ConsejosSalud y Belleza

Publicado 2016-10-17
0 Comentario

Señales de advertencia de que tu vagina no está saludable

Al igual que el bienestar de cualquier otro órgano del cuerpo, la salud vaginal es crucial para el bienestar general de la mujer.
Una vagina sana dispensa una cantidad saludable de descarga que elimina las células muertas y bacterias no deseadas, manteniéndola segura y libre de infección vaginal. También lubrica la vagina y evita la sequedad.

Una vagina poco saludable puede afectar su fertilidad y la libido. A largo plazo el malestar vaginal puede afectar tu relación con tu pareja, disminuyendo tu confianza en tí mismo e induciendo el estrés. Una vagina poco saludable es más susceptible a las infecciones vaginales por hongos, como la candidiasis vulvovaginal genital. Aproximadamente el 75 por ciento de todas las mujeres son propensas a contraer una infección vaginal por lo menos una vez en su vida, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Cualquier infección menor, si no se trata a tiempo, presenta la amenaza de exacerbar en complejos problemas de salud. Por lo tanto, la consulta de tu ginecólogo ante el primer signo de un mal funcionamiento vaginal es crucial.

Aquí hay 10 señales de advertencia que indican que su vagina es poco saludable.

1. Comezón y ardor

1. Comezón y ardor

Una constante picazón y sensación de ardor indica la aparición de un número de infecciones vaginales. Cuando las bacterias dañinas superan en número a las buenas bacterias en la vagina, el desequilibrio se manifiesta a través del síntoma físico de la picazón y ardor.
Una cierta cantidad de levadura es esencial para protegerse de las bacterias nocivas en el área vaginal. Sin embargo, la producción excesiva de la levadura puede dar lugar a una infección por hongos, causando síntomas que incluyen picazón y ardor.
Una sensación de picazón inflamatorio y sin ningún tipo de mal olor que emana de la vagina son signos de una infección por hongos, según un estudio de 2004 publicado en The Journal of the American Medical Association.
Picazón también puede ser una reacción a los productos químicos o ingredientes en jabones, cremas, espumas anticonceptivas y mezclas de los lavados vaginales preenvasados. Estas mezclas pueden alterar el equilibrio bacteriano y acidez de la vagina que lo protegen contra las infecciones.

2. Secreción maloliente

2. Secreción maloliente

Es poco probable que tu vagina huela como un lecho de rosas, pero si notas un olor fuerte recurrente, uno que incluso se transfiere a tu ropa interior, podría ser un signo de una infección. Un exceso de bacterias dañinas causa la vaginosis bacteriana. Un flujo vaginal con mal olor es a menudo la primera y más común de los síntomas de esta infección. Un "olor a pescado" es uno de los principales síntomas de la vaginosis bacteriana, según un estudio de 2011 publicado en la Revista Internacional de Salud de la Mujer. Esta descarga puede producirse especialmente después del coito. Las mujeres embarazadas que contraen la vaginosis bacteriana ejecutan un riesgo de dar a luz a su bebé antes de tiempo, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.
También aumenta el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluido el VIH, y en ocasiones puede conducir a la enfermedad inflamatoria pélvica.
Por lo tanto, busca atención médica de inmediato si notas un olor vaginal.

Click en "Siguiente página" para ver el resto del contenido del post

2. Secreción maloliente 1

3. La decoloración y descarga excesiva

El flujo vaginal es el mecanismo natural del cuerpo para mantener la vagina lubricada y eliminar las bacterias dañinas. El flujo vaginal normal - claro o blanco no desprende un mal olor. Una secreción de color marrón o rojo que se produce justo después de un ciclo menstrual no suele ser un motivo de preocupación. Sin embargo, si experimentas la descarga marrón o rojo en los días normales entre períodos, busca atención médica, ya que podría ser indicativo de cáncer de cuello uterino. Si ocurre durante el embarazo temprano, podría significar un aborto involuntario. Una secreción verde o amarilla, maloliente y espumosa no es normal y puede ser un signo de la tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexual. Un flujo blanco, gris o amarillo acuoso podría ser un síntoma de la vaginosis bacteriana. Si bien la cantidad de descarga varía de mujer a mujer, es recurrente y es una descarga excesiva también puede indicar la vaginosis bacteriana.
Busca atención médica de inmediato si observas una decoloración en el flujo vaginal.

 3. La decoloración y descarga excesiva

4. El sangrado anormal

Si experimentas sangrado entre períodos, es un motivo de alarma. Un ciclo menstrual que dura más de lo normal también puede ser una señal de que hay un problema.
Si has llegado a la menopausia (ausencia de menstruación durante 12 meses), pero aún experimentas sangrado y manchado, consulta a tu ginecólogo inmediatamente.
El sangrado posmenopáusico es un síntoma fundamental y debe ser diagnosticado de inmediato para evitar su transformación en una enfermedad maligna, según un estudio de 2013 publicado en el Diario Internacional de Reproducción, Anticoncepción, Obstetricia y Ginecología.
Algunas mujeres también pueden notar el paso de coágulos de sangre por la vagina después de la menopausia - otra señal de advertencia de una vagina saludable y enfermedades relacionadas, tales como pólipos endometriales (crecimientos en el revestimiento interno del útero) o cáncer de endometrio o de cuello uterino.

4. El sangrado anormal

5. El sangrado durante o después del coito

Si bien es común que las mujeres que son nuevas en la relación sexual experimenten sangrado, se debe buscar atención médica si se trata de un tema recurrente en las mujeres jóvenes. El sangrado durante o después del coito en una mujer de cualquier edad podría indicar una infección vaginal, un desgarro vaginal (inducida por el parto), enfermedades de transmisión sexual como la clamidia o la sequedad vaginal. La fricción producida durante el coito puede irritar la piel seca y causar manchas.
Si has pasado por la menopausia y la experiencia de sangrado durante o después de la relación sexual, es un gran motivo de preocupación, ya que podría indicar cáncer de cuello uterino. Por lo tanto, cualquier sangrado anormal durante o después del coito necesita atención médica, ya que podría tener consecuencias profundas e incluso graves.

5. El sangrado durante o después del coito

6. La atrofia vaginal

Tu vagina se vuelve seca, delgada y se inflama cuando el cuerpo produce menos estrógeno de lo que requiere. Esto se denomina atrofia vaginal. El síntoma más común de la atrofia vaginal es dolor durante el coito. Es más probable que ocurra después de la menopausia, ya que es el momento en el que se reduce la producción de estrógeno del cuerpo. También puede ocurrir durante la lactancia. El adelgazamiento de la vagina debido a la atrofia vaginal puede dar lugar a infecciones del tracto urinario. Busca atención médica si experimentas dolor durante el coito a cualquier edad.

6. La atrofia vaginal

7. Protuberancias o ampollas

Si notas un bulto en la vagina exterior, podría ser un síntoma de cáncer vulvar o vaginal. El cáncer vaginal sigue siendo uno de los cánceres menos discutido entre las mujeres de hoy. Aunque no es tan común como otros tipos de cáncer en las mujeres, según un estudio publicado en 2000 en The Journal of Reproductive Medicine reportó un aumento significativo en el número de mujeres jóvenes que contraen cáncer de vulva desde 1980. Una protuberancia cancerosa puede comenzar cambiando de color y textura hasta transformarse en una protuberancia dura o lesión. La protuberancia puede ocurrir en cualquier lugar de la vagina exterior, aunque es más comúnmente situado cerca del clítoris. Por lo general es negro o marrón oscuro, pero también puede ser de color rosa, rojo o blanco. Llagas y ampollas pueden ser síntomas de enfermedades de transmisión sexual, como el herpes genital. Busca atención médica inmediata si notas un bulto en la vagina externa.

 7. Protuberancias o ampollas

8. Dolor al orinar

Mientras que el dolor al orinar es más comúnmente asociado con las infecciones del tracto urinario, también puede ser un síntoma importante de una infección vaginal, como una infección por levadura o vaginosis bacteriana. Una infección vaginal puede ocurrir debido a la utilización de productos como cremas y jabones que contienen ciertas sustancias químicas nocivas. También puede ocurrir el uso de una ducha de base química o tener un tampón demasiado tiempo. Las infecciones vaginales con frecuencia causan que la vagina se inflame y duela cuando la orina pasa a través de élla. El dolor al orinar también puede ser un síntoma de varias enfermedades de transmisión sexual, incluyendo la clamidia y herpes genital.

Aparte de ser dolorosa, la evacuación urinaria también puede ser inflamatoria y la persona puede sufrir picor vaginal constante. Si experimentas dolor al orinar, busca atención médica.

Fuente: StarStock

8. Dolor al orinar
0
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
William y Harry son los fieles representantes del legado de Lady Di
Síguenos