Increíble!

Publicado 2018-09-12
0 Comentario

La Monja: la escalofriante historia detrás de la película

El universo de “The Conjuring” ha asustado a millones de personas, pero, al parecer, sus orígenes se han revelado al final en su último spin-off conocido como “La Monja”, una precuela ambientada décadas antes del resto de la saga que, pese a ser un éxito en taquilla, las críticas que ha recibido son tremendamente negativas, especialmente al ser comparada con las otras películas de la franquicia; los expertos afirman que con el filme, el director no se ha preocupado por expandir algo que ya era bueno, sino más bien “ordeñar” la taquilla todo lo posible. Sigue con nosotros para enterarte de todos los detalles...

En cualquier caso, La Monja es la última película de la saga The Conjuring, pero no sigue una "historia real" de la misma manera que las películas anteriores. Esto ha sido de alguna forma una decepción para los fanáticos de los filmes. No obstante, se puede decir que la aceptación ha sido de regular a buena. Mientras las críticas la tachan de mala y de no asustar demasiado, los fieles seguidores de la saga la ven como una entrega fresca y, en términos generales bastante entretenida.

¡No te pierdas el nuevo vídeo de nuestro canal! Si te has visto envuelto en un terremoto, posiblemente hayas grabado a fuego algunas normas. Por desgracia no todas ellas son del todo reales.

Hasta ahora, las películas han hecho énfasis en narrar las investigaciones que los Warrens llevaron a cabo en la vida real. Pero, fue sin duda la primera de todas ellas, "El Conjuro" la que se llevó las ovaciones y las palmas de los amantes del cine de terror. Recordamos que en esa entrega se relata el caso de la familia Perron y cómo la célebre pareja de mediums y demonólogos les brinda ayuda con el ente maligno de Bathsheba Sherman que habita la casa que recientemente habían adquirido.

Sin embargo, La Monja nos traslada a la década de 1950 para contar la historia del origen, o su propia versión, el demonio Valak. Pero, ¿cuán cierto es todo esto? La primera vez que los productores decidieron presentar a este ente demoníaco fue en el filme “El Conjuro 2” de 2016. Desde que se lanzara el tráiler oficial de dicha película los amantes de la primera de ellas quedaron fascinados y comenzaron a contar los meses para su estreno.

¿Se podría decir que la historia de La Monja es real? No, al menos, no como en las películas anteriores. Cuando los millones de fanáticos de los filmes supieron esta noticia quedaron un tanto decepcionados. No obstante, fieles a la saga, se mostraron receptivos y optimistas ante su estreno. La expectación fue la misma o incluso mayor que previo al estreno del resto de las películas que conforman esta célebre serie terrorífica. Estos temas escabrosos son siempre del agrado del público.

Valak, que toma la forma de una monja en la película, aparece en varios grimorios (libros de magia que, en parte, describen cómo conjurar entes demoníacos). Ya varios de estos demonios han sido usados en otros filmes del mismo tipo. Pero es sin duda la personificación de este en particular una de las que más horror han provocado en los amantes del séptimo arte. Aunque también hay quienes consideran esta encarnación como algo exagerado y con la única intención de ganar taquilla.

En dichas obras, Valak nunca aparece como una monja, ya que ese rasgo fue creado por los cineastas. Como una manera de hacerle ver a los amantes del cine de terror que el mal es capaz de encarnar las figuras consideradas más sagradas con tal de hacer dudar de su fé a los más fieles y devotos. Por ejemplo, en la historia de “El Exorcista” publicada en 1971, William Peter Blatty, decidió usar a una pequeña de 12 años como la víctima de la maldad.

En cambio, el demonio es descrito como un niño con alas de ángel que monta un dragón de dos cabezas. Sin duda es una imagen que dista demasiado de la terrorífica monja por la que optaron los productores de la saga. Si se observa con atención a este demonio alado parece incluso hasta tierno. Sin embargo, en muchas ocasiones los entes más malvados son representados como antes de gran bondad.

La Monja: la escalofriante historia detrás de la película 1

Una de las menciones más notables de Valak está en el grimorio goético de mediados del siglo XVII llamado "La llave menor de Salomón", que utiliza materiales de un par de siglos antes. Puede que, sin embargo, los productores sencillamente hayan pensado en algún ente demoníaco y al azar eligieron a este, pues en realidad ni siquiera sus poderes y potestades lo hacen el más maligno de todos. Puede que quizás nos tengan reservadas cosas aún peores.

El nombre del libro proviene del hecho de que los demonios estaban basados en todos aquellos que, según la leyenda, fueron convocados por la figura bíblica del Rey Salomón. Recordemos que este personaje tiene una enorme importancia en la religión judía, pues el hijo nada menos que del gran Rey David y su amante Betsabé, quien traicionó a su marido precisamente con el gran monarca. La gran sabiduría de Salomón es bastante célebre; de allí la expresión de la "decisión salomónica".

"La llave menor de Salomón" describe al demonio Valak (también deletreado como Valac, Ualac, Valu, Volac, Doolas o Volach) como el Gran Presidente del Infierno, comandando las legiones de sus secuaces demoníacos. Ya una vez analizando estas potestades queda claro que no se trata de un pequeño bebé alado, sino de un gran dirigente infernal. Entonces ahora tiene mucho más sentido la decisión de haberlo elegido a él como el gran personaje detrás de este filme.

Declara lo siguiente: "El sexagésimo segundo espíritu es Volac, o Valak, o Valu. Es un Presidente Poderoso y Grande, y aparece como un Niño con Alas de Ángel, montado en un Dragón de Dos Cabezas. Su oficio es dar respuestas verdaderas de tesoros escondidos y decir dónde se pueden ver las serpientes, lo que hará que el exorcizador no pueda emplear fuerza alguna. Gobierna 38 Legiones de Espíritus, y su Sello es así..."

La Monja: la escalofriante historia detrás de la película 2

Mientras exploramos si algunos aspectos de La Monja se basan en una historia real, descubrimos que el demonio de la película comparte poco o nada con el "verdadero" Valak de la mitología, aparte del nombre y el título "Marqués de las serpientes". Pero, esto se puede justificar con el simple hecho de haber pretendido sencillamente seleccionar un demonio que fuera lo suficientemente poderoso, al menos en la mitología, para que su nombre tuviera gran fuerza entre el público.

De hecho, durante una entrevista para The Conjuring 2, el director James Wan explicó que el personaje de la monja estaba inspirado, en realidad, en una entidad espectral que la demonóloga Lorraine Warren afirmó haber visto en su casa. Lorraine fue encarnada por la bellísima y talentosa actriz Vera Farmiga en la saga, describiendo al ente como "el vórtice de un torbellino con una figura encapuchada".

James Wan dijo en ese momento: "Recuerdo haber oído la historia y mi primer pensamiento fue, oh, va a ser un personaje CGI, pero no quería hacer eso. Así que, en cierto modo, me llevó un tiempo centrar en mi cabeza la visión que tenía. Y al final me llegó de una manera muy orgánica porque es una visión demoníaca la que la atormenta, que solo la ataca, y yo quería algo que atacara su fe. Y así fue como finalmente se solidificó en mi cabeza la idea de esta imagen muy iconográfica de algo sagrado..."

Debido a que James Wan tardó un tiempo en definir su boceto del demonio, se tuvieron que repetir varios rodajes en The Conjuring 2 para que la monja fuera debidamente añadida a su historia. El resultado es por todos nosotros conocido, un personaje aterrador que le quita el sueño a cualquiera y, quienes finalmente consiguen conciliarlo, tienen horribles pesadillas. El objetivo de los productores y del director sin duda fue alcanzado con la horrible monja.

Entonces, ¿tiene sentido que Lorraine Warren vea al personaje de la monja en Amityville, en la casa, y en Enfield? ¿Acaso la está persiguiendo? La primera vez que vemos a Valak es en la parte 2 de la saga, pero según dijo Wan, la monja que ve la demonóloga es tan solo una premonición. Como un presagio de la maldad que la acecha a lo largo de prácticamente toda su vida. Todos los que hemos visto las películas recordamos como ella padece sus poderes psíquicos.

"No es como si estuviera atormentada por una presencia fantasmal en Amityville, simplemente está viendo lo que le sucederá a su marido en el futuro cercano, eso es todo. Básicamente, está viendo lo que sucede al final de la película; la entidad de Amityville no tiene nada que ver con eso, en absoluto. Solo se trata de una premonición psíquica..." También recordamos que la médium es capaz de sentir la angustia y el sufrimiento de las personas acechadas por alguna energía maligna.

Así que, por desgracia, y a diferencia de las otras películas de la saga, La Monja no está inspirada en ninguna historia real; como se indicó anteriormente, incluso el nombre del demonio Valak se deriva de la mitología, no de registros o datos. Sin embargo, se dice que sí se basa en otra historia de ficción: la película de Sean Connery de 1986 "El nombre de la rosa", que a su vez estaba basada en la novela homónima de Umberto Eco.

En la película, el fraile Guillermo de Baskerville y su aprendiz viajan a una abadía benedictina en el norte de Italia para investigar la muerte de un monje famoso; la última persona que habló con él es hallada muerta en un cubo de sangre de cerdo, y la gente teme que sea obra del diablo. Aún así, "La Monja" y "El nombre de la rosa" difieren ahí, ya que el resultado de esta última es de razón humana, mientras que la monja es algo sobrenatural. No obstante, James Wan dijo que "La Monja" es una mezcla de "The Conjuring" y el film de Sean Connery. ¿Qué piensas al respecto? ¡Comparte el artículo con tus allegados y dale a Me Gusta en nuestra página de Facebook!
Fuente: Instagram/Twitter

1149
¿Qué piensas? Unirse a la conversación

La verdadera historia de la película “El Conjuro”: Harrisville
Síguenos