuación: evita lavar la cara con agua con jabón, ya que reseca la piel. Si no puedes prescindir de agua, usa la mineral o termal.

Utiliza los productos hipoalergénicos: sin alérgenos, alcohol, pigmentos y aromas sintéticos, pero sí con las sustancias que alivian las irritaciones. Utiliza el líquido micelar que es delicado pero purifica la piel perfectamente.

Consejo: si en tu piel aparecen enrojecimientos o granitos, sírvete de otro producto suave.

Fuente: Starstock

1a

La purificación de la piel seca

Características: suele ser tensa, sobre todo después de lavar; es sensible y puede pelarse.

Actuación: usa los cosméticos que dejarán una capa protectora en tu piel (todas las cremas, leches y bálsamos desmaquilladores). No sólo eliminan muy bien los restos del maquillaje, sino también la engrasan.

Consejo: si no te gusta notar la capa aceitosa que dejan las cremas en tu piel, aplícate tónica después de usarlas.

Fuente: Starstock

5

La purificación de la piel vascularizada

Características: piel clara, delicada y propensa a irritaciones y enrojecimientos; vasos sanguíneos dilatados se notan en la barbilla, las mejillas y en las zonas cercanas a la nariz.

Actuación: no utilices cosméticos de una fórmula excesivamente rica. No deben ser compuestos de los ingredientes que actúan demasiado intensivamente, ya que estos (p. ej. retinilo) pueden irritar la cutis.

Busca productos que contienen extractos de castaño, árnica o ginkgo biloba (mitigan la piel y sellan los vasos sanguíneos). También usa líquidos micelares (combinan las propiedades purificantes de leches, con los rasgos calmantes de tónicas).

Consejo: al líquido micelar puedes fácilmente utilizar para quitar el maquillaje de los ojos, ya que no irrita ni a los más sensibles de ellos.

Fuente: Starstock

3

La purificación de la piel grasa

Características: brillosa, propensa a cambios de acné; los poros están visibles.

Actuación: lava la cara con una espuma o gel adecuado (quitalos con agua). Cosméticos de este tipo eliminan la excesividad de grasa, sellan los poros e impiden que la piel brille.

Evita jabones, preparados a base de alcohol (pueden resecar la piel) y leches (engrasan más). En vez de ellos, utiliza tónicos mate y antibacteriales. Consejo: fíjate en los componentes de cosméticos y elige los que incluyan p. ej. el extracto de pepino, que quita la grasa e impide que la complexión brille en exceso.

Fuente: Starstock4
12
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Remedios caseros que ayudan a disminuir las arrugas
Síguenos