ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2016-10-13
0 Comentario

8 maneras de impedir que se te quiebren las uñas

Si decimos que toda mujer en su sano juicio por lo general hace todo lo posible para verse bella y radiante, no vamos a mentir. Incluso las chicas que leen las publicaciones compartidas en nuestra página pueden admitirlo. Entre muchos tratamientos y trucos cosméticos que las damas suelen poner en práctica a diario, con el fin de verse más guapas, se encuentran algunas rutinas de belleza relacionadas con las uñas. ¿Qué hacer para fortalecerlas y lograr que siempre luzcan de maravilla? Aquí encontrarás la respuesta a esta pregunta...

1. Usa productos adecuados

Si tus uñas tienden a romperse o abrirse, te pueden servir de mucha ayuda los preparados enriquecidos con los ingredientes que las hacen endurecer. Gracias a la presencia de algunos componentes, los esmaltes y acondicionadores de este tipo fortalecerán las placas de tus uñas y, con el tiempo, cambiarán su aspecto por completo. ¡Inténtalo y verás que merece la pena!
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

1

2. Bríndales hidratación

Ya que ellas también forman parte de nuestro cuerpo, las uñas deber ser adecuadamente hidratadas. Tanto el pelo, como la piel y ellas mismas, cuando están secas empiezan a quebrarse con facilidad y pueden ser una fuerte de molestia o dolor. Si tan sólo te animas a aplicar un poco de crema humectante sobre ellas (preferiblemente dos veces por día), notarás la diferencia prácticamente de inmediato.

2

3. Deja las cutículas en paz

Así es. Por más que muchas personas lo hagan regularmente, cortar las cutículas no es del todo saludable. Según confirman las nuevas pruebas científicas, esta costumbre las hace más propensas a agarrar infecciones, pero además debilita las uñas (privadas de una capa protectora natural). En serio: NO te toques las cutículas.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

4. Olvídate de la acetona

Seguramente te das cuenta de que los productos que contienen la acetona suelen debilitar la placa de uñas y hacerlas más propensas a quebrarse. Si te parece imposible quitar el esmalte con un producto sin este componente, es porque nunca has conocido el verdadero poder del vinagre. Quieras que no, con un par de gotas de él vas a ser capaz de sacarte incluso la laca más resistente y no vas a tener que preocuparte por la condición de tus dedos.

4

5. No te pases con la higiene

Si bien todos sabemos que hay que lavarse las manos con bastante frecuencia, pasarse con ello tampoco es bueno. El uso excesivo de jabones y detergentes que nos ayudan de limpiar la piel muy a menudo causa su resequedad y empeora su estado. Paradójicamente, incluso a veces nos "ayuda" a contraer infecciones... Lo que puedes hacer al respecto es aplicar una crema hidratante sobre tus manos y uñas cada vez que decidas lavarlas.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

5

6. No las limes con frecuencia

Pese a que suena bastante extraño (y más aún, teniendo en cuenta que limarlas forma una parte importante de cualquier tratamiento de manicura), limarlas no es la mejor idea. En vez de pasar la lima sobre la placa de las uñas, intenta tratar con ella solamente las puntas. De este modo, vas a poder descuidar el tema de su fragilidad, y lucir unas garritas hermosas, fuertes y largas. ¡No es broma!

7. Deshazte de los hongos

Pese a que las infecciones de uñas son bastante frecuentes incluso entre las personas que se cuidan mucho, el mercado ofrece toda una gama de productos elaborados con el fin de reforzar la lucha contra dichas condiciones. Los componentes naturales que mejor sirven para ello son el aceite del té de árbol, y... el orégano que, gracias a sus propiedades curativas y antibacteriales puede ayudarte a devolver a tus uñas un aspecto perfecto.
Pulsa en "siguiente página" para leer el resto del contenido del post.

8. Confía en la manzanilla

Si te gusta pintarte las uñas de rojo o de colores oscuras, sabrás lo molesto que puede llegar a ser el hecho de que cambien de tonalidad y que se hagan amarillas. Por suerte, hay un remedio capaz de limpiarlas en un instante: el té de manzanilla. Remoja las uñas en una infusión durante 15 minutos y, pasado este tiempo, enjuágalas con agua tibia. ¿Te das cuenta lo fácil que es cuidarlas sin tener que tirar la casa por la ventana?
Fuente: Starstock / Giphy

8
116
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

Si en tus uñas aparecen manchas oscuras, ¡no las ignores!
Síguenos