ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2016-05-23
0 Comentario

Remedios caseros para la tendinitis de Aquiles

Nota: Para los casos graves de tendinitis de Aquiles, siempre consulta a un médico.
La tendinitis de Aquiles (tendinitis también deletreada) se refiere a una lesión por sobreuso del tendón de Aquiles que se adhiere a sus músculos de la pantorrilla en la parte posterior de la pierna a tu talón.
La Tendinitis debido al uso excesivo es más común en personas más jóvenes y de mediana edad que participan en deportes como correr, gimnasia, danza, fútbol, ​​béisbol, softball, baloncesto, tenis y voleibol. Puede afectar a los atletas profesionales y aficionados.
Este problema se produce debido a los aumentos repentinos en la cantidad o intensidad de la actividad física, no estirarse adecuadamente antes de hacer ejercicio, correr sobre superficies duras y hacer un montón de saltos.

Remedios caseros para la tendinitis de Aquiles 1

También puede ser causada por el uso de zapatos de tacón alto durante muchas horas seguidas y no usar zapatos con el soporte adecuado. Los factores que pueden aumentar su riesgo incluyen problemas en los pies como pies planos, condiciones como la obesidad, la diabetes o la presión arterial alta y la toma de ciertos tipos de antibióticos.
Este síntoma principal de la tendinitis de Aquiles es el dolor en la parte posterior de la pierna y por encima de su talón, especialmente al caminar o correr.
Los episodios de dolor más severo puede ocurrir después de correr prolongadamente, subir escaleras o carreras de velocidad. Otros síntomas incluyen hinchazón, sensibilidad cuando se toca, rigidez muscular y dificultad de pie o caminando.
Se puede tratar la mayoría de los casos de tendinitis de Aquiles con remedios caseros relativamente simples. Sin embargo, los casos más graves pueden conducir a una ruptura de Aquiles, por lo que la cirugía es la única solución, por lo que buscar atención médica en estos casos es de prioridad.

Remedios caseros para la tendinitis de Aquiles 2

Remedios caseros para la tendinitis de aquiles
Compresas frías
1. Pon unos cuantos cubos de hielo en una toalla pequeña y atala para asegurarla.
2. Aplica esto a la zona afectada por 10 o 15 minutos.
3. Repite un par de veces al dia , tanto como lo necesites. Como alternativa del hielo , puedes tambien usar una bolsa de verduras congeladas.

Aquí están las 10 principales remedios caseros para la tendinitis de Aquiles.
Haga click en “Siguiente página” para ver el resto del contenido del post.

Remedios caseros para la tendinitis de Aquiles 3

1. Las compresas frías

Una compresa fría ayuda a reducir el dolor y la hinchazón, dos síntomas principales de la tendinitis de Aquiles. También ayudará a relajar los músculos afectados.
Pon unos cubitos de hielo en una toalla delgada y atala de forma segura.
Aplica esta bolsa de hielo sobre la zona afectada durante 10 o 15 minutos.
Repite varias veces al día, según sea necesario.
En lugar de hielo, también se puede usar una bolsa de guisantes congelados.
Nota: No apliques el hielo directamente sobre la piel, ya que puedes causar congelación.

1. Las compresas frías

2. Los abrigos calientes o vendas elásticas

Puedes usar envolturas calientes o, vendas elásticas de compresión para reducir la cantidad de tensión puesta en los músculos afectados. Esto a su vez disminuye la inflamación y el dolor, así como acelerar el proceso de curación. Puedes encontrar fácilmente los abrigos cálidos o vendas elásticas en el mercado.
Envuelve el pie y la pierna con un vendaje elástico o una envoltura de compresión. Trata de mantener la pierna elevada para reducir el flujo sanguíneo a la zona. Mantenlo envuelto por unos días o hasta que obtengas el alivio de la inflamación y el dolor.
Evita envolviéndolo con demasiada fuerza, lo que puede conducir a una mala circulación, y asegúrate de aflojar la envoltura si ha aumentado el dolor u otros síntomas.

2. Los abrigos calientes o vendas elásticas

3. Masaje

El masaje es otra buena manera de tratar la tendinitis de Aquiles. Un masaje suave te ayudará a aumentar la circulación, relajar los músculos y reducir la hinchazón y rigidez. Para el masaje, puedes utilizar oliva, coco, sésamo o aceite de mostaza.
Ligeramente calienta un poco de aceite de tu elección.
Con los dedos, masajea suavemente la parte inferior del pie y el talón con el aceite durante 10 o 15 minutos.
Repite este ejercicio varias veces al día hasta que el dolor disminuya.
Si no puedes dar masajes por tu cuenta, obten ayuda de un amigo o un terapeuta de masaje profesional.

3. Masaje

4. La acupuntura

Otro buen tratamiento para la tendinitis de Aquiles es la acupuntura. De acuerdo con un estudio de 2013 publicado en el Diario de Medicina Integral china, la acupuntura puede ayudar a mejorar el dolor y la actividad en pacientes con tendinitis crónica de Aquiles en comparación con ejercicios excéntricos.
La acupuntura ayuda a aumentar el volumen de sangre y la saturación de oxígeno en el tendón de Aquiles, que a su vez reduce el dolor y la hinchazón.
Siempre busca un experto de acupuntura con experiencia en el tratamiento tendinitis de Aquiles.

4. La acupuntura

5. El aceite de ricino

También puedes probar el aceite de ricino para aliviar los síntomas de la tendinitis de Aquiles. El aceite se compone principalmente de ácido ricinoleico, un agente anti-inflamatorio.
Según un estudio de 2001 publicado en la revista Archives of Farmacología del Naunyn-Schmiedeberg, el ácido ricinoleico en aceite de ricino posee propiedades pro-inflamatorias y anti-inflamatorios duales, que se observan tras la aplicación aguda y repetida, respectivamente, similar a la capsaicina.
Tópicamente aplica el aceite de ricino al sitio del dolor 2 o 3 veces al día. Esto ayuda a aliviar el dolor y reducir al mínimo la inflamación del tendón.

5. El aceite de ricino

6. La vitamina E

La vitamina E es un antioxidante soluble en grasa que ayuda a aliviar la inflamación y el dolor mediante la eliminación de los radicales libres que pueden estar contribuyendo a ella. La vitamina E también mejora la función circulatoria, que reduce la inflamación y promueve la curación.
Utiliza aceite de vitamina E para masajear el área afectada, 2 o 3 veces al día hasta que se obtiene un alivio completo del dolor.
Además, comer alimentos ricos en vitamina E o tomar suplementos de vitamina E, después de consultar a un médico, para ayudar a tu cuerpo a recuperarse rápidamente.

6. La vitamina E

7. La sal de Epsom

Otro remedio eficaz para la tendinitis de Aquiles es una sal de Epsom en remojo. El magnesio en la sal de Epsom promueve la curación de los músculos doloridos y heridos. También ayuda a relajar los músculos y reducir el dolor y la hinchazón.
Agrega ½ taza de sal de Epsom a una pequeña bañera llena de agua caliente.
Revuelve bien, hasta que se disuelva la sal.
Remoja la pierna afectada en esta agua caliente durante unos 30 minutos.
Repite 2 o 3 veces a la semana durante unas pocas semanas.

7. La sal de Epsom

8. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es también un remedio casero eficaz para la tendinitis de Aquiles, debido a sus propiedades anti-inflamatorias y alcalinizantes. Puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación.
Añade 1 taza de vinagre de sidra de manzana a una pequeña tina de agua caliente. Remoja la pierna afectada en ella durante 20 o 30 minutos. Has esto una vez al día hasta que se recupere por completo.
Además, agrega 1 o 2 cucharaditas de, vinagre de sidra de manzana y 1 cucharadita de miel en un vaso de agua. Bebe dos veces al día para obtener mejores resultados.

8. Vinagre de manzana

9. La cúrcuma

Otro remedio natural para la tendinitis de Aquiles es la cúrcuma. La especia contiene un compuesto químico llamado curcumina que sirve como un anti-inflamatorio para reducir eficazmente el dolor y la hinchazón.
Hierve 1 cucharadita de cúrcuma en polvo en 1 taza de leche y dejalo hervir durante 5 minutos. Añade un poco de miel y bebe esta leche de cúrcuma dos veces al día para promover la curación.
También puedes tomar suplementos de curcumina, pero sólo después de consultar a un médico.

9. La cúrcuma

10. El jengibre

El jengibre es grande para el dolor y los problemas relacionados con la inflamación. Sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias ayudan a reducir el dolor, la hinchazón y la inflamación. Además, se mejorará la circulación en la zona.
Bebe 2 o 3 tazas de té de jengibre al día. Para hacer el té, hierve 1 cucharada de jengibre en rodajas finas en 1 ½ taza de agua durante 10 minutos. Cuela, añade la miel y bebelo. Incluye el jengibre en tu cocina también.
Otra opción es tomar un suplemento, pero sólo después de consultar a tu médico.
También puedes masajear el área afectada con aceite de jengibre un par de veces al día.

10. El jengibre

Sugerencias adicionales

Cuando se sufre de tendinitis de Aquiles, descansar la pierna tanto como sea posible. Evitar poner peso sobre la pierna, ya que esto retrasará la curación.
Manten la pierna afectada elevada para promover la curación. Sostén la pierna sobre una almohada cuando se está sentado o acostado.
Al recuperarse de la tendinitis de Aquiles, aumenta su nivel de actividad gradualmente. Comienza lentamente y aumenta la duración y la intensidad del entrenamiento lentamente.
Evita las actividades que pongan tensión excesiva en los tendones, como correr en las colinas o subir escaleras.

Sugerencias adicionales

Tómate el tiempo para estirar los músculos de la pantorrilla y el tendón de Aquiles en la mañana, antes del ejercicio y después del ejercicio para prevenir la recurrencia.
Usa zapatos que proporcionan una amortiguación adecuada para su talón durante el ejercicio.
Reemplaza tus zapatos gastados por unos nuevos zapatos bien acolchados.
Haz ejercicios para fortalecer los músculos de la pantorrilla.
Evita el uso diario de los zapatos de tacón alto, ya que tienden a aumentar el riesgo de desarrollar tendinitis de Aquiles.
Fuente: StarStock/

Sugerencias adicionales 1
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
Las mentiras que creímos acerca del embarazo de Meghan Markle
Síguenos