Increíble!Conmovedor

Publicado 2015-10-22
0 Comentario

¿Cómo reconocer a un narcisista?

Según cuenta la mitología griega, Narciso era un joven del que estaban enamoradas todas las ninfas. Sobre todo una de ellas, Eco, estaba loca por él. Sin embargo, ya que el hombre no hacía caso a ninguna, las ninfas decidieron vengarse de él y pidieron a Afrodita que lo castigara. Por eso, un día, cuando Narciso quería tomar un poco de agua de un arroyo, vio su reflejo en él y... se enamoró locamente de su propia imagen. Pasaba días enteros admirando su propia belleza, hasta que, al final, murió de amor y añoranza por su propio reflejo. Si bien es una historia extremadamente antigua, el mundo actual también está lleno de personas de este tipo. Vivir con un narcisista puede resultar muy molesto... Entonces, ¿cómo reconocer a una persona demasiado enfocada en sí misma? A continuación, os dejamos unas pautas que pueden ayudar a hacerlo.

Le falta empatía. Si una persona carece de empatía, y todas las conversaciones terminan dirigidas hacia ella, no está bien. Los narcisistas se interesan sólo por ellos mismos. Por ejemplo, si te sientes mal, o algo te duele mucho, un narcisista, en vez de consolarte, traerte un calmante o aconsejar algo, va a empezar a contar sobre cómo a él le dolió la cabeza hace tiempo (seguramente tres veces más fuertemente que a ti), y convencerte de que es él el que se merece compasión. Recuérdalo seleccionando tus amigos, conocidos y pareja.

Fuente: giphy

giphy

Exagera. A todos nos pasa exagerar con algo de vez en cuando. Sin embargo, un narcisista se pasa con el tema de pasarse. A menudo esto simplemente se hace nota demasiado. Todas sus historias terminan con su triunfo y éxito; nadie es capaz de salir de apuros así como lo hace él. Los logros de ninguna persona son, en su opinión, tan importantes y dignos de admiración como los suyos. Todo el mundo lo adora, y quiere pasar su tiempo con él. No creas en estos alardes: son una señal infalible de que tu interlocutor es narcisista.

Fuente: giphy

giphy (1)

Necesita una atención constante. Un típico narcisista siempre va a necesitar la atención de los demás, y siempre también va a intentar a captar el interés de todo el mundo. Mediante vanaglorias, tratará de hacer que los demás se enfoquen en él y sus problemas. Quiere que otros lo elogien, lo acompañen, lo escuchen sin parar, pero además (o, mejor dicho, sobre todo), busca la admiración absoluta de otras personas. Y ¿por qué admirarlo? Por lo que sea...

Fuente: giphy

giphy (2)

No devuelve favores ni obsequios. Bueno, lo hace, pero sólo si esto le trae algún beneficio. Los narcisistas opinan que los demás se lo deben todo, y el motivo de ello queda expuesto en una simple frase: “Porque sí”. Por lo tanto, ¿para qué demostrar gratitud o tratar de devolver los favores? La arrogancia es a menudo un rasgo característico de las personas enamoradas de sí mismas.

Fuente: giphy

giphy (3)

Se cree el ombligo del mundo. Todo siempre tiene que tener que ver con él. Si os vais al cine, es porque él quiere ir, si cambiáis de restaurante, es porque a él no le mola la comida servida en el de siempre, si no vais a jugar al tenis, es porque él no tiene ganas de hacerlo. Hay que escuchar sus historias, porque las que cuentan los demás son un rollo, y escuchar sus consejos, porque siempre sabe mejor que hay que hacer. Lo peor que se puede escuchar de parte de un narcisista es: “Me gusta estar contigo, gracias a esto me siento tan excepcional”. Suena fatal, es cierto, pero es un hecho.

Fuente: giphy

giphy (4)

No puede con la crítica. No sólo eso. Tampoco la acepta, ni toma nota de ella. “Cómo ella puede decir que no sé nada de ello, si soy yo el que mejor sé cómo tratar el tema y resolver el problema. Sin mi, no pueden hacer nada. Me critican, porque me tienen envidia. Soy excepcional y ellos no lo entienden, porque son mediocres... pobre gente” : es un sistema de pensar típico de narcisistas. Una persona así no va a hacer caso a las críticas, ya que simplemente va a pensar que son injustas, y los demás se sirven de ella por celos o envidia. Debido a este razonamiento, en vez de atar cabos y cambiar para mejor, se sentirá mejor sabiendo que alguien le tiene envidia por algo.

Fuente: giphy

giphy (6)

Se jacta y presume de todo. El narcisista siempre va a presumir de sus logros y talentos, y ostentar el hecho de saber salir bien parado de cualquier situación. Según dice, sólo sus ideas terminan siendo óptimas, y siempre sabe ganar a la competencia con el uso de su intelecto. Generalmente, es difícil soportar la compañía de una persona así durante más de unos minutos. Al fin y al cabo, cansa a todos los que están presentes a su alrededor.

Fuente: giphy

giphy (7)

Manipula a la gente. Los narcisistas saben perfectamente qué hacer para manipular a otras personas. Y ¿para qué lo harían? Para lograr sus fines y realizar intenciones. Y de estos, tiene muchos. El narcisista va a hacer lo que sea para quedar como el mejor, el imprescindible, el más deseado, etc. El dicho, “el fin justifica los medios” no puede pegar mejor con ninguna otra persona. Lo más importante para él es simplemente conseguir lo planeado, y da lo mismo si en el trayecto algún “inútil” pierda el puesto.

Fuente: giphy

giphy (8)

5
¿Qué piensas? Unirse a la conversación
¿Cómo luciría Lady Di a sus 56 años?
Síguenos