0 Comentario

¿Por qué Meghan Markle está siempre tocándose el pelo?

Tanto hombres como mujeres suelen buscar una forma de desestresarse. Lo que en un principio parecía que eran nervios por parte de Meghan Markle ha resultado ser una mera manía. Unos se muerden las uñas, otros tienen un tic nervioso en la pierna y la duquesa de Sussex se atusa el pelo. Dicen los estudios psicológicos que si fuera cuestión de agobio o miedo la ex actriz miraría hacia abajo. En cambio, suele inclinar la cabeza de forma que es como un método desestresante para ella. En todos los actos oficiales se le ha podido ver haciéndolo, lo cierto es que en el pasado ya tenía esa costumbre. ¿Conseguirá quitársela?

1. En actos oficiales.

1. En actos oficiales.

Los expertos afirman que podría deberse a un intento por tenerlo todo controlado, asegurando que el rostro quede completamente despejado sin posibilidad de aparecer mal en las fotografías. Lo que no sabemos es si es algo que aprendió en sus años de actriz o un tic propio que responde a una faceta de su personalidad que podría desvelar un comportamiento desconocido para el público pero que podría explotar en medio de la casa real llegado el momento en el que algo dependa de ella, como posibles hijos que ocuparían un puesto alejado de la corona.

1. En actos oficiales. 1

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Kate Middleton se ha convertido gracias a sus buenas formas en una digna aspirante a continuar con la carrera de Lady Di, la eterna princesa del pueblo. ¿Está a la altura?

2. Tras una sesión de peluquería.

No importa si ella se encuentra tras una sesión de peluquería que le asegure que todo está perfecto, ella siempre tiene una especie de sensación de que su pelo se haya podido mover y no lucir completamente perfecto. Esa inseguridad puede ser la traducción del miedo a no estar a la altura de las expectativas, aunque sepa guardar perfectamente la apariencia gracias a su anterior trabajo. ¿Quién podría aspirar a su puesto sin cometer ni un solo fallo? Está claro que aunque haya errado en varias ocasiones, cada día aprende más rápido de cada pifia para convertirse en una de las más queridas de la realeza.

2. Tras una sesión de peluquería.

3. Aunque lleve coleta.

Uno de los mayores delitos de las coletas es precisamente el estar todo el rato comprobando si está todo correcto, ya que con poco tiempo acabarás por sacar todo tu pelo de la goma encargada de recogerlo. A pesar de ello, su tic le obliga a hacerlo constantemente, destruyéndolo rápidamente y obligándole a recogerlo de nuevo a cada instante. Esto en mitad de una entrevista, por supuesto, es algo imposible de hacer, por lo que al final suele acabar con el pelo ligeramente recogido, como vemos en esta imagen de una revista famosa.

3. Aunque lleve coleta.

4. ¡E incluso con dos manos!

Si el momento de presentarse en público va acompañado de un viento considerable, la inseguridad de la noble se multiplica y como tal también lo hacen los recursos que emplea para recolocar su cabello. A dos manos la hemos visto en algunas situaciones en las que el tic ha pasado a ser incontrolable, tratando de mantener una figura siempre radiante y hermosa combinada con un pelo suelto. Sabemos que trata de hacer lo imposible por lucir bella, pero no siempre podemos controlar cada situación de esa manera o nos volveremos paranoicos.

4. ¡E incluso con dos manos!

5. Desde que anunciaron su compromiso todos nos dimos cuenta del detalle.

A nadie se le ha escapado este detalle, ya que en prácticamente todas las apariciones en público en las que se ha puesto algo nerviosa ha terminado por caer en esta vía de escape del estrés. Fue desde el anuncio de su compromiso que todo el mundo comenzó a analizarla de una forma minuciosa, saliendo a la luz cada detalle de su persona. Para algunos sigue siendo un enigma sin resolver, mientras que para otros es un libro abierto. No todos la valoran demasiado positivamente sin embargo.

5. Desde que anunciaron su compromiso todos nos dimos cuenta del detalle.

6. Era algo sutil y para nada mal visto.

Por supuesto este detalle en una primera ocasión podría pasar completamente desapercibido, pero conforme se va analizando más y más a Markle hemos podido comprobar que es uno de los gestos que más abusa. Tanto es así que ha dado pie a conjeturas sobre posibles expresiones de inseguridad o de timidez. Por suerte, como lo hace con tanta gracia, se ha quedado como una forma de canalizar las emociones sin que nadie se percate demasiado. Está claro que si no le prestas atención es un movimiento que pueda pasar desapercibido.

6. Era algo sutil y para nada mal visto.

7. Quizás transmitía algo de inseguridad o vulnerabilidad.

Pero ahora, tras haber comprobado que se ha hecho con el control de su vida de una forma de lo más elegante, al seguir repitiendo el mismo gesto ha demostrado que no se trata para de ninguna de estas vulnerabilidades, sino más bien por un deseo de lucir siempre perfecta. Algunas personas han tratado de achacarlo a un TOC, trastorno obsesivo compulsivo, basado en un perfeccionismo con su apariencia. No obstante puede que la respuesta sea mucho más sencilla y bastante más humana.

7. Quizás transmitía algo de inseguridad o vulnerabilidad.

8. Estar ante tantas personas es algo que impone.

A pesar de que su sueño siempre fue convertirse en una afamada y reconocida actriz, parece que la fama le vino por una vía mucho más inesperada. No obstante, aunque en tu foro interno siempre te vieses rodeada de la mayor cantidad de admiradores, no significa que puedas estar preparada para hablar ante una inmensa cantidad de personas que te observan ansiosos por descubrir el más mínimo de los fallos. Puede que la tensión haya comenzado por esta manía del pelo.

8. Estar ante tantas personas es algo que impone.

9. Detrás de las cámaras solo estaba Meghan y sus compañeros de rodaje.

Está claro que cuando todo se quedaba en el set de rodaje la de California no tenía que preocuparse demasiado por sus fallos personales, ya que cada detalle era corregido por los encargados, sus compañeros, que le permitían repetir cada escena sin que tuviese más trascendencia. Esos momentos de tranquilidad fueron sustituídos por una vida mucho más orientada a la improvisación en caso de error, a la perfección como mejor arma y a las estrictas normas de una de las familias más preocupadas por la apariencia del planeta.

9. Detrás de las cámaras solo estaba Meghan y sus compañeros de rodaje.

10. ¿Conseguirá decir adiós a esta manía?

No sabemos si finalmente logrará traspasar esa manía para dar lugar a una seguridad más completa, puede que gracias a alguna nueva variante mucho más discreta ante las cámaras y los observadores ojos de sus críticos habituales. No obstante parece que para ello va a necesitar de muchas horas, mucha ayuda y puede que hasta de algún experto en la materia que la ayude a controlar todo este amplio abanico de tics. Sin duda gracias a ello logrará ganarse más rápidamente el cariño de su pueblo, que no siempre parece estar muy de su parte.

10. ¿Conseguirá decir adiós a esta manía?

11. Probablemente sea una de los detalles que haya enamorado al príncipe Harry.

No obstante no sabemos si realmente ha sido uno de los motivos por los que el propio Harry, sin duda uno de los príncipes más queridos del planeta, cayó rendido a sus pies. No es poco lo que significa que el hijo favorito de la princesa Diana posará sus reales ojos en ti, elevándote al rango de duquesa desde una posición más bien alejada del mundo de la nobleza. Seguro que ni en broma hubiese esperado esta situación tan propia de los cuentos de Disney que de seguro disfrutó en su infancia.

11. Probablemente sea una de los detalles que haya enamorado al príncipe Harry.

12. Su esencia es lo que la ha hecho llegar hasta allí.

Sea lo que sea lo que la motive a convertirse en una persona de ese tipo, queda completamente claro que fue lo que le convirtió en una persona de lo más encantadora para Harry, y no creemos que él quiera transformarla en lo más mínimo. Todos sabemos lo rebelde que es el hijo menor del príncipe Carlos, lo poco que le gustan las normas y lo dado que siempre está para saltárselas. No es de extrañar que una mezcla de todos estos elementos se vean también reflejados en la propia Meghan en algún modo.

12. Su esencia es lo que la ha hecho llegar hasta allí.

13. No importa cuantos tics tenga.

Parece que el príncipe tomó su primera decisión bien madurada y no hay visos de que vaya a cambiarla. No es que Meghan sea precisamente una mujer a la que le falte ni la belleza ni la inteligencia que demanda un miembro de la casa Windsor, pero debido al alocado pasado que acompaña al propio Harry, protagonista de escenas que hicieron llevarse a la realeza las manos a la cabeza, seguro que a muchos los dejó completamente sorprendidos. No obstante sí que esperamos que tenga mucha más suerte que la que tuvo su madre.

13. No importa cuantos tics tenga.

14. El pueblo cada día la quiere más.

Parece que el pueblo ha comenzado a asimilar que es una de las aspirantes a convertirse en reina, aunque de una de las formas más distanciadas, ya que si todo sigue el rumbo natural serán sus propios sobrinos los que ocupen su cargo. No obstante, la vida de duquesa de Sussex tampoco se le ha presentado demasiado alejada de una comodidad que seguro no soñaba con tener en su vida. No obstante seguro que ha tenido que trabajar duro para alcanzar el cariño que ahora tiene por todo el mundo.

14. El pueblo cada día la quiere más.

15. Es una mujer con presencia que ya está queriendo dar ejemplo.

Al igual que hiciera la que siempre será su suegra, lady Di, ella está comenzando a sentar las bases de una nueva moda que seguro marcará una época. La competencia está sin duda muy elevada, ya que todo el pueblo siempre se mostró muy de parte de la princesa del pueblo, pero parece que la californiana ha venido con la misma fuerza y energía con la que impactó en la prensa mundial una de las nobles más queridas de la historia. De nuevo, esperamos que su vida termine siendo justo lo contrario. Fuente: Twitter- Meghan Markle

15. Es una mujer con presencia que ya está queriendo dar ejemplo.
30
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

¿Por quél la familia real no tiene un apellido?
Síguenos